Habiéndose estrenado su primera entrega en 1997 de la mano de Microsoft y Ensemble Studios, poco se sabía en aquel entonces que Age of Empires sería hoy en día uno de los más grandes exponentes del género de la estrategia en tiempo real. A dieciséis años del lanzamiento de Age of Empires III y su relativa decepción entre los fans puristas de Age of Empires II, finalmente nos llega la cuarta entrega de esta emblemática IP que en esta oportunidad ha sido co-desarrollada por el reconocido estudio Relic Entertainment (Company of Heroes, Homeworld, Warhammer: Dawn of Dawn) y el developer World’s Edge, que ha colaborado con las Ediciones Definitivas de Age of Empires II y Age of Empires III.

Si bien la versión HD de Age of Empires II y sus tres expansiones dieron el puntapié inicial para reavivar la comunidad en el 2013, las Ediciones Definitivas (o remasters) de los tres primeros impulsaron aún más el hype lanzándose año a año (2018, 2019 y 2020, respectivamente) hasta finalmente tener Age of Empires IV en nuestras manos, no sin antes probar el juego mediante alfas y betas (esta última tanto cerrada como abierta). Aquellos que pudimos probar algunos de estos tests, nos dábamos cuenta que esta cuarta entrega es una brisa de aire fresco tanto para la serie como para el género al plantear e innovar con nuevas mecánicas.

La primera vez que abrimos el juego nos encontramos con una pequeña etapa de configuración e inmediatamente el tutorial, guiado por una narradora que, con su voz armoniosa, nos guía y hace más ameno el proceso. De hecho, es un gran recurso también usado en las campañas. Luego de completar esta breve introducción a las mecánicas más básicas del juego, tenemos varias opciones. La primera -sugerida para nuevos jugadores- consiste en la campaña de The Art of War, la cual nos preparará para una experiencia competitiva online o simplemente nos enseñará las mecánicas más avanzadas del juego. La segunda opción, continuar con las campañas históricas. La tercer y última opción, arriesgarnos al multijugador con los conocimientos básicos, que por supuesto no es recomendable a menos que ya hayan jugado las betas.

The Art of War fue una adición magnífica para Age of Empires II: Definitive Edition, la cual permitía que por medio de desafíos en cada nivel, aprender ciertas estrategias e información más específica, al punto de poder salir a jugar una partida online y que no te aniquilen. Age of Empires IV persigue el mismo objetivo. La campaña está dividida en cinco misiones donde se explica la economía del juego, combate básico y asedio.

Age of Empires IV consta de cuatro campañas abarcando treinta y cinco misiones a lo largo de 500 años de historia. La primera, “The Normans”, basada en la conquista de Inglaterra por parte de los normandos. La segunda, “The Hundred Years War”, cuenta la historia de La Guerra de los Cien Años, el épico conflicto entre Inglaterra y Francia. La tercera, “The Mongol Empire”, trata la expansión del Imperio Mongol. La cuarta y última, “The Rise of Moscow”, desarrolla el ascenso del Gran Ducado de Moscú. En todas se destacan los diseños y las excelentes cinemáticas introductorias, la disposición clásica de ir cumpliendo objetivos mejorada por la narración in-game que contextualiza y le da sentido, la fluidez de las misiones y la guía del juego forjan una experiencia algo lineal pero ordenada. Por último, el contenido desbloqueable al final de cada nivel que nos cuenta sobre ciertos aspectos de la época, personajes, construcciones, entre otros elementos, aporta un condimento enriquecedor a la experiencia.

Age of Empries IV cuenta con 8 civilizaciones: Ingleses, Chinos, Franceses, el Sacro Imperio Romano, Mongoles, Rus, el Sultanato de Delhi y la Dinastía Abbasid. Cada una cuenta con unidades, mejores y edificios únicos, además de características especiales que las diferencian.

Los Ingleses se caracterizan por su versatilidad y fácil uso. Cuentan con el clásico Longbowman, que reemplaza al Arquero genérico. Se diferencia en que tiene mucho más rango de ataque, se mueve más lento y posee 3 habilidades especiales: puede construir empalizadas para defenderse de la carga de caballería, armar un campamento que cura 1 de salud por segundo y usar arrow volley que cuando se activa aumenta la velocidad de ataque en 70%. Los aspectos únicos de la civilización son: “Network of Castles”, habilidad pasiva única que incrementa la velocidad de ataque de las unidades cercanas a centros urbanos, outpost, torres y keeps cuando se detectan intrusos en las cercanías. Las granjas salen la mitad de madera y las que están en zonas de influencia de un molino, tienen un 15% de bonus de producción. Aldeanos más fuertes que atacan con arcos. Disponen del Vanguard Man-at-arms en la Dark Age. Los centros urbanos disparan el doble de flechas y por último los barcos militares tienen uno más de rango.

Los chinos pueden ir cambiando mucho cada edad, por lo que obliga al contrario a tener que adaptarse más rápido, si no quiere quedarse atrás. Tienen 4 unidades únicas: el Zhuge Nu, que se caracteriza por su conocida ballesta de repetición. Fire Lancer, con lanzas de puntas explosivas que posibilitan que su ataque de carga sea devastador. Granadier, lanzador de granadas que hacen daño en área. Y por último Nest of Bees, que es un arma de asedio que lanza cohetes capaz de hacer un gran daño en área. Como bonus de civilización: los aldeanos construyen defensas 50% más rápido y otros edificios al doble de velocidad. Pueden iniciar una dinastía mediante la construcción de 2 Landmarks, lo cual habilita bonus especiales. Química gratis en la edad imperial y finalmente los puertos trabajan 20% más rápido.

Los franceses, con su clásica caballería pesada, pueden mejorar la producción en posiciones fortificadas. Dispone de 3 unidades únicas: el Royal Knight, que gana un bonus de daño por 3 segundos después que carga. El Arbalétrier, que puede cubrirse con un escudo que le otorga bonus de armadura contra armas de rango. Y el Galleass, equipado con un cañón de largo alcance, capaz de hacer un daño devastador. Sus bonus de Civilización son: producción de aldeanos y scouts más rápida según la edad. Tecnologías económicas 30% más baratas. Edificios donde se entregan recursos cuestan 25% menos de madera. Los Trade Post son revelados al principio de la partida. Los traders pueden traer cualquier recurso de vuelta. Las unidades producidas en una caballería o en un Archery range que estén en el rango de influencia de un keep, cuestan 20% menos. Las tecnologías de mejora de daño de melee son gratuitas y por último los barcos mercantes traen 20% más oro.

El Sacro Imperio Romano se caracteriza por su fuerte infantería y sus Prelates que mejoran la economía. Tienen 2 unidades únicas: los Prelates que pueden inspirar a los aldeanos a trabajar 40% más rápido, durante 30 segundos. Y Landsknecht, infantería ligera con una espada de dos manos que puede hacer daño en área. Además cuentan con varios bonus de civilización como: mejoras especiales para las unidades de infantería. Edificios construidos en el área de influencia de un centro urbano o un keep pueden usar la habilidad especial Emergency Repairs, que las repara automáticamente. Pueden guardar reliquias en outpost, keeps y torres para incrementar sus estadísticas. Si guardan reliquias en puertos aumentarán el daño de sus barcos un 5% por reliquia hasta un máximo de 25%. Y el costo de emplazamientos está reducido en un 25%.

Los Mongoles son los maestros de la movilidad y el combate a caballo. Cuentan con 2 unidades únicas: el Khan, que puede lanzar una Signal arrow que mejora a las unidades aliadas que lo rodean, y el Mangudai, arquero a caballo que puede lanzar flechas mientras se mueve. Sus bonus especiales son: no necesitan construir casas. Sus aldeanos no pueden recolectar piedra, ni tampoco comprar o vender en mercados, deben construir Ovoos para poder hacerlo automáticamente, el cual además provee mejoras especiales para los edificios construidos en su área de influencia. Reciben cincuenta de comida y cincuenta de oro cada vez que incendian un edificio. Todas las estructuras se pueden empacar y mover hacia un territorio nuevo. Los barcos de transporte tienen 50% más de salud y se mueven 15% más rápido.

Rus posee una economía especial basada en la caza y fuertes unidades de combate. Disponen de 3 unidades únicas: Streltsy, unidad de pólvora con ataque a distancia que se vuelve más fuerte cuando está quieta, además tiene un ataque de melee decente. Warrior monk, inspira unidades cercanas, proveyendo bonus de armadura y daño. Por último, Lodya Ships, que se pueden convertir en cualquier otro tipo de barcos. Las características especiales de la civilización son: generan oro e incrementan la “bounty” cuando matan animales, mientras más alta es la bounty, provee comida adicional de todas las fuentes. Empalizadas con el doble de puntos de salud. Pueden construir cabañas de caza, que son molinos mejorados capaces de generar oro si tienen bosques cerca. Pueden construir fuertes de madera en vez de outpost, que son mejores y dan un bonus de 20% en la entrega de madera de los lumber camps cercanos. Y por último los barcos pesqueros no tienen que entregar la comida que pesquen, al estilo Age of Empires III.

El Sultanato de Delhi es capaz de llevar a la batalla a los temidos elefantes de guerra. Tienen 2 unidades especiales: Scholar, reemplazan a los monjes, si los guarnecen en una mezquita, hacen que las tecnologías se desarrollen con mayor rapidez. Y los elefantes de guerra, unidad con muchos puntos de salud y un poderoso ataque de asedio. Sus bonus son: todas las tecnologías son gratuitas pero tardan más en desarrollarse. Recolectan 25% más rápido de los arbustos de bayas pero no pueden cazar jabalíes. Las unidades de infantería pueden construir defensas. Y los barcos pesqueros están equipados con un arquero

La Dinastía Abbasid persigue la prosperidad de una edad dorada concentrando sus estructuras alrededor de la casa de la sabiduría. Cuentan con 2 unidades únicas: Los jinetes de camellos y los camellos arqueros, que son efectivos contra unidades de caballería. Tienen bonus de civilización como: recolectan 25% más rápido de los arbustos de bayas pero no pueden cazar jabalíes. Las unidades de infantería son capaces de construir armas de asedio sin necesidad de haber investigado previamente ingeniería de asedio. Avanzan de edad construyendo nuevas alas en la casa de la sabiduría. Pueden entrar en la edad dorada, que mejora la velocidad de recolección, los tiempos de investigación de mejoras y la velocidad de producción de unidades. Y finalmente los puertos son 50% más baratos

En cuanto al contenido multijugador y jugabilidad es inevitable hacer paralelismos con Age of Empries II. Si bien se mantiene su clásica disposición con los cuatro recursos, aldeanos que los recolectan y los entregan en distintos edificios, y la variada cantidad de civilizaciones, hay muchos aspectos diferentes en Age of Empires IV. Algunas mecánicas que se agregaron al juego en general son: la carga en las unidades de caballería pesada que le agrega un bonus de daño en el primer golpe si vienen desde cierta distancia; la posibilidad de subir unidades de infantería y arqueros a los muros de piedra, que otorga un bonus de resistencia contra ataques de rango y asedio del 66% y dos de rango de ataque, y posibilita que la torre de asedio (unidad utilizada para transportar infantería y descargarla en los muros) sea viable; poder ocultar unidades en ciertos bosques que solo pueden ser vistas entrando en el mismo o teniendo un scout; el avance de edad mediante la construcción de “Landmarks” que te dan beneficios especiales; el cambio de animación ataque a los edificios; la diferencia entre unidades con armadura y sin armadura. Y, por último, la indicación visual que te muestra en qué nivel de desarrollo está la unidad o mejora que se ve en el icono de la misma.

Los gráficos, si bien no sorprenden y no alcanzan las expectativas o el estándar que uno podría esperar de un RTS AAA del 2021, son agradables a la vista, con una paleta de colores que no molesta ni confunde. No obstante, la baja calidad de las texturas (sobre todo en el terreno y algunas edificaciones) y el nivel de detalle en general dejan mucho que desear, sobre todo las armas y armaduras de los soldados que se ven un tanto planos. El audio por otro lado, está muy bien logrado. El sonido de las armas golpeando, los gritos de los soldados previos a la batalla y los de carga al momento de pelear, favorecen un ambiente propicio para inmiscuirse en el juego y vivir una emocionante experiencia. La música, representativa tanto de la saga como de la civilización que escojamos, nos sitúa y contextualiza en el juego.

Como aspecto negativo, podemos mencionar que aún no está del todo optimizado. Si bien no sufrimos ningún crash durante la prueba, tuvimos varios bajones de FPS (incluso bajando los gráficos al mínimo) con un Core I5-6600K, una RTX 2070 y 16GB RAM. Otro detalle menor es que si bien el juego cuenta con un modo observador y se pueden guardar los replays, aún no está implementada una opción para reproducirlas, lo cual debería haber estado en el lanzamiento. Probablemente se agregue pronto.

Después de dieciséis años de expectativa, esta anhelada cuarta entrega de la serie no solo cumplió con lo prometido en ciertos aspectos, sino que de hecho hasta superó nuestras expectativas. Las campañas están excelentemente logradas y las civilizaciones, al margen de que necesitarán algunos ajustes de balance, prometen partidas variadas gracias a la gran distinción entre las diferentes unidades y sus mecánicas. Age of Empires IV no solo es una compra obligada para fans de la serie y una gran inversión para los amantes del género, sino también un digno sucesor de Age of Empires II que a su vez promete un futuro brillante para la escena competitiva.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Microsoft. Age of Empires IV se lanzará el próximo 28 de octubre en PC vía Steam y Microsoft por u$s 59.99 o precio regional para su Edición Estándar y u$s 79.99 o precio regional para su Edición Deluxe. También estará disponible en Xbox Game Pass el mismo día.

Age of Empires IV - Review
Campaña100%
Gameplay90%
Gráficos70%
Música y Sonidos100%
Multiplayer100%
Lo bueno:
  • Excelentes campañas, muy bien logradas y entretenidas.
  • Cinemáticas de muy alto nivel.
  • Sonidos y música emocionantes e inmersivos.
Lo malo:
  • Los gráficos no cumplen con las expectativas previstas.
  • Se precisará un mejor balance entre las civilizaciones debido a sus grandes diferencias en su jugabilidad.
  • No cuenta con sistema de replays (por el momento).
90%Nota Final
Puntuación de los lectores: (11 Votes)
86%

Una Respuesta

Dejar una respuesta