Si hay algo que hoy en día me preocupa de la industria de los videojuegos es la dificultad que hay muchísimas veces de jugar juegos viejos de forma legal. Hay algunos juegazos que, a menos que se recurra a la piratería/emulación, prácticamente son imposibles de jugar sin gastar una altísima cantidad de dinero en alguna consola y/o copia usada. Es por esto que últimamente estoy recibiendo cada vez de mejor manera a las collections y remasters de títulos de varias generaciones atrás. Siempre es algo bueno que un juego esté en más plataformas porque significa que más gente lo va a poder jugar. Y si es algo que no tuvo tantas versiones, mejor. Y si es algo que es muy bueno pero que en su momento no hizo ruido por diversos motivos, mejor.

Sin ir más lejos, Bandai Namco finalmente sacó del cajón de franquicias muertas a Klonoa, una corta pero genial saga de platformers que vivió entre 1997 y 2001 en PlayStation. Hubo un intento de revivirlo con un tercer título -remake del primero- en Wii allá por el 2008, pero no se alcanzaron las expectativas y la volvieron a abandonar. Los 3 juegos (y sus spin-offs) son considerados muy buenos productos, pero la falla principal estuvo en el marketing de cada uno de ellos. No fue un problema de una región del mundo, Klonoa tristemente nunca vendió bien en ningún lado. Sin embargo, para los que sí llegaron a jugarlos es una saga muy, pero muy buena.

Klonoa Phantasy Reverie Series es la nueva colección que revive las aventuras más icónicas de este personaje. Incluye versiones remasterizadas de Klonoa: Door to Phantomile (el remake de Wii, no el de PlayStation) y Klonoa 2: Lunatea’s Veil. Tristemente decidieron no agregar la versión original del primero, que fue el que arrancó todo, ni ninguna versión super crota de algún spin-off como desbloqueable, pero tiene lo justo y necesario para ver si de una vez por todas Klonoa logra despegar.

Como remasterizaciones, ambos juegos cumplen con la norma de todas las colecciones o recopilaciones que vienen saliendo hace años. Visualmente ambos tienen mejoras super claras en los modelos 3D y las texturas de los escenarios. En algunas texturas se nota que las han mejorado mediante upscaling y no mucho más, como suele suceder, pero no opaca la experiencia para nada. Door to Phantomile, de hecho, le hizo varios cambios al remake de Wii para hacer que el estilo artístico sea más parecido a la versión de PS1, por lo que se podría decir que esta versión es una mezcla de ambas versiones y no específicamente la versión de Wii.

El diseño de Klonoa es el original del 1997 (modelo 3D totalmente nuevo), el coloreado de los escenarios es más brillante y menos opaco, y los clips de voz en las cinemáticas usan ese idioma inventado que se usa en el resto de los juegos y no el dub asqueroso inglés que tuvo el remake. Eso sí, usan los mismos clips de voz de la versión del 1997, lo que se traduce a una calidad de audio horrible en los diálogos. Tranquilamente algo que podrían haber vuelto a grabar, pero bueno, acá vemos una vez más que el presupuesto que manejaban no era tan alto. Sacando eso, el resto del aspecto sonoro sigue siendo increíble. Ambos títulos tienen una gran OST de principio a fin.

Otra crítica que tengo, y esto ya tiene que ver con el modelo de negocios que están imponiendo a algunas colecciones, es que hay dos versiones del juego. Una que… bueno, trae el juego solo. Y otra que es un “Special Bundle”. ¿Qué trae ese paquete especial? ¡¡EL GALLERY MODE!! Una colección de arte y música que solo se puede ver pagando esta versión. ¡Un despropósito total! Además, también incluye algunos trajes especiales con personajes de otras franquicias de Bandai Namco que, para ser sinceros, no son nada especiales. Estas cosas las criticaba el otro día en el review de Sonic Origins, que venden DLC completamente trivial y tonto (en su caso venden animaciones para el menu) que debería ser parte del producto base porque es MUY simple.

Sacando estas cosas, los juegos en sí son obras de arte en mi opinión. No solo son buenísimos gráficamente (para su época), sino que hay muchísima creatividad en sus diseños, tienen tramas bastante lindas para un platformer, hay puzzles que te hacen pensar, tienen un buen grado de dificultad, y el diseño de niveles es bárbaro. Nunca cae en la repetición, y con dos o tres mecánicas simples logran brindar una experiencia súper divertida que, con ambos juegos combinados, dura algo más de 10 horas.

Creo que el punto a destacar de esta colección es, como dije al principio, el super simple hecho de que hayan habilitado estos juegos en la actualidad. Hasta hace un mes atrás, para jugar a -por ejemplo- Klonoa 2 lo único que podías hacer era comprarte una PS2 y una copia del juego (que ronda los U$S 70 completo) o emularlo. No es como… Resident Evil 4, que está en muchísimas consolas. O el Pokémon Yellow, que al menos tuvo algún que otro relanzamiento en la última década. Estos juegos estaban encerrados en su plataforma de lanzamiento, y son tan buenos y queridos que cuesta creer que, 20 años después de su lanzamiento, sigan sin estar disponibles. Es una alegría que les hayan dado una chance más.

En conclusión, si bien la colección en contenido adicional no es nada genial ni super loco, tengo que recomendarla a todo el mundo por el simple hecho de que los juegos que trae no fueron disfrutados por tanta gente y realmente se lo merecen. Bandai Namco nunca le tuvo fe a Klonoa en este lado del mundo, algo que se mantiene hasta hoy puesto que América es la única región que no recibió versiones físicas, pero está disponible de forma digital. El precio, como ya estamos acostumbrados en sudamérica, no es lo más amigable, así que recomiendo agregarlo a la wishlist y estar pendiente a las eventuales ofertas.

Este análisis fue realizado con un código de prensa proporcionado por Bandai Namco Latinoamérica.

Klonoa Phantasy Reverie Series - Review
Gameplay89%
Gráficos80%
Música y Sonidos80%
Precio60%
Lo bueno:
  • La llegada a la actualidad de dos juegazos que estaban atrapados en hardware de hace 20 años.
  • Prácticamente una nueva versión de Door to Phantomile.
Lo malo:
  • Como remaster podría haber sido mejor.
  • Precio regional alto.
  • Gallery Mode no incluido en la versión base.
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.