Telltale siempre ha sabido elegir las franquicias justas para construir sus historias y rara vez a fallado. Con una lenta progresión de calidad e ideas, los hemos visto crecer desde lo regular hasta la cúspide, y luego atravesando una justificada meseta de la que fácilmente se pueden recuperar. Pero darlos por perdidos es un grave error.

Haber elegido a Gearbox para utilizar el contexto y los personajes de Borderlands no pudo haber sido más acertado. El éxito de su serie de híbridos entre shooters y RPGs no solo yace en un excelente gameplay y ejecución de ideas, sino que también es sostenido por una brillante narrativa y personalidades, que al igual que los Half-Life, reptan sobre un universo que va más allá de lo que vemos en pantalla, con diferentes entornos -tanto naturales como políticos-, escalas sociales, corporaciones, y niveles de poder.

A grandes rasgos, esta serie se trata de situaciones que ocurren en Pandora, donde existen los Vault Hunters, que son cazadores de unas bóvedas que guardan tesoros deseados por cada uno de los que habitan en este mundo. En el caso de esta aventura, nos encontramos situados luego de los eventos de Borderlands 2, donde… spoiler… Handsome Jack ya está muerto.

Telltale ha sabido aprovechar tanto este trasfondo con un nuevo sistema de dos protagonistas que cuentan historias paralelas en la misma línea de tiempo, ejecutándolo de una manera brillante. En Tales from the Borderlands, Rhys -un empleado de la corporación Hyperion que busca salvarse de su mal trabajo- y Fiona -una estafadora nacida en Pandora- son secuestrados por un desconocido al que le cuentan los pormenores de la aventura desde el momento en que se conocen, cuando Sasha -la hermana de Fi- da inicio a una triple estafa con la venta de una falsa llave para las famosas bóvedas.

Para ser sinceros, Telltale ha sabido coquetear con los relatos desde distintas perspectivas en otras de sus historias, pero en este caso es prácticamente la base de todo el juego, en el que han apoyado gran parte de su sistema de moral basado en causas y consecuencias. Tanto por su cuenta, como en la interacción entre ambos personajes, las consecuencias se verán reflejadas en actos inmediatos, sintiéndose como la primera vez en que Telltale logra un efecto verdaderamente palpable en el resultado de nuestras decisiones.

Más aún, al llegar al tercer acto de la trama (que no es el tercer capítulo) nos damos cuenta que el entretejido de caminos posibles, al combinar la enorme cantidad de opciones, es realmente insuperable. Al final, tendremos algo que tranquilamente podríamos haber personalizado a propósito, tirando por la borda la sensación de que elegíamos sin un rumbo más que el que determina Telltale, como ha pasado en obras anteriores como The Wolf Among Us o The Walking Dead Season 2.

Como buena road movie, o épica clásica, Tales nos lleva por un viaje que oscila entre las relaciones fraternales, los bien determinados villanos, la acción y los puzzles. Es una típica historia en donde dos extraños se conocen en una situación particular para descubrir que tienen un mismo objetivo, y a pesar de no confiar demasiado unos de otros, se embarcan en la aventura que los acercará al nivel de mejores amigos. Gracias al alto nivel de construcción del universo Borderlands, esta aventura está llena de matices y se anima a presentar tanto situaciones ridículas como acción brutal, con un vértigo que no tiene otra aventura de este estudio. Está muy bien balanceada entre los momentos en que nos detenemos a charlar con otros personajes o investigar zonas, y los momentos de acción que se resuelven con fáciles quick-time events.

A esta altura no hace falta aclarar que las aventuras de Telltale no tienen demasiado que ver con las aventuras gráficas clásicas, aunque sí incorporan algunos momentos de point-n-click. En la mayor parte del tiempo es una cinemática interactiva que nos permite decidir diálogos o acciones para desembocar en alguno de los incontables resultados, pero esto no significa que hayan perdido su encanto. En todo momento, Tales from the Borderlands hace bien lo que le toca hacer, y hasta en los minutos en que simplemente nos tenemos que quedar mirando el monitor, es un juego atrapante y divertido, donde todo puede pasar. Eso es lo más brillante de esta aventura: gracias a este vasto universo, casi nada es previsible y nos sorprenderá durante las 10 horas que duran los 5 capítulos de corrido.

El estudio parece haber intentado sacarse el estigma de los fundamentalistas que los señalan, negando a sus aventuras gráficas por no ser lo suficientemente interactivas, y en los momentos de exploración han incorporado algunos pequeños cambios para darle algo más de interacción. Particularmente en el caso de Rhys, podremos hacer uso de su ojo cibernético para escanear cosas que no veremos a simple vista, siendo fundamental en algunos puzzles obligatorios para avanzar.

Fiona también cuenta con un inventario y en su caso, el juego nos permite recolectar o gastar dinero a través de la historia, en puntos clave. Obviamente, no se nos permite comprar cualquier cosa, en cualquier momento, porque rompería con las líneas de posibilidades predefinidas, pero es una variante más a la hora de tomar decisiones.

Como si el guión de Pierre Shorette y sus colaboradores no fuera lo suficientemente bueno, los protagonistas cuentan con las voces de Troy Baker y Laura Bailey en los papeles principales, acompañados de Dameon Clarke, Nolan North, y otra montaña de veteranos de la serie, haciendo de sus correspondientes personalidades. Demás está aclarar que en este aspecto, se superan todas las expectativas, dando muestras de que el estudio está haciendo tope en lo más alto de lo que se conoce como indies. Para colmo, la música da pelea para la decisión final de cuál es el mejor de los aspectos de este juego.

Como es clásico de la serie, las introducciones a cada uno de los capítulos están desarrolladas como montajes de complejas situaciones, y acompañadas de una exquisita banda sonora de temas licenciados, donde escucharemos Busy Earning de Jungle, Kiss The Sky de Shawn Lee’s Ping Pong Orchestra, y la motivadora To The Top de Twin Shadow, entre otras. Si a todo eso le agregamos que la banda de sonido ambiental es una reutilización de la música de los juegos originales, de la mano del legendario Jesper Kyd -Assassin’s Creed, Hitman, Darksiders II-, el cuadro general se convierte en algo impagable.

Quizá, por el simple hecho de protestar por algo, habría que hacerle recordar a Telltale que hace tiempo debería haber empezado a retocar la Telltale Tool para resolver mejor las animaciones y las físicas, y quizá, un poco de mejoras en la iluminación y el sombreado. Este juego en particular, es uno de los que mejor se ve de todos sus productos, pero las animaciones de títere y algunos movimientos bruscos siguen presentes, rompiendo un poco con la experiencia.

Es de entender que el estudio desarrolla los juegos apuntando a llegar a consolas portátiles y dispositivos móviles, pero a los que nos sentamos frente a un monitor -y hasta los de consolas de mesa- ya nos está costando un poco aceptar que no aprovechen todo su potencial.

Sin lugar a dudas, este es la mejor de todas las aventuras gráficas modernas, superando aún a la de The Walking Dead Season 1, porque lleva a la comedia y la acción al mismo nivel en que llevó al dramatismo la historia licenciada de Robert Kirkman, dejando un mejor sabor emocional y ganas de aventurarse más en este espectacular universo. A través de todo el recorrido en este hostil planeta, sentiremos alegrías, frustraciones, bronca, y satisfacción, envueltas en un tornado de acción que no da respiro.

Es recomendable tanto para gustosos del género como para los que lo juegan con escepticismo, y hasta para gente que no se atreve a adentrarse en este maravilloso entretenimiento, ya que además de ser divertido es muy accesible. Una joya más en el catálogo de estos grandes artistas.

Este review fue realizado con una copia comercial provista por Telltale Games.

Tales from the Borderlands - Review
Historia100%
Gameplay70%
Gráficos80%
Música y sonidos100%
Lo bueno:
  • Brillantes personajes y actuación de voces
  • Importantes mejoras en el sistema de gameplay de Telltale
  • Grandiosa historia, llena de matices
Lo malo:
  • La Telltale Tool empieza a mostrarse anticuada
  • Como siempre, el gameplay no es de aventura clásica
  • Luego de toda la aventura, dan ganas de más
95%Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
47%

Sobre El Autor

Edición y redacción. Diseño.

Temperley. Buenos Aires. Argentina

Dejar una respuesta