Como mucho sabrán, el estudio Bluehole y su posterior división PUBG Corporation, disfrutaron durante meses de la corona del género Battle Royale.

Mientras que los jugadores de PUBG se quejaban por la mala optimización general del juego y la jugabilidad poco pulida (dando nacimiento a la frase FIX PUBG), Epic Games empezaba a agitar las aguas con Fortnite, y hoy en día genera mucho más dinero que PUBG en sus mejores momentos.

Por eso es que PUBG Corp. anunció una campaña para corregir todos los errores, problema de optimización, animaciones y otros tantos aspectos del juego que se deberían haber arreglado hace largos meses, pero el estudio simplemente durmió en los laureles y ahora está pagando un alto precio por los descuidos.

Si bien para algunos esta es una buena noticia, no deja de ser risible y ridículo. Es vergonzoso que el estudio admita que PUBG aún se encuentra roto a un año y medio su lanzamiento bajo el programa Acceso Anticipado de Steam y a ocho meses de su salida oficial.

En la página de FIX PUBG podrán ver el roadmap de todo lo que planea mejorar el estudio, junto con otras adiciones substanciales.