En desarrollo por más de ocho años y estrenado por primera vez en Corea del Sur a fines del 2018, Lost Ark, el aclamado MMOARPG desarrollado por Smilegate RPG en conjunto con Tripod Studio, finalmente hace su debut en territorio americano y europeo de la mano de Amazon Game Studios. Al igual que en otros países como Corea del Sur, Japón y Rusia, el juego tuvo varias alfas y betas varios meses antes de su lanzamiento oficial. Previo al anuncio del juego para territorio americano y europeo, muchos jugadores recurrían al uso de VPNs para jugar en el servidor ruso con un parche para idioma inglés, pero ahora cualquier gamer hispanohablante podrá disfrutar del juego en servidores occidentales y en idioma español.

La historia nos sitúa en el mundo de Arkasia después de haber librado una gran guerra contra las fuerzas demoníacas de Kazeros, en la cual los arkesianos emergieron victoriosos y han disfrutado de una momentánea paz durante unos 500 años. Pero como todo lo bueno tiene un final, Kazeros nuevamente está intentando volver y comanda seis legiones demoníacas que lo ayudarán a sumir al mundo en caos. Aquí es donde nuestro personaje aparece y se le encomienda la tarea de encontrar el arca, un objeto creado por los dioses con un poder sin precedentes. Al ser tan poderoso, se tuvo que dividir en siete partes que obtener antes que las fuerzas de Kazeros lo hagan. Para llevar a cabo esta tarea titánica tendremos que recorrer el inmenso mundo de Arkasia que se compone de varios continentes y un sin fin de islas las que podremos explorar para poder incrementar nuestro poder.

Al comenzar nuestra aventura tendremos que crear nuestro personaje y hay 5 clases base para elegir entre las cuales encontramos Guerrero, Artista Marcial, Artillero, Maga y Asesina, y dentro de estas hay un total de 15 especializaciones, además de otras faltantes que se irán agregando con el tiempo en esta nueva versión occidental. Para el análisis, nosotros elegimos la especialización Hechicera de la Maga (que se estrenó en agosto del año pasado en el servidor coreano) y la variante Berserker del Guerrero. Por el momento, todas las especializaciones están fijadas al sexo del personaje, de modo que no hay manera de crear un mago hombre por poner un ejemplo. En el caso de que en un futuro esté disponible no va a tener las mismas habilidades que posee la maga, pero Smilegate ha escuchado alto y claro las variantes femeninas o masculinas de cada clase. Pero volviendo a la creación del personaje, una vez que hayamos elegido la clase con la que queremos jugar, podremos personalizar meticulosamente nuestro héroe con literalmente cientas de opciones de personalización gracias a su robusta herramienta que nos permitirá modificarlo con sumo nivel de detalle, sobre todo en el rostro. Una vez concluida la creación del personaje, podremos probar cada subclase y sus habilidades a modo de previsualización para ver si se acomodan a nuestras expectativas en cuanto a jugabilidad, y una vez que nos hayamos decidido comenzaremos nuestra aventura en el mundo de Arkasia.

Para aquellos que nunca escucharon hablar de este popular juego, Lost Ark es básicamente una amalgama entre Diablo y un MMO coreano, compartiendo algunos de las mejores elementos de ambos géneros, como también algunos de los peores. Entre lo positivo tenemos la cámara isométrica, las habilidades y el sentimiento de poder que generan cuando las usamos, la forma en que crece nuestro personaje de la mano de diferentes armas y armaduras, y la inmensurable cantidad de actividades que podemos hacer. Por otro lado, el aspecto negativo viene por parte de la falta de tutoriales con respecto a ciertas mecánicas que vemos que están presentes desde el principio pero que no hay forma de acceder a ellas, sumado a las típicas misiones de los clásicos MMO del “chico de los mandados”, tales como “matar X cantidad de enemigos” o “llevar X ítem a cierto NPC”. Si bien las tareas son recurrentes y repetitivas, al menos los diálogos son cortos y las quests tanto primarias como secundarias son relativamente llevaderas y siempre están de paso. Excepto por algunos jefes grandes de cada continente, para los cuales precisamos de la ayuda de compañeros si queremos derrotarlos, rara vez tendremos que volver atrás para terminar una quest. En cierto modo, las misiones y la historia a través de los continentes, se presentan de una manera lineal, con la posibilidad de volver para completar otras tareas secundarias o coleccionables.

Pasando a la acción propiamente dicha, Lost Ark presenta un sistema de combate bastante simple con un set de habilidades que comparten similitudes con aquellas del Diablo III. Además de movernos con un clic y atacar con el otro, podemos equipar hasta 8 (de las 16 o 18 máximas, dependiendo de la clase) habilidades activas que podremos ir mejorando o modificando con habilidades pasivas según la cantidad de puntos que les asignemos. Esto se puede hacer al agregar 4, 20 y 48 puntos en cada una de las tres variantes de cada habilidad pasiva, las cuales a su vez cuentan con tres modificaciones por cada nivel.

Cada alteración de las tres habilidades pasivas que elijamos cambia radicalmente el funcionamiento de la habilidad activa, ya sea en cuanto al daño o su radio de ataque, el costo de mana, la rapidez para activarlas, condiciones específicas del golpe o hechizo (aturdimiento, congelamiento, ralentización, quemadura, envenenamiento, etc.), y hasta convertir algunas de ellas en habilidades que tardan varios segundos en activarse en otras que se lanzan al instante sacrificando daño, área de daño o tiempo en que permanecen en el campo de batalla. Muchas veces las animaciones, colores y la forma de las habilidades o hechizos cambian por completo, de modo que los builds para cada clase son muchísimos, más aún cuando se complementan con cierto tipo de equipamiento.

Cabe mencionar que los puntos de habilidad los iremos consiguiendo a medida que vayamos subiendo de nivel y también como recompensa en determinadas misiones o actividades como La Torre del Destino o La Torre de Sombras. Como si esto fuera poco, al completar actividades endgame podremos obtener runas para las habilidades pasivas que se pueden intercambiar en cualquier momento al igual que las pasivas mismas.

Cuando hayamos avanzado lo suficiente en el juegio iremos obteniendo joyas que otorgan puntos para los “Efectos de Grabados”, que son en otras palabras habilidades pasivas que mejoran nuestra capacidad de combate en gran medida, pero no es algo fácil de lograr. Cada grabado tiene tres niveles y para alcanzar el máximo de cada uno de ellos hay que obtener cinco puntos, es decir, un total de 15 para que la habilidad esté mejorada a tope. Lo verdaderamente complicado es juntar los ítems que proporcionan puntos para la habilidad que estemos buscando y, por si fuera poco, también hay grabados que dan pasivos que afectan negativamente a nuestro personaje. Con esto en mente, hay que tener mucho cuidado en cómo armamos nuestro personaje, ya que de lo contrario podremos estar desperdiciando una gran cantidad de horas para encontrar los ítems ideales con los grabados perfectos para nuestra clase o build deseada.

Otra forma de mejorar nuestro personaje es con cartas que iremos recolectando y que forman parte de un set que proporcionan distintas estadísticas a nuestro personaje. Podemos equipar hasta 6 cartas y combinar efectos de los varios sets a nuestro gusto, pudiendo subir cada una de ellas individualmente para aumentar aún más los efectos de los sets. Las estadísticas que proporcionan las cartas no cambian radicalmente el poder de ataque o la defensa de nuestro personaje, pero nunca viene mal tener otra ventaja a la hora de hacer una de las dificultosas actividades del end game, ya sean dungeons, raids u otras actividades.

Además del nivel propio del personaje que iremos subiendo periódicamente, tendremos otro tipo de nivel llamado “Nivel de Grupo” que actúa de la misma manera que el Sistema de Paragón de Diablo III, ya que al subir de nivel obtendremos mejoras de atributos que se aplican a todos los personajes de la cuenta.

A medida que vayamos avanzando en la historia iremos desbloqueando nuevas mecánicas que son indispensables para nuestra aventura. Una de ellas el “Housing” o en otras palabras, nuestra fortaleza. Aquí investigaremos nuevas tecnologías con las que podremos crear consumibles que serán de suma importancia (tales como las pociones que recuperan un cierto porcentaje de la vida) como también enviar barcos a hacer misiones que nos recompensará con monedas que se utilizan para mejorar la fortaleza. Otra de las cosas que se puede hacer es personalizarla con varias estructuras o ítems cosméticos, u otras edificaciones que ofrecen diversas mejoras como reducción de tiempo de investigación. Si bien el “housing” no es una porción del juego en la que muchos querrán adentrarse, hay que dedicarle un poco de tiempo ya que a la larga las recompensas son sumamente beneficiosas, y van de la mano de las horas que decidamos invertir.

Poco después de haber desbloqueado la fortaleza nos haremos con un barco que será nuestro vehículo para navegar las aguas de Arkesia. Al igual que nuestro personaje, podemos personalizar nuestras naves (ya que luego obtendremos otras) con diferentes skins y modificar tanto los atributos del barco (como resistencias y durabilidad) como su tripulación para mejorar las estadísticas y así explorar los diferentes océanos y mares entre continentes, entre los cuales encontraremos aguas peligrosas que afectan negativamente la durabilidad de nuestro navío y una vez que la durabilidad llega a 0, tendremos que regresar a un puerto para hacer reparaciones que pueden llegar a ser costosas. Para no incurrir en gastos innecesarios, vamos a tener que usar el barco adecuado, ya sea uno para aguas peligrosas u otro para atravesar aguas frías/ congeladas, por poner un par de ejemplos.

Algo que se encuentra estrechamente relacionado con el “housing” y los barcos son las habilidades de oficio que, como el nombre lo indica, son habilidades correspondientes a tareas como recolectar flores, talar árboles, minar diferentes rocas o minerales, cazar animales, pescar y excavar diferentes recursos. Cada habilidad tiene 30 niveles para subir y se hacen más eficientes conforme las usemos, lo cual se traduce en una mayor cantidad de materiales dedicados al 100% para las mejoras de la fortalezas y las diferentes naves.

Pero volviendo al tema de la exploración, también es oportuno hablar sobre cómo recorremos los continentes estando en tierra. Lo normal es ir a pie o con diferentes monturas que iremos obteniendo ya sea por medio de la historia o comprándolas con dinero real. Podemos desplazarnos de zona en zona e ir habilitando los transportadores para luego hacer fast travel por una pequeña cantidad de monedas. El gran inconveniente es que no se puede hacer fast travel fuera del continente o isla en la que estamos presentes, de modo que para movernos de un continente a otro tendremos que recurrir si o si al barco, o tomar un transatlántico en las ciudades portuarias que nos permite ir a los continentes principales que ya hayamos visitado. Se entiende que el barco tiene que agregar un grado de utilidad al juego, pero eso no quita que sea molesto no poder ir a cualquier lugar que queramos solo con el fast travel, sobre todo considerando que para algunas misiones diarias o eventos específicos tendremos que movernos por todo el mundo para poder terminarlas, y esta tarea en vez de llevarnos un par de minutos nos puede tomar mucho más tiempo del que uno desearía.

A lo largo de nuestro viaje nos encontraremos con algunos NPCs con los que podremos desarrollar una amistad. Según nuestro nivel de afinidad con estos NPCs, recibiremos recompensas según lo requerido por los mismos, y cuando la afinidad alcance su nivel máximo, tendremos la oportunidad de invitarlos a nuestra fortaleza para obtener mejoras pasivas. Para subir el nivel de afinidad tendremos que hablar con el personaje, darle regalos, usar emojis o canciones que tengamos desbloqueadas, entre otras cosas.

Las canciones mencionadas son básicamente partituras que nos ayudarán a lo largo de nuestra aventura según el objetivo y las iremos desbloqueando al realizar diversas misiones o al cumplir ciertos objetivos. Las que tienen mayor relevancia son aquellas que nos permiten transportar de un lugar a otro o escapar de zonas o calabozos. El resto de las canciones generalmente sirven para poder completar misiones o acceder a lugares del juego que son inaccesibles sin ellas.

Si bien Lost Ark cuenta con PVP, es en el PVE donde está el grueso del juego con sus cientos de misiones, ya sean de la historia principal o secundarias que por lo general son una seguidilla de objetivos que nos harán recorrer casi todas las zonas del mapa, sumado a otros objetivos de área en los que tenemos que matar determinada cantidad de monstruos en un periodo de tiempo limitado. Además del contenido singular correspondiente a las quests de las siete piezas del arca y los ciudadanos de Arkesia, sin mencionar los dungeons obligatorios u opcionales que podremos completar solos o en grupo tanto en dificultad normal o difícil. Pero dejando de lado la avalanche de contenido que es la campaña principal, el juego comienza a brillar recién cuando llegamos a nivel 50 luego de haber arribado a Verna, que es donde iremos desbloqueando los distintos contenidos endgame que ofrece el juego, tales como las misiones diarias o semanales en forma de dungeons o raids (algunos con intentos limitados), que otorgan un tipo de moneda que luego se puede cambiar por oro.

Las Mazmorras del Caos es uno de estos contenidos y son el mejor lugar para obtener mejoras de equipamiento y piedras para mejorarlo. El objetivo de estos dungeons es simplemente matar bichos hasta que la barra llegué al 100%. Es sencillo, rápido y se pueden repetir todos los días. No obstante, las recompensas importantes se obtienen únicamente 2 veces por día. En los intentos subsecuentes recibiremos un ítem que se puede intercambiar por piedras de mejoras, pero tienen un límite semanal. Todo esto se hace para traer un mayor balance al juego para que en el Día 1 del lanzamiento oficial no todos tengan los personajes con mayor poder del servidor.

Las Mazmorras Abisales por otro lado, son versiones modificadas de algunas mazmorras que completamos anteriormente con la diferencia que presentan una dificultad superior al introducir nuevas mecánicas a los jefes junto con un incremento de daño y vida. A diferencia de los dungeons regulares, los abisales solo se pueden hacer en grupo, no en solitario. Las recompensas que encontramos en este modo, son las mejores que el juego nos puede dar, pudiendo acceder a armas y armaduras de mayor calidad, materiales de mejora, cartas, entre otros ítems para nuestro personaje y su personalización.

Los Asaltos a los Guardianes es un modo similar a la serie Monster Hunter, en el que tenemos que entrar a un mapa y buscar al jefe. Si no llegamos a matarlo en 20 minutos perdemos y hay que comenzar de cero. Como si esto fuera poco, la cantidad de consumibles que podemos usar es limitada, de manera que es recomendable ser cauteloso y usar las pociones de vida cuando realmente se aprovechan por completo. Las primeras de estas raids se pueden completar en solitario, pero a medida que avanzamos en los niveles (tiers), es recomendable entrar en grupo ya que los guardianes tienen habilidades que aturden, congelan o derriban, y se pierde mucho tiempo si uno intenta hacerlas solo.

Los desarrolladores también pensaron en la gente que no posee mucho tiempo para jugar y agregaron una bonificación de descanso para las Mazmorras del Caos y los Asaltos a los Guardianes, entre otros contenidos endgame. Esta bonificación permite a los usuarios que no se conectan por varios días seguidos (hasta un límite de 5) obtener doble recompensas al completarlas. Las Mazmorras Abisales, al menos en el servidor de Corea y Rusia, se pueden hacer tres veces por semana, pero en el Servidor de Prueba de esta versión occidental, se menciona una vez por semana, pero desconocemos cómo será implementado en el servidor público.

Otros de los modos endgame son el Cubo y la Avalancha de Jefes, para los cuales precisaremos un ticket especial que es aleatoriamente obtenido en las Mazmorras del Caos. En el Cubo y sus tres tiers, avanzaremos por pantallas cumpliendo diferentes objetivos con un límite de tiempo, con el fin de recibir la mejor recompensa posible, que van desde Bronce hasta Diamante. En la Avalancha de Jefes, enfrentaremos únicamente jefes que son un total de 15, y el botín dependerá del número de jefes que hayamos derrotado. La Torre es otro modo en el que a medida que subamos los pisos iremos obteniendo recompensas en cada uno de ellos, siendo el botín más preciado las pociones de habilidad para nuestro personaje. Cada piso cuenta con un desafío distinto que pueden ser matar enemigos comunes, enemigos elite, jefes, o sobrevivir una cantidad de tiempo específica.

Además de los dungeons, raids y otras actividades endgame ya mencionados, al alcanzar el nivel 50 recibiremos un indicador para alertarnos sobre los eventos que podremos realizar en las diferentes islas del juego, que son más de 100. Estas alarmas nos avisan qué eventos hay disponibles, dónde se encuentran, a qué hora empiezan y, lo más importante, qué recompensas podemos obtener de ellos. Algunos de los eventos que se pueden encontrar son las Puertas del Caos, que son portales en los que tendremos que llegar al final de una zona enfrentándonos a varios jefes, como también los Barcos Fantasmas, que son naves que habrá que encontrar y derrotar en aguas peligrosas.

Al ser en esencia un MMO, los amantes de los coleccionables van a tener que invertir cientos de horas debido a la colosal cantidad de ítems que podremos conseguir en el juego. Realmente quedamos sorprendidos y a la vez abrumados con la cantidad de coleccionables. El primer ejemplo es del comienzo del juego con las semillas de Mokoko, que en total suman 1209 en todo Arkesia. Estas semillas estarán repartidas por todos los escenarios incluyendo calabozos y actividades, y algunas son bastante complicadas de encontrar ya que se encuentran en lugares poco convencionales o porque están cubiertas por vegetación. Hay decenas de guías y sitios con mapas para los coleccionables, y lo más probable es que terminemos recurriendo a ellos si somos del tipo que nos gusta completar todo.

El Tomo del Aventurero, una especie de diario sobre las misiones realizadas y coleccionables recogidos en cada isla o continentes, nos será de gran ayuda para tener un registro más minucioso de qué nos falta en cada zona. Además de las semillas, en el tomo figuran otros secciones como Vistas (una escena que hace fly-by de un lugar específico), diferentes monstruos (enemigos específicos con un símbolo sobre la cabeza), jefes (parecidos a los de eventos, aparecen en mapas fijos y es necesario mucha gente para eliminarlos), misiones (no aparecen como misiones secundarias sino que son “secretas”), afinidad (tener como amigos a ciertos NPCs) y unos ítems de lore que se obtiene al matar enemigos. Al ir completando el tomo iremos obteniendo diversas recompensas, aunque la que realmente importa es la Ficha Ígnea, que a su vez es otro de los coleccionables y hay un total de 14.

Las Hojas del Árbol del Mundo (61) son los únicos coleccionables que están totalmente ligados a las habilidades de oficio. A medida que vayamos subiendo estas habilidades se irán desbloqueando, lo cual lo hace uno de los más fáciles de obtener. El resto de este colectatlón (excepto por uno) tienen la particularidad que la forma de ir desbloqueándolos se repite entre ellos ya sea completando misiones, subiendo la afinidad con los NPC, derrotando jefes de campo o monstruos, etc. En esta categoría podemos encontrar las Fichas de Isla (91), los Corazones de Gigante (15), la Riqueza Marina (44) y las Estrellas Ómnium que son 7. El último de los ítems son las Obras Maestras que, a diferencia de los otros coleccionables, muchos de estos los obtendremos al ir completando los otras categorías de ítems, lo cual es un verdadero dolor de cabeza debido al tiempo que requiere. Podremos encontrar 49 obras maestras y tratar de conseguir la mayor cantidad de ellas es una tarea ardua y complicada, y probablemente ni con 1.000 horas de juego podamos obtener todas.

Si bien el tan solo intento de completar todos los coleccionables parece una tarea virtualmente imposible, no viene sin sus recompensas que son demasiado atractivas. Entre ellas podemos encontrar pociones de habilidad, edificios para nuestra fortaleza, títulos para el personajes, pociones que mejoran los atributos de la cuenta, monturas y, probablemente lo más importante, es una abundante cantidad de oro. Ya de por sí el oro es suficiente incentivo para buscar una guía en internet y tratar de sacar la mayor cantidad de coleccionables que podamos a menos que quieran descubrirlos por cuenta propia. Más aún para aquellos que no quieren gastar dinero real en el juego.

Al haberse desarrollado con Unreal Engine 3 (con grandes modificaciones) y Physx de Nvidia durante muchos años, sabiendo que sería un MMO con vista isométrica, Lost Ark no tiene nada que envidiarle a otros ARPG en cuanto a visual, mucho menos en cuanto el arte en general. La variedad de escenarios abarca todo tipo de bioma que uno podría imaginar, ya sean bosques o junglas, áreas gélidas o infernales, castillos, desiertos, cementerios, criptas y otras locaciones cuyo nivel de detalle nos dejarán con la boca abierta en más de una oportunidad.

Además de los gráficos, llama la atención las cinemáticas in-game que transcurren al principio, durante y al final de muchas misiones o dungeons, todo se lleva a cabo con un nivel de transición que difícilmente hemos visto en otros ARPGs AAA, como en la serie Diablo. Los elementos de traversal del juego como saltar, trepar o usar tirolesas y ascensores también le agrega un extra a los que no estamos acostumbrados a ver y sin dudas da gusto ver cómo la campaña principal está tan bien diseñada al margen de sus quests que nos llevan de la mano constantemente. Las misiones se disfrutan íntegramente por la historia, las variantes de gameplay (que a veces incluyen hasta puzzles), los cambios de cámara (ya sean horizontales y verticales), las cinemáticas excelentemente logradas y, por supuesto, la acción y el caos que se acumula en las misiones más emblemáticas.

Si bien el juego ha corrido durante todos estos años con la API DirectX9, con la cual hemos grabado los videos de gameplay, el juego se lanzará oficialmente con DirectX11, lo que supone un aumento de rendimiento de 30% o más. Con esto en mente, quédense tranquilos que Lost Ark es un juego que no solo se ve increíble, sino que está muy bien optimizado. Como podrán ver en dos de los cuatro videos que hemos grabado, hemos utilizado el nuevo DLDSR de Nvidia en 2.25X en 4K con una RTX 3080 para jugarlo en 5760×3240, y aún así se puede jugar a 60 FPS con todos los detalles al máximo. Sin ir más lejos, probamos el juego con una laptop con un Core i7-7700HQ (4 núcleos) y una GTX 1070 Mobile (que equivale a una GTX 1060 de Escritorio) y usamos el DSR de Nvidia para jugarlo en 4K (DSR 4x) a 60 FPS sin problemas (pueden verlo en el video de Tomb of the Great King Luterra en acción). Por esta razón, si cuentan con una GTX 1060 o una RX 580 acompañado de un procesador de gama media, no van a tener problemas en hacer downsampling a 4K. Asimismo, también lo probamos brevemente con la laptop ROG Zephyrus G14 “GA401IV” de ASUS equipada con un procesador Ryzen 9 4900HS y una RTX 2060 Max-Q, nos permitió jugar con en la resolución nativa de pantalla (2K) y el  resultados visual agregándole el DLDSR en 2.25X, a pesar de que su display es de 14″, cambia por completa. Por supuesto, habrá algunas áreas en la que bajaran un poco los FPS según la cantidad de jugadores o monstruos, pero por lo general la optimización es impecable. Cualquier gamer con un Ryzen con gráficos integrados (ya sea 2400G, 3400G o los nuevos 5600/5700G), no van a tener problemas en jugarlo en 1080p con calidad Muy Alta en 1080p.

Dado que el anti-aliasing del juego por defecto no es perfecto y es algo que no solo se pone en evidencia en el personaje sino en todo el escenario, recomendamos utilizar DSR o DLDSR (si tienen una GPU RTX) de Nvidia o VSR (Virtual Super Resolutionde) AMD en caso de que tengan hardware de sobra utilizar para hacer downsampling y así mejorar la visual general y eliminar por completo el aliasing. Les aseguramos que el cambio es bastante grande y se nota instantáneamente. Algunos de los screenshots también los hemos capturado en 5760×3240, pero luego los hemos achicado a 3840×2160 (4K) ya que cada imagen pesaba unos 7-8 MB. También cabe mencionar que los videos fueron grabados en 4K (ya que la herramienta de Nvidia permite grabar en 4K u 8K), a pesar de haberlo estado jugando en 5760×3240, pero la diferencia sigue siendo muy notoria.

Si bien está claro que el punto fuerte de Lost Ark es el PVE con sus decenas de maravillosas islas y miles de coleccionables, no hay que olvidarse ni menospreciar el PVP, ya que no solo sus recompensas son fructíferas, sino que también podemos aprender sobre qué builds utilizan otros jugadores. Principalmente tendremos 3 formas de enfrentarnos a otros jugadores. La primera es la Arena en donde se libran luchas en modo Deathmatch (6vs6), Team Deathmatch (3vs3) y eliminación por equipos. Los dos primeros no necesitan explicación, mientras que en el tercero dos equipos de tres luchadores pelearán un 1vs1 hasta eliminar por completo al otro equipo. Similar a otros PVP, como el de Guild War por poner un ejemplo, en la Arena el nivel del equipamiento del personaje es el mismo para todos, de modo que los atributos de nuestros ítems no tienen ninguna ventaja ya que lo único que importa es la habilidad del jugador.

La segunda forma de jugar PVP es accediendo a unas islas específicas que tienen PVP libre, en las cuales pelearemos por completar misiones y eventos mientras que nos enfrentamos a otros jugadores. Aquí no encontraremos un mismo nivel para las habilidades ni los ítems, de manera que el que mejor esté equipado tendrá una superioridad técnica sobre el de menor poder. La tercera y por el momento la última forma de jugar PVP, es Gremio Vs Gremio (Guild Vs Guild), pero no estará incluida en el lanzamiento en occidente. En este modo, dos equipos de 8vs8 o 16vs16 (de los 100 miembros que puede tener un gremio) lucharán para obtener islas y varias jugosas recompensas que nos permitirán mejorar nuestro personaje. Tampoco hay balance de nivel o ítems en este modo.

El PVP puede ser tanto para el jugador casual como para el hardcore. Al jugador casual generalmente no le gusta jugar PVP porque siente que es un modo Pay 2 Win y no quiere perder nada, ya sea experiencia, ítems, monedas de plata, etc. Sin embargo, en Lost Ark no hay ninguna penalización por morir en el PVP en ninguno de los modos, lo cual incentiva a muchos a minimamente darle una oportunidad. Por el lado de lo hardcore, las batallas entre gremios es en donde más se ve la diferencia de conocimiento sobre builds, más allá de que cualquier jugador adinerado puede armarse un personaje con ítems de alto nivel en pocos minutos gracias a la casa de subastas, que funciona de manera similar a la que estaba en Diablo III cuando este se lanzó.

La importancia del gremio, además del PVP entre los mismos y ayudarse entre los miembros para completar las misiones más difíciles, es la obtención de los Heliotropos de Sylmael (Piedra de Sangre), otro tipo de moneda que sirve para gastar en la tienda Sylmael (exclusiva de un gremio) en materiales para mejorar el gear, comprar plata o tickets de entrada para el Cubo, entre otras cosas. Por supuesto, para recibir estos Heliotropos que se dan en forma semanal, hay que contribuir al gremio con plata u oro o haciendo misiones, y la cantidad de Heliotropos obtenido estará basado en los puntos de contribución aportados de manera individual.

Los afiliados más importantes tienen el deber de ayudar con las investigaciones y de participar en los eventos de GvsG y las raids de jefes. Por su lado, los líderes del gremio deben iniciar investigaciones, misiones y asignar las habilidades para el contenido correspondiente GvsG o raids de jefes. A medida que la gente vaya contribuyendo y el gremio suba de nivel, se va a poder ir aumentando la cantidad de personas que se pueden unir empezando con 30 hasta un máximo de 100. Si tenemos la dicha de estar en un gremio que pueda participar y salir en el primer puesto de las batallas GvsG podremos obtener una suma importante de heliotropos y de oro para todos los integrantes. Además, el gremio que controle una isla podrá decidir cuándo comienza el evento de esa isla en particular y obtendrá ingresos pasivos según la cantidad de gente que participe.

Lamentablemente, al haber pocas personas en el Servidor de Pruebas Privado, no pudimos probar al 100% el mercado y la tienda paga del juego. Como era de esperarse, no había ni un ítem publicado en el mercado y, si bien la tienda “funcionaba” (porque en realidad no se podía comprar nada) y había varias monturas, mascotas o estructuras para comprar, los precios que estaban publicados no son los finales que vamos a ver el 8 u 11 de febrero, por ende no podemos decir con certeza cuáles son los precios y si también son regionales como en el caso de los Packs de Fundadores en Steam.

Como pudieron observar, tratamos de mencionar los aspectos y mecánicas más elementales del juego, pero lo más probable es que muchas otras se nos hayan pasado por alto y que no estén tan detalladas en profundidad al haberlo jugado en el PTS. Al ser un ARPG y un MMO, muchos jugadores de Diablo III, Path of Exile y similares títulos single-player (con soporte cooperativo como Grim Dawn o Wolcen) se preguntarán si los años de espera de Lost Ark valieron la pena, y la respuesta es un rotundo sí. Lost Ark ofrece contenido de varios géneros en uno solo y todo está llevado a cabo con un nivel de detalle como nunca se ha visto en otros exponentes del género de los Hack ‘n Slash. Quienes gusten de tener su propio asentamiento y personalizarlo a su gusto (gracias a los diferentes oficios que brindan diferentes materiales para mejorarlo) pueden refugiarse en su fortaleza. Quienes busquen combatir contra otros jugadores pueden incursionar en la Arena o las Islas del PVP, y si sencillamente solo quieren hacer misiones y matar “chobis” con amigos, además de juntar miles de coleccionables, también lo pueden hacer.

Lost Ark ya fue y sigue siendo un gran éxito en Corea, Japón y Rusia, y ahora lo será en occidente con servidores distribuidos a través de Europa y América, con dos servidores para los latinoaméricanos (que seguramente estarán en Brasil). Si bien no todo el contenido de la versión coreana se encontrará presenta en esta primera versión occidental, gradualmente se irá agregando hasta alcanzar la paridad de otros servidores, pero tal como se presenta ya brinda miles de horas de juego, y todo es free-to-play. Ni Path of Exile ni en ningún ARPG encontrarán la cantidad y calidad de contenido que ofrece Lost Ark. Hasta me atrevería a decir que el MMOARPG de Smilegate RPG brinda más contenido que todos los ARPG mencionados.

La cantidad de contenido que presenta Lost Ark es realmente inmensurable y las diferentes clases y especializaciones nos aseguran no decenas ni cientos de horas de juego, sino literalmente miles. Ya sea que estén buscando un nuevo MMO o un nuevo ARPG para jugar y dedicarle una pequeña porción de su día por el resto de los próximos meses o años, Lost Ark cubre todas las bases de ambos géneros, pudiendo jugar solo o con un grupo de amigos, y lo mejor es que todo el contenido es totalmente free-to-play, y no hay otra propuesta online que ofrezca tanto y de tan buena calidad como lo hace Lost Ark.

Este análisis fue realizado con códigos de prensa proporcionados por Amazon Studios/Smilegate RPG para jugar en un Servidor de Prueba Privado.

Lost Ark - Review
Historia80%
Gameplay85%
Gráficos95%
Música y Sonidos80%
Multiplayer100%
Lo bueno:
  • Un excelente Hack 'n Slash en formato MMO y completamente Free-To-Play.
  • Un mundo colosal con una tonelada de contenido y un sublime apartado artístico; Las cinemáticas in-engine.
  • Jugabilidad simple y adictiva con una amplia variedad de clases y especializaciones.
Lo malo:
  • Algunos tutoriales están incompletos o hay mecánicas que no se explican hasta muy adelante en el juego.
  • La falta de música en las zonas regulares del mapa hace que el juego se sienta por momentos un poco vacío.
  • La cantidad de contenido o coleccionables pueden ser (relativamente) abrumantes en instancias iniciales.
93%Nota Final
Puntuación de los lectores: (9 Votes)
82%

6 Respuestas

  1. El Rana

    Mi pregunta es… este juego es totalmente online? o se puede jugar de forma offlline también siguiendo el modo historia?

    Responder
    • Pey

      Es únicamente online. La campaña la podes jugar solo sin problemas si querés, pero obviamente es mejor, más rápido y más fácil con amigos.

      Responder

Dejar una respuesta