Intel anunció hoy su nueva serie de procesadores Rocket Lake-S basada en la arquitectura Cypress Cove, liderada por el Core i9-11900K, el SKU insignia que, en teoría, debería rivalizar o inclusive superar al Ryzen 9 5900X de AMD, pero esperaremos a ver reviews de terceros este 30 de marzo (fecha de embargo y lanzamiento oficial) para comprobarlo.

Las mejoras en esta generación incluyen:

  • Mejora del rendimiento de IPC de hasta un 19% de una generación a otra.
  • Hasta un 50% más de rendimiento de gráficos integrados con gráficos Intel UHD con arquitectura de gráficos Intel Xe.
  • Intel Deep Learning Boost y Vector Neural Network Instructions son compatibles con la aceleración de la inferencia de inteligencia artificial (IA), lo que mejora enormemente el rendimiento de las cargas de trabajo de aprendizaje profundo.
  • Funciones y herramientas de overclocking mejoradas para un overclocking flexible y un rendimiento y una experiencia de ajuste.

El i9-11900K de 8 núcleos se venderá a u$s 539 USD (precio por 1000 unidades), que constituye aumento de u$s 51 por CPU en comparación con Core i9-10900K. Esta CPU tendrá un boost de hasta 5.3 GHz (Thermal Velocity Boost). Una variante sin una GPU integrada costará 513 USD.

El Core i7-11700K, que también es una CPU de 8 núcleos, pero carece de Thermal Velocity Boost, se venderá por u$s 399 USD, un aumento de 25 USD sobre el predecesor. La variante KF sin iGPU costará u$s 374 USD. El precio de la serie Core i7 cierra en u$s 298 USD por 11700F.

Las CPU de 6 núcleos Rocket Lake-S formarán parte de la serie Core i5. La CPU insignia de 6 núcleos llamada i5-11600K costará u$s 262 USD, que es el mismo precio que 10600K en el lanzamiento. La CPU Core i5-11400F de 6 núcleos más barata costará u$s 182 USD.

Todas las CPU de Rocket Lake-S admitirán hyperthreading y memoria DDR4-3200 y ofrecerán hasta 44 carriles PCIe. La serie 11th Gen Core se basa en la arquitectura Cypress Cove de 14 nm que viene con soporte PCI Gen4.

“Diseñados con la nueva arquitectura Cypress Cove, los procesadores de escritorio Intel Core de la serie S de 11° generación están diseñados para transformar la eficiencia del hardware y el software y aumentar el rendimiento de los juegos sin procesar. La nueva arquitectura ofrece hasta un 19% de mejora de instrucciones por ciclo (IPC) de generación a generación para los núcleos de frecuencia más alta y agrega gráficos Intel UHD con la arquitectura de gráficos Intel Xe para medios ricos y capacidades de gráficos inteligentes. Eso es importante porque los juegos y la mayoría de las aplicaciones continúan dependiendo de los núcleos de alta frecuencia para impulsar altas velocidades de cuadro y baja latencia.”