Luego de haber analizado las memorias DDR5 XPG Lancer de 5200 Mhz (CL38), comparándolas con las Kingston Fury Beast de 4800, 5200 y 5600 Mhz, todas CL40, tuvimos la oportunidad de probar las Dominator Platinum RGB DDR5 RGB de 5600 Mhz CL36, un kit del segmento de alta gama de Corsair que cuenta con chips Samsung B-Die, en vez de Micron (SpekTek) o SK Hynix como las primeras mencionadas.

Cuando Intel lanzó su 12ª generación de procesadores con arquitectura Alder Lake en noviembre del 2021, esta fue acompañada del estreno de las memorias DDR5 para Desktop, las cuales supondrían un gran salto de rendimiento debido a la duplicación de su ancho de banda, aunque con latencias mucho más altas que sus predecesoras. Si bien ya hemos realizado comparativas entre DDR4 y DDR5 en nuestro análisis de procesadores Ryzen 5000 de AMD contra la 12ª generación de procesadores de Intel, en el cual utilizamos memorias Kingston de 5200 Mhz Fury Beast (CL40), quedó demostrado que por el momento las DDR5 no son la mejor opción precio-rendimiento (sobre todo si ya tienen 16GB o 32GB DDR4 de 3200 Mhz o superior), pero hay ciertos juegos en donde sí se puede ver el potencial que las memorias DDR5 pueden ofrecer.

Si bien las DDR5 van desde 4800 Mhz hasta 7200 Mhz para los módulos de 16GB (y 4400 para los módulos de 32GB), por el momento el kit 2×16 de 5200 Mhz parece ser el estándar «barato» parece juegos, y lógicamente los resultados son mejores con latencias más bajas. Las latencias en módulos de 32GB puede ser de hasta CL30, mientras que en los módulos de 16GB hasta CL32, aunque esto solo sucede en modelos premium de ciertas marcas (como el kit 2×16 de G.Skill que son de 6400 Mhz con CL32) que cuenta con voltajes que incluso superan el estándar de DDR4 de 1.35v.

Si bien es probable que con el tiempo las memorias DDR5 bajen de precio y el estándar para juegos en cuanto a latencia y mhz sea otro (5600 Mhz a CL36, como en el kit analizado aquí, por ejemplo), por el momento las opciones del mercado oscilan entre gama baja y gama alta debido al faltante de chips a nivel mundial, y la diferencia de precio entre una y otra puede ser hasta de un tercio más según la velocidad y latencias, además del agregado de los LEDs RGB que también tienen un costo agregado según el diseño, la calidad de los materiales de construcción y, por supuesto, el tipo de ICs utilizados. En el caso de las Dominator, cuyo diseño es heredado de las Dominator DDR4 RGB, pero ahora con LEDS RGB Capellix, está de más decir este y todos los factores mencionados entran en juego a la hora de pagar una memoria.

A lo largo del análisis probamos varios benchmarks sintéticos para exprimir cada byte de lectura y escritura que las Dominator Platinum RGB DDR5 RGB de 5600 Mhz CL36, ya sea con sus valores de fábrica o con un overclock moderado. También agregamos algunos juegos con respecto a los ya comparados en nuestro análisis del Core i9-12900K con DDR4, ya que previamente habíamos utilizado una motherboard con chipset H610, y ahora hemos usado una Z690 con DDR4.

Como es costumbre en este segmento de la marca, las memorias Dominator Platinum RGB se presentan en una compacta caja negra que denota que estamos ante un producto premium. En el frente se observa la capacidad y velocidad de las memorias, junto con los logos de su sistema de iluminación LED Capellix y su compatibilidad con el software propietario iCUE. También está presenta la etiqueta «Intel XMP Ready», que no es lo mismo que «Intel XMP Certified», ya que el kit no fue certificado por Intel, pero funciona bien de todos modos.

En la parte posterior de la caja encontramos información más técnica, tales como la fuente de alimentación ahora estandarizada para DDR5 a través de un «PMIC» (circuito integrado de gestión de energía) en los propios módulos y la solución de refrigeración DHX patentada por Corsair para brindar la la menor temperatura posible. En el interior hay un marco hecho de espuma que contiene los dos módulos, cada uno de ellos envuelto en un soporte de plástico.

Los módulos en sí consisten en una placa de circuito negra con un disipador del mismo color negro, fabricado en aluminio anodizado. De un lado está el logotipo de Corsair y el nombre del producto impreso en el medio con letras blancas, mientras que del otro lado tenemos la información del código del kit y el número de serie, junto con los timings y el voltaje que se utiliza al activar el perfil XMP (36-36-36-76 1.25v).

El interior de las Lancer cuenta con dos placas de aluminio que actúan como disipador, mientras que el exterior está fabricado con dos tipos de acabados en metal cepillado y fondo de color negro mate. Como algunos sabrán, Micron, Samsung y SK Hynix son los tres fabricantes actuales de memorias DDR5, y este kit en particular ha sido fabricado con memorias chips Samsung de 16 Gbit (específicamente el códigos SEC 143 K4RAH086VB-BCQK), junto con los chip PMICs (circuito integrado de administración de energía) ANPEC APW8502C, los cuales se encargar de administrar la energía de cada módulo.

Las Corsair Dominator DDR5 tiene una altura de 55mm incluyendo los gold finders, mientras que conectadas en la placa madre miden 52mm. Dado que son memorias de alto perfil, la altura no será un problema para aquellos que utilizan waters coolers, pero sí lo será en caso de tener algunos sistemas de refrigeración por aire muy robustos, como el Corsair A500 o el Noctua NH-D14.

Visto desde arriba, se pueden observar las dos mitades del sistema de refrigeración. Se pueden observar como un medio marco adjunto se sujeta alrededor de cada uno de los 10 puntos de luz LED RGB de los módulos, junto con las letras «Dominator» en el centro con impresión negativa en negro, lo cual hacen un total de 12 LEDs RGB.

Tipo de memoria: DDR5
Factor de forma: U-DIMM
Colores: Negro / Blanco
Capacidad: 2x16GB
Velocidades: 5600 MT/s
Latencias: CAS 38-38-38-76
Voltaje de operación: 1.25V
Temperatura de operación: De 0°C a 90°C
Dimensiones (Largo x Ancho x Alto): 13.48 x 5.5 x 0.78 cm
Peso: 94g
Garantía: Limitada

  • Tipo de PMIC: PMIC OC extremo
  • Iluminación: 12 LEDs RGB Elite Capellix
  • Iluminación: Zona única / multizona Multizona dinámica
  • Latencia SPD: 40-40-40-77
  • Velocidad SPD: 4800 MHz
  • Voltaje SPD: 1.1 V
  • Compatibilidad: Intel serie 600
  • Difusor de Calor: Aluminio
  • Formato de memoria del paquete: DIMM
  • Perfil de Desempeño: XMP 3.0
  • Pin de memoria del paquete: 288

A continuación enumeramos la lista de benchmarks utilizados (tanto sintéticos como de juegos) y las placas madre y procesador que hemos utilizado. Todos los benchmarks de juegos fueron ejecutados en 1080p con todos los detalles al máximo incluyendo ray tracing (en los juegos que lo soportan) para evitar diferencias de resultados demasiado dispares al obtener una tasa alta de cuadros por segundo -aunque en ciertos benchmarks de juegos terminamos teniendo resultados inconsistentes de todos modos.

Ya que es algo recomendado por la guía para reviewers por parte de Nvidia, hemos dejado activado el Game Mode de Windows 11, como también la opción programación de GPU acelerada por hardware (hardware-accelerated GPU scheduling), que ayuda a reducir la latencia y mejorar el rendimiento. Ambas se encuentran activadas por defecto en Windows 11.

Listados de Componentes

  • Mother Asus Strix Z690-F Gaming WiFi
  • Mother Asus TUF Z690-PLUS WiFi D4
  • Procesador Intel Core i9-12900K
  • Kingston Fury Beast DDR5 4800 Mhz (CL38) | 5200 Mhz (CL40) | 5600 Mhz (CL40)
  • XPG Lancer DDR5 RGB 5200 Mhz 32GB (CL38)
  • Corsair Vengeance PRO RGB DDR4 2x16GB 3200Mhz CL16
  • Corsair Dominator Platinum RGB DDR5 RGB 5600 Mhz 32GB (2×16) CL36

Listados de Benchmarks Sintéticos

  • 7-Zip 21.07 (OC)
  • Aida64 6.60 (OC)
  • Blender 3.0
  • Handbrake 1.5.1

Listados de Benchmarks de Juegos

  • Assassin’s Creed Valhalla
  • DOOM Eternal
  • Far Cry 6 (OC)
  • Forza Horizon 5
  • Marvel’s Guardians of the Galaxy (OC)
  • The Riftbreaker
  • War Thunder
  • Watch Dogs: Legion (OC)

Para medir el rendimiento de las memorias XPG Lancer DDR5, utilizamos las últimas versiones de algunos de los más populares benchmarks sintéticos, tales como 7-Zip (compresión y descompresión), Aida64 (lectura, escritura, copia y latencia), Blender (renderizado de imágenes) y Handbrake (codificación de video).

La herramienta de benchmark de 7-Zip arroja un resultado en GIPS (instrucciones de gigas por segundo) promedio entre las 10 pasadas de compresión y descompresión. En algunos sitios verán un resultado total en GIPS (que es básicamente el total de compresión y descompresión dividido por 2) pero aquí verán ambos en forma individual.

Si bien las Corsair Dominator Platinum son de 5600 Mhz al igual que las Kingston Fury Beast de 5600 Mhz, su tasa de transferencia a la hora de comprimir y descomprimir es más alta, lo cual se debe no solo a la latencia de las memorias, sino también a sus chips.

El benchmark de la suite AIDA64 arroja resultados de lectura, escritura, copia y latencia para las memorias. Dado que en los primeros tres benchmark un mayor resultado es mejor, y en el de latencias mientras menor sea el número es mejor, hemos hecho dos resultados por separado.

Dado que la velocidad de lectura se basa en los mhz de las memorias, vemos que las Corsair Dominator Platinum de 5600 Mhz están apenas por encima de las las Kingston Fury Beast de 5600 Mhz en todos los tests. En el test de latencia, las Dominator toman la delantera ya que estamos comparando C36 contra C40 de las Kingston.

En Blender, el software de creación de gráficos y renderizado, que arroja un resultado en segundos (menos es mejor), las Corsair Dominator Platinum de 5600 Mhz (CL36) están prácticamente pegadas a las demás memorias. La diferencia es de milésimas de segundo, que de hecho varían según cada pasada del tiempo de renderizado.

Handbrake, un software de transcodificación de archivos de audio y video, arroja resultados en segundos (menor tiempo de renderizado es mejor). Similar a previos resultados, las Corsair Dominator Platinum de 5600 Mhz (CL36) se encuentran a la par de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) y las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38).

Como ya habíamos anticipado en nuestro review de procesadores de Intel y AMD, la diferencia entre DDR4 y DDR5 por el momento no es muy amplia. Solo en títulos muy selectos se nota una diferencia de rendimiento, mientras que en otros ambas están a la par, o las DDR5 apenas por encima de las DDR4.

En la última iteración de la saga de los encapuchados, las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) se encuentran a la par de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) y las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38).

En el comienzo de The Ancient Gods: Part Two de DOOM Eternal, medimos el máximo de FPS que arroja el juego apenas iniciamos el DLC. En este test, las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) alcanzaron un máximo de 212 FPS.

Como ya habíamos mencionado en otros análisis, los resultados que arroja la última iteración de la serie Far Cry, sufren una degradación de rendimiento con cada benchmark consecutivo. Por esa razón, nos quedamos con el primer resultado obtenido con cada memoria.

Debido a que Far Cry 6 aprovecha más la velocidad y latencia de las DDR5, las Corsair Dominator de 5600 Mhz CL36, logran aventajar a las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) por dos FPS y a las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38) por tres FPS.

Con resultados sumamente consistentes, el benchmark de Forza Horizon 5 posiciona a las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) un FPS por encima de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) y las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38).

En Marvel’s Guardian of the Galaxy, otro benchmark muy consistente a la hora de probar diferentes componentes, las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) se encuentran a la par de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) y aventajan a las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38) por un FPS. Este es el título en dónde más se nota la diferencia entre memorias DDR4 y DDR5, observándose una gran diferencia de 11 FPS entre ambas.

Dado que el benchmark de CPU de The Riftbreaker no arroja resultados muy consistentes, hemos hecho un promedio de entre cuatro y cinco pasadas con cada memoria, y el mismo posiciona a las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) un FPS por encima de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40).

El benchmark de CPU de War Thunder es igual de inconsistente que el de The Riftbreaker, razón por la cual también nos vimos obligados a realizar un promedio entre los diferentes resultados. Las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) logran estar por encima de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) por un gran margen, al mismo tiempo que superan a las DDR4 CL16 de la misma marca que arrojaban resultados superiores a los de las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) y las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38).

En el benchmark de Watch Dogs: Legion con todos los gráficos al máximo, las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) superan a las XPG Lancer DDR5 de 5200Mhz (CL38) y las Kingston Fury Beast DDR5 de 5600 Mhz (CL40) por un FPS.

Debido a que los chips de B-Die de Samsung cuentan con gran margen de overclock, pudimos subir las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) a 6133 Mhz reduciendo la latencia inicial y los demás timings a 32-38-38-36.

Para ello, tuvimos que incrementar el voltaje del controlador de memoria a 1.28750v, además de los voltajes VDD y VDDQ a 1.43000v para obtener resultados estables tanto en benchmarks sintéticos como en juegos. Si bien se recomienda no superar los 1.4v por una cuestión de temperatura (y por consiguiente de inestabilidad), el overclock, como siempre, depende mucho de cada chip, y en nuestro caso las temperaturas se mantuvieron dentro de los parámetros normales (nunca alcanzaron ni superaron los 50°c).

Con el overclock mencionado a 6133 Mhz y reduciendo la latencia CL32, las Corsair Dominator logran grandes resultados en 7-Zip tanto en compresión como en descompresión.

Una vez más, gracias el gran aumento de velocidad a 6133 Mhz y reducción de latencia y los demás timings, vemos cómo las Corsair Dominator DDR5 obtiene un significativo aumento de rendimiento Lectura, Escritura y Copia en el benchmark de AIDA64, además de una reducción en Latencia.

Con el overclock a 6133 Mhz y los timings modificados, las Corsair Dominator DDR5 arrojan un notable incremento de rendimiento en Far Cry 6. Ni más ni menos que seis FPS adicionales con respecto a los valores por defecto de las memorias. Ejecutamos el benchmarks varias veces, y siempre dio ese mismo resultado, así que no tenemos dudas del gran impacto del overclock en este juego en particular.

En Marvel’s Guardians of the Galaxy, el overclock de las las Corsair Dominator hace que el juego obtenga dos FPS adicionales, algo que no hemos podido replicar con ninguno de los otros kits.

Por último, el consistente benchmark de Watch Dogs: Legion arroja un FPS adicional con el overclock aplicado a las Corsair Dominator.

Como todo producto de Corsair, los LEDs RGB de las memorias Dominator Platinum DDR5 se pueden personalizar con el software propietario de la marca, iCUE. Para nuestra sorpresa, el software inicialmente no tomaba las memorias. Luego de buscar en los foros de Asus y Corsair, encontramos que hay que configurar en FALSE la opción «SPD Write Disable», de lo contrario las memorias no aparecerán en iCUE.

Una vez dentro del software, que es compatible con las Dominator DDR5 a partir de la versión 4.17, podremos ordenar y configurar la iluminación de cada módulo individualmente. Si bien podemos sincronizar los LEDs con el software de cada placa madre, también podemos optar por la iluminación por hardware de modo que quede fija dicha configuración en caso de no querer tener el software corriendo (como suele suceder con varios productos de Corsair que tienen memoria on-board).

Dado que la temperatura máxima ideal para las DDR5 es de 50°c, el software nos permite monitorear las temperaturas de cada módulo y, en caso de superar una temperatura específica, hacer que los módulos cambien a un color elegido por el usuario, o que los ventiladores automáticamente a 100% de velocidad, e incluso apagar la PC.

Los resultados hablan por sí solos. No resulta extraño que las Corsair Dominator de 5600 Mhz (CL36) aventajen a las demás memorias tanto en benchmarks sintéticos como en juegos. La diferencia no solo se debe a la velocidad y latencia de las memorias con respecto a las Kingston de 5600 Mhz CL40 o XPG Lancer 5200 Mhz CL38, sino también por los chips que presenta esta gama alta de Corsair. Una vez más, mientras que las Lancer que probamos tienen chips Micron y las Kingston Hyper Beast cuenta con SK Hynix, las Dominator con los chips Samsung B-Die claramente marcan una gran diferencia, y abren camino a un amplio margen de overclock cuyos extraordinarios resultados quedan a la vista.

Por supuesto, la tasa de transferencia y el significativo margen de overclock de las Dominator tienen un costo pero, sorprendentemente, no tan alto como uno podría imaginar. Mientras que un kit de 32GB de XPG Lancer de 5200 Mhz CL38 o Kingston Hyper Beast 5600 Mhz CL40 (estas últimas sin RGB) se pueden conseguir en Amazon por u$s 300-310, las Dominator se encuentran a un precio especial de u$s 330 tanto en Amazon como en la tienda oficial de Corsair. Lamentablemente, en Argentina, tanto las Kingston como las XPG tienen un costo de $50.000, mientras que las Corsair no bajan de $75.000 en Mercado Libre, peor seguramente lleguen al país y a la región a un mejor precio cuando Corsair las importa de manera oficial (es decir, que no sean vendidas por resellers o comerciantes que las traen por cuenta propia).

En cuanto a su precio y rendimiento con respecto a las DDR4, no hace falta saber mucho para darse cuenta que las DDR5 están un poco verdes y por el momento no se aprovechan en juegos como debería, excepto por títulos como Far Cry 6 y Marvel’s GOTG en donde sí hay una diferencia significativa, muchos más con overclock. Es cuestión de esperar a que más desarrolladores sepan aprovechar el ancho de banda de estas nuevas memorias. Es el precio que uno tiene que pagar a veces por ser un early adopters (aquellos consumidores que son los primeros en comprar un producto recién lanzado).

En definitiva, las Corsair Dominator DDR5 están hechas para dos tipos de públicos. Uno es aquel que, como mencioné antes, da por hecho que no overclockear memorias (similar al caso de CPUs y/o GPUs) es tirar plata a la basura. El otro, es simplemente aquel que tiene mucha plata y le gusta tener productos del segmento más elite de una marca, al mismo tiempo que su estética, refrigeración y rendimiento haga una diferencia (aun con sus valores de fábrica) sobre otra gama de memorias de otras marcas o de Corsair, tales como las Vengeance DDR5 (ya que Vengeance PRO RGB DDR5 no hay por el momento) que tienen chips Micron, no Samsung. Con una iluminación LED superior, una mejor solución de refrigeración (patentada por Corsair), una calidad de componentes sin precedentes, y la confianza de los chips Samsung que habilitan una sobresaliente capacidad de overclock, no hay mucho que pensar, ya que la diferencia de precio y prestaciones entre unas memorias y las Dominator es abismal. Aquellos que hayan tenido memorias Dominators DDR3 o DDR4 sabrán muy bien que la diferencia lo vale, y este kit DDR5 no es la excepción.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Corsair.

Memorias Corsair Dominator Platinum RGB DDR5 RGB 5600 Mhz 32GB (2x16) CL36 - Review
Diseño100%
Construcción100%
Rendimiento85%
Overclock85%
Precio80%
Lo bueno:
  • Diseño sobrio y elegante con RGB, heredado de las previas Dominator.
  • Disipador y materiales de gran calidad, además de pads térmicos en los PMICs.
  • Significativo margen de overclock.
Lo malo:
  • Precio elevado con respecto a las DDR4.
  • Sin cambios en el diseño exterior con respecto a las Dominator DDR4.
  • Es casi obligatorio hacerles overclock para aprovecharlas como se debe.
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
96%

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.