Según comentó hoy el presidente y director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment, Jim Ryan, la oferta propuesta por Microsoft para mantener los títulos de Call of Duty en PlayStation más allá del acuerdo existente de Sony con Activision Blizzard (si se aprueba la adquisición propuesta por Microsoft de Activision Blizzard por u$s 68.7 mil millones), fue “inadecuada en muchos niveles”.

La semana pasada, el presidente y director ejecutivo de Microsoft Gaming, Phil Spencer, le dijo a The Verge lo siguiente: “En enero, brindamos un acuerdo firmado a Sony para garantizar Call of Duty en PlayStation, con paridad de funciones y contenido, durante al menos varios años más después del contrato actual de Sony, una oferta que va mucho más allá de los típicos acuerdos de la industria del juego”.

Se cree que el contrato actual al que hace referencia Spencer, cubre los próximos tres lanzamientos de Call of Duty, incluido Call of Duty: Modern Warfare II. Sin embargo, en una declaración a GamesIndustry.biz, Ryan dijo: “No tenía la intención de comentar sobre lo que entendí que era una discusión comercial privada, pero siento la necesidad de dejar las cosas claras porque Phil Spencer lo hizo público.”

“Microsoft solo ha ofrecido que Call of Duty permanezca en PlayStation durante tres años después de que finalice el acuerdo actual entre Activision y Sony. Después de casi 20 años de Call of Duty en PlayStation, su propuesta fue inadecuada en muchos niveles y no tuvo en cuenta el impacto en nuestros jugadores. Queremos garantizar que los jugadores de PlayStation continúen teniendo la experiencia de Call of Duty de la más alta calidad, y la propuesta de Microsoft socava este principio”.

“Call of Duty es tan popular que influye en la elección de la consola por parte de los usuarios, y su comunidad de usuarios leales está lo suficientemente arraigada como para que incluso si un competidor tuviera el presupuesto para desarrollar un producto similar, no podría competir con él”, afirmaron previamente representativos de Sony.

En el Reino Unido, se espera que la Autoridad de Mercados y Competencia remita la propuesta de Microsoft para adquirir Activision Blizzard a una segunda fase de investigación en profundidad, a menos que las dos empresas “ofrezcan compromisos aceptables para abordar las preocupaciones de que puede afectar la competencia en el Reino Unido.”

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio ya entró en una segunda fase de su investigación sobre si la compra afectará sustancialmente a la competencia. La Comisión Europea por otro lado, aún no ha iniciado el proceso de revisión de la propuesta.

A pesar de las investigaciones, el CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick, dijo en una carta el 1 de septiembre que la propuesta de Microsoft para adquirir la compañía “ya recibió la aprobación de un par de países” y “el proceso con todos los reguladores avanzando de acuerdo a lo esperado.”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.