La reconocida marca Trust sigue sorprendiéndonos con los excelentes resultados de sus propuestas de entrada de gama para varios segmentos del mundo de los periféricos gamer para computadoras. En esta ocasión no solo nos toca enfrentarnos a un teclado mecánico accesible y de buenas prestaciones, sino que se trata de un ejemplar que demuestra que ser efectivos no siempre es cuestión de precios.

El dispositivo en cuestión es el teclado Trust GXT865 Asta que propone la completa experiencia mecánica a través de los switches propietarios de la marca, en un entorno minimalista de excelente estética.

Para nuestro asombro, todo lo ingenioso que nos encontramos con este modelo ya comienza desde la experiencia del packaging. Si bien la caja presenta unas líneas estéticas bastante alineadas con el resto de las marcas, incluyendo una foto detallada del teclado en el frente, acompañada de los detalles esenciales de su configuración y cuestiones técnicas, lo más sorprendente es que una marca que no trata de romper los moldes, sino solucionar una necesidad para quienes no llegan a las gamas altas, encontró la forma de que podamos probar los switches antes de siquiera sacarlo de la caja, mediante una ventana que deja tocar dos teclas.

Esto nos enfrenta directamente con la sensación de apretar las teclas de los switches GXT-Red que si bien están basados en el diseño de los clásicos CherryMX (como casi todas las marcas alternativas), es dificil poder describirlos de forma exacta para que cualquiera lo entienda. Por eso, esta genialidad es fundamental para presentar un producto que puede llegar a no cumplir con las expectativas si no es experimentado de antemano.

Continuando por el interior de la caja, el teclado viene contenido en un molde de acetato transparente que evita su movimiento dentro del carton y cuenta con un alojamiento para el cable USB. Acompañan el manual, un sticker y una pinza removedora de teclas alojada en la propia base del dispositivo.

  • Peso y dimensiones
    • Dimensiones de teclado (Ancho x Profundidad x Altura): 444 x 133 x 41 mm
    • Peso del teclado: 1.15 kg
  • Control de energía
    • Alimentación: USB
  • Teclado
    • Interfaz del dispositivo: USB
    • Uso recomendado: Juego
    • Interruptor del teclado: Interruptor mecánico
    • Idioma del teclado: Español
    • Tecnología de conectividad: Alámbrico
    • Utilizar con: Universal
    • Formato del teclado: Estándar
    • Estilo de teclado: Derecho
    • Dispositivo apuntador: No
    • Concentrador USB: No
    • Lector de huella digital: No
    • Descansa muñecas: No
    • Teclado numérico: Si
    • Teclado, cantidad de teclas: 104
    • Teclas de Windows: Si
    • Teclas multimedia: Si
    • Distancia de viaje de las teclas: 4 mm
    • Altura de teclado ajustable: Si
    • Base antiderrapante: Si
    • Teclado de tamaño completo: Si
    • Modo de juego: Si
    • Tiempo de respuesta clave (mín.): 5 ms
    • Tiempo de respuesta de la tecla (máx.): 5 ms
  • Ergonomía
    • Longitud de cable: 1.8 m
    • Indicadores LED: Si
  • Contenido del embalaje
    • Número de productos incluidos: 1 pieza(s)
    • Herramienta de extracción de teclas: Si
  • Diseño
    • Color del producto: Negro
    • Retroiluminación: Si
    • Tipo de retroiluminación: LED RGB
    • Color de luz de fondo: Multicolor
    • Coloración de superficie: Monótono

El GXT 865 Asta es un teclado completo pero de estética minimalista. Las carcasas son totalmente negras y tan solo aparece el logo de la marca grabado en la esquina superior derecha. Prácticamente no tiene bordes, ya que las teclas se distancian apenas medio centímetro de cada margen, y para no sobresalir demasiado, también presentan una tipografía clara y simple, sin ningún tipo de estridencias.

Las teclas están fabricadas por inyección de doble impacto (como suele presentar cualquier teclado gamer que merezca un poco de respeto) para no perder la translucencia de la tipografía en la retroiluminación, resultando en un efecto claro, parejo y de gran calidad.

En la parte de la base también nos encontramos con otras interesantes características que es difícil de creer que no sean adoptadas por todos los demás dispositivos de alta gama. En primer lugar tenemos un ideal canal de administración del cable, que nos permite direccionar su salida por cualquiera de los extremos o por el centro. Ideal para quienes gustan de tener sus escritorios ordenados a la perfección.

Pero lo más brillante es la implementación de un alojamiento para la pinza que extrae las teclas. ¿Cómo es posible que tengamos que andar buscando por todos lados cada vez que necesitamos una, si se puede dejar ahí mismo? El Asta soluciona eso sin necesidad de elevar costos ni crear fórmulas mágicas que vuelvan locos a sus diseñadores. Es un simple agujero donde se traba la pinza. Genialidad.

También hay que hablar del pequeño detalle que hay en sus patas de elevación, y que una vez más, no hacen las marcas más importantes del mercado: están engomadas para evitar deslizamientos. Y aunque no lo crean, es algo fundamental, no solo para evitar que el teclado se mueva, sino para evitar que dichas patas de plástico, de ángulos pronunciados, rayen nuestros escritorios. Definitivamente, Trust está en todos los detalles, y mejor aun, sin hacer alarde de eso.

La característica estética que queda por mencionar es la retroiluminación RGB, que a pesar de su humildad, está a la altura de las expectativas. Al tratarse de un teclado económico, la implementación de la iluminación LED no excede ningún límite, y tan solo se puede controlar mediante los presets memorizados del hardware del dispositivo. Y aunque no hay software que nos permita establecer ningún tipo de configuración avanzada, sí cuenta con 7 presets de animación (para los que se puede ajustar velocidad e intensidad de los LED), y 6 modos de configuraciones personalizadas que nos permiten determinar teclas prendidas y apagadas individualmente, y sus respectivos colores.

Con respecto a los switches propietarios de la marca, denominados GXT-Red, cabe destacar que nos encontramos frente a una experiencia bastante similar a la de los Outemu Red, aunque quizá con una pizca de más feedback. Probablemente, al fabricar sus propios switches basados en los planos de CherryMX, Trust ha encontrado la forma de acercarse más a la experiencia de los switches originales sin elevar el costo de sus productos, y esa es una excelente noticia.

El resto de las características técnicas están bastante aferradas al “manual del buen teclado de entrada de gama”, ofreciendo un polling rate de 1000Hz, N-Key Rollover (esto, para los que no lo saben, es que permite apretar muchas teclas en simultáneo sin bloquearse), y teclas de control multimedia que se ejecutan al combinar las de función (F1, F2, F3…) con la propia tecla Fn.

Lamentablemente, este modelo no ofrece variantes de otro tipo de mecanismo, dejando la deuda para quienes quieren algo más agresivo, como las siempre populares alternativas en Blue, pero al estar basados en los modelos de Outemu, todos los switches son intercambiables, por lo que es cuestión de hacer una segunda inversión para incorporar switches de otra mecánica.

Como se menciona en la caja, los GXT-Red tienen una distancia de actuación de 2.0 mm (recorrido total de 4.5 mm), una fuerza de actuación mínima y total de 30g y 45g, respectivamente, y una vida útil de 50 millones como todo switch mecánico no óptico.

Sin lugar a dudas, este modelo de Trust cumple con todo lo necesario para sumergirse en el mundo de los teclados gamer y a un muy bajo costo, considerando que en Argentina se puede adquirir por alrededor de entre 6000 y 6500 pesos. Su completo set de características básicas, y algunas genialidades como el administrador de cable o las patas engomadas, lo hacen un digno ejemplar para competir por los escritorios de quienes están empezando en el rubro y buscan algo simple y elegante, definitivamente invitando a prestar atención al resto del catálogo de Trust para acompañarlo de otros periféricos o para el próximo salto hacia algo de mayores prestaciones.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Trust Latinoamérica.

Teclado GXT Asta 865 – Review
Diseño85%
Construcción85%
Prestaciones85%
Packaging85%
Precio100%
Lo bueno:
  • Experiencia de teclado mecánico a muy bajo costo
  • Útiles soluciones en el backplate
  • Un packaging pensado para el comprador
Lo malo:
  • Su sobriedad puede alejar a compradores novatos
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
95%

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.