Además de haber anunciado que sus próximas GPUs con arquitectura RDNA3 se lanzarán el próximo 3 de noviembre, AMD compartió a través de su blog los esfuerzos que está realizando para impulsar los beneficios del liderazgo en rendimiento por vatio con su tecnología gráfica, abordando el enorme reto de mantener diseños eficientes en cuanto al consumo de energía, en medio de la presión cada vez mayor, por alcanzar niveles de rendimiento más altos en los videojuegos.

Las soluciones gráficas con mayor eficiencia energética aportan grandes beneficios a los jugadores, ya que generan menos calor y privilegiando un funcionamiento más silencioso, sin necesidad de grandes soluciones de refrigeración. Otro beneficio se ve reflejado n la reducción del costo total de propiedad, al disminuir los gastos anuales de energía y eliminar la necesidad de que los jugadores adquieran fuentes de alimentación de gama alta para soportar tarjetas gráficas de alto consumo.

Como la única compañía que desarrolla tanto CPUs como GPUs de alto rendimiento, AMD ha aprovechado los aprendizajes de todos los equipos de ingeniería, para optimizar el rendimiento y la eficiencia con los Gráficos Radeon RX Serie 6000, ofreciendo hasta 123% más de FPS/Vatios que las tarjetas de la competencia.

Además, la próxima arquitectura AMD RDNA 3 promete ser la más eficiente de AMD hasta la fecha. Con un innovador diseño de chiplet, la tecnología de proceso de 5 nm y la nueva generación de caché Infinity de AMD de bajo consumo, RDNA 3 está en camino a ofrecer una mejora estimada del 50% del rendimiento por vatio con respecto a la ya impresionante arquitectura RDNA 2. Asimismo, estas optimizaciones permitirán a los jugadores experimentar un rendimiento de juego de primera categoría con sistemas de juego atractivos, silenciosos y de bajo consumo.