Como hemos visto anteriormente, la marca Bloody de A4Tech busca el balance entre prestaciones, precio, calidad y buen gusto de diseño, y este headset M660 Chronometer inclina más su personaliza hacia la calidad de sonido que al resto de las características, pero sin olvidarse de un gran diseño y estilo estético.

El Chronometer viene empacado en una tradicional caja de la marca construida con un cartón de no mucho gramaje -con la intención de economizar en aspectos innecesario para poder enfocar todo el presupuesto en aspectos más importantes- que si bien no da una impresión de gran calidad, y termina siendo frágil para el trajín de la comercialización, cumple con su cometido y presenta una impresión clara, de alta calidad, con toda la información necesaria para poder entender de que se trata.

Lo más destacable es una pequeña ventana para poder ubicar fácilmente el modelo de manera visual, y el sostén de acetato interno que contiene al periférico de manera firme, sin obligar a dobleces nocivos para los cables, e impidiendo márgenes de movimiento que pueden dañar al auricular.

Pero como se mencionó, toda la experiencia del M660 pasa por los oídos y en segundo plano por los ojos. Luego todo lo demás. Como su nombre lo indica, la estética busca representar la maquinaria de un reloj mecánico -aunque de forma exacerbada- y es ejecutada de una manera excepcional, soportada por una retroiluminación naranja que no es nada funcional pero si muy sobresaliente.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Driver del Parlante: Φ40 mm
Independecia: 16 ± 20% Ω
Sensibilidad: 102 dB ± 3 dB
Repuesta de Frecuencia: 20 Hz – 20 KHz
Sensibilidad del Micrófono: – 45 dB
Repuesta de Frecuencia del Micrófono: 75-16,000 Hz
Peso: 384 g
Material del Cable: Cable de Cobre de 48 Hiñps
Tipo de Plug del Cable Principal: 3.5 mm Plug (Audio/Mic)
Longitud del Cable Principal: 120 cm
Longitud del Adaptador de 3.5 mm 100 cm
Longitud del Cable USB LED: 100 cm

Ambas carcasas y almohadillas son de formas perfectamente circulares, con cortes planos a ambos lados, y sustentadas por una vincha de muy buen diseño, con arco metálico firme y una banda elástica que copia la forma de la cabeza para adaptarse a la de cualquiera sin la necesidad de ajustes manuales. Este diseño, acompañado por una espuma de memoria y una suave cuerina que la recubre hacen que ponerse el M660 no solo sea fácil y rápido, sino también placentero, brindando una experiencia que no muchos otros headsets logran, aún con sus exóticos diseños ultra ergonómicos.

Este headset, caiga de la forma que caiga, siempre queda cómodo y no obliga a estar toqueteándolo para encontrar la posición más cómoda. A la vez, su poco peso lo hace ideal para llevarlo puesto por largas sesiones, sin siquiera presentar los típicos calores de llevar encima de las orejas almohadillas tan gruesas.

La espuma de memoria y la sujeción firme de la vincha proporcionan una aislación realmente excepcional. Si bien se llegan a filtrar algunos sonidos de entorno cuando el headset mantiene silencio, en funcionamiento proporciona la experiencia ideal de cualquier audiofilo que busque distanciarse del resto del mundo para disfrutar del maravilloso mundo del sonido de alta calidad.

Porque ahí es donde está lo brillante de este periférico de Bloody. Si bien han optado por drivers de tan solo 40mm (en contraposición a los tradicionales de 50mm que utilizan la mayoría de los headsets actuales), A4Tech asegura haber desarrollado una tecnología que los distancia del resto, y los resultados son más que interesantes. Estos drivers están construidos mediante una aleación de micelio y fibra de carbono (de ahí el título M.O.C.I.) y presentan una innovadora mecánica de diafragmas “híbridos” que proponen un sonido más suave, aún en los más estridentes tonos del mundo de los videojuegos de acción.

Pero no solo en juegos actúa de manera excepcional este nuevo concepto, sino que también se adapta al cine y sobre todo, a la música. El efecto resulta en un sonido claro y sorprendentemente detallado, sin incorporar sobresaltos por diferencias de frecuencias. De acuerdo a la marca, esto también sirve para evitar los dolores de cabeza que dan las largas exposiciones a los auriculares, aunque eso resulta muy personal y difícil de replicar en cada persona.

TEST DE MICRÓFONO

Quizá lo más objetable por el lado sonoro es su poco volumen máximo, que si bien se puede justificar como una justa protección para los oídos, en realidad parece ser una limitación del tamaño de los drivers y el material del que están construidos, pero no es nada grave. Definitivamente es una buena apuesta en pos de tener una calidad de audio realmente increíble. Para algunos es casi obligatorio que el headset rompa los tímpanos para sentir las vibraciones que el propio juego no logra, pero en esos casos se pone en tela de juicio la búsqueda real de calidad.

Como en todo headset que busca ofrecer un paquete completo a muy bajo costo, en el M660 nos encontramos con un micrófono que cumple pero no ofrece nada realmente excepcional. El sonido es extremadamente claro para comunicarse pero su incapacidad de limitar la grabación a la dirección hacia donde está apuntando, y algo de acople de fondo lo ubican en una media que no supera las expectativas de un publico con pretensiones de locución, por ejemplo.

El cableado del M660 viene completamente en formato plano, de 48 hilos de cobre, lo cual implica no solo comodidad al desplazarse por sobre el escritorio, sino también una gran durabilidad. Incorpora una bifurcación desmontable intermedia que permite utilizarlo tanto en dispositivos móviles como en computadoras, y además incluye un adaptador a USB que puede llegar a confundirse como una alternativa a los tradicionales plugs de audio, pero tan solo sirve para alimentar la retroiluminación de las carcasas. La extensión total alcanza los 2 mts, y todo el tramo de los plugs ofrece un cable por separado para micrófono y audio, por lo que es ideal para quienes utilizan diferentes dispositivos de grabación y reproducción por separado.

La calidad general de la construcción y prestaciones del este headset son realmente admirables, aunque deja mucho que desear la parte del micrófono. Es ideal para jugadores que buscan tan solo comunicarse y a la vez disfrutar tanto de los efectos de sonido de grandes títulos como para experimentar series, películas o música. Pocos dispositivos logran la calidad de audio que ofrece el M660 Chronometer por su módico precio, pero hay que estar preparados para entender que no se puede ofrecer un amplio espectro de calidad si el presupuesto obliga a recortes estratégicos comerciales.

Este review fue realizado con un sample de prensa proporcionado por A4Tech/Bloody.

Auriculares Bloody M660 Chronometer - Review
Diseño85%
Construcción95%
Packaging70%
Sonido90%
Micrófono75%
Precio80%
Lo bueno:
  • Gran diseño y ergonomía
  • Excepcional calidad y ejecución de sonido
  • Excelente balance precio/calidad
Lo malo:
  • El micrófono no está a la altura del resto del headset
  • Requiere de un cable extra para la retroiluminación
  • Packaging frágil
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
68%

Sobre El Autor

Edición y redacción. Diseño.

Temperley. Buenos Aires. Argentina

Dejar una respuesta