Starbreeze, desarrollador y distribuidor independiente de títulos como Dead By Daylight, Syndicate y Raid: World War II, ha acordado vender los derechos de vuelta a OtherSide Entertainment, luego de que este se los vendiera al publisher sueco a principios del 2017. En diciembre del 2018, Starbreeze anunciaba su precaria situación financiera luego del lanzamiento de Overkill’s The Walking Dead (aunque los problemas ya venían desde antes), que provocó como resultado la renuncia del CEO y que las acciones de la empresa cayeran un 67%.

Al vender los derechos de vuelta a Otherside, Starbreeze pretende ser recompensada por los costos que la compañía tuvo en relación al desarrollo de System Shock 3. Mientras tanto, Starbreeze se enfocará en el desarrollo y publicación de sus actuales IPs, como Psychonauts 2 y Ten Crowns.

El CEO de Starbreeze AB, Mikael Nermark, comentó al respecto de la venta de derechos a Otherside:

“Creo que esta es la mejor solución para todos, a pesar de que nos entristece no poder completar el proyecto con OtherSide. System Shock 3 es un título fantástico desarrollado en cooperación con Warren Spector, una leyenda de la industria, y esperamos verlo pronto.”

Spector ha estado involucrado con OtherSide como asesor creativo desde los inicios del estudio, pero ha trabajado con Paul Neurath (fundador de OtherSide Entertainment) en títulos de la serie Ultima Underworld, Thief: The Dark Project y la primera entrega de la saga System Shock.

OtherSide Entertainment es un estudio formado por ex-miembros de Looking Glass Studios que, además de trabajar en conjunto con Night Dive Studios para desarrollar System Shock 3, también han tenido la dura tarea de revivir la serie Ultima Underworld con Underworld Ascendant -que lamentablemente fracasó como pocos juegos lo han en el 2018.