After Dark, Snowfall y Natural Disasters, las anteriores expansiones para Cities: Skylines, brindaron al city-builder de Colossal Order muy necesarios agregados. En cierto sentido, aquellos tres paquetes de expansión se encargaron de completar los espacios en blanco del juego, atendiendo a los muy solicitados sistemas de día/noche, clima y prevención de desastres naturales. De esta manera, no nos equivocábamos demasiado cuando decíamos que Cities: Skylines se sentía como un juego completo tras el lanzamiento de Natural Disasters.

Pero que un juego se perciba como completo no quiere decir que deba dejar de mejorar, y ese es el camino que parece estar tomando la desarrolladora finlandesa con su producto. Mass Transit, la más reciente expansión para este exitoso juego, es un paquete de expansión distinto a los anteriores. No estamos aquí ante una expansión enfocada en agregar nuevos sistemas, sino más bien frente a un paquete de agregados que busca mejorar sistemas existentes. En este caso, es el sistema de tránsito y transporte público el que recibe un muy necesario y bienvenido lavado de cara.

Como mencionamos en nuestra reseña original de Cities: Skylines, el sistema de transito era uno de los pocos puntos criticables de juego. Las opciones de transporte público estaban ahí, desde buses y trenes hasta aviones y barcos de pasajeros. Pero un problemático diseño del sistema de flujos de transporte y un pobre desempeño de la IA a la hora de seleccionar las mejores rutas hacían que fabricar una ciudad exitosa y con transito fluido fuera todo un dolor de cabeza.

Mass Transit ataca a este problema desde dos direcciones. En primer lugar el juego busca brindar más opciones al jugador a la hora de diagramar caminos y rutas de acceso, al tiempo que se mejora el rendimiento de la IA. En segundo lugar, se agregan toda una nueva serie de alternativas al menú de transporte público. Alternativas que permiten diversificar el sistema de transporte urbano y reducir el número de vehículos personales en las calles.

Las mejoras al sistema de caminos y rutas están incluidas en la actualización gratuita que acompaña a esta expansión, por lo que todos los dueños del juego la disfrutaran aún si no cuentan con los agregados exclusivos de Mass Transit. El nuevo sistema permite definir parámetros para cada calle, camino y autopista. Gracias a las nuevas opciones es posible definir el nombre de la calle, su extensión o si se trata de un camino prioritario. También es posible agregar carteles de “STOP” y activar o desactivar los semáforos en determinadas esquinas para hacer el transito más fluido o priorizar el movimiento del caudal de vehículos en una dirección determinada. Estas opciones, sumadas a las viejas políticas de distritos para control de tránsito, hacen que sea mucho más fácil diagramar caminos eficientes. Por otro lado, con solo hacer click sobre una calle característica vamos a poder ver líneas que señalan las principales rutas vehiculares, por lo que ahora es mucho más fácil diagnosticar problemas en nuestra red urbana y solucionarlos.

Las mejoras al sistema de rutas y caminos son sin dudas bienvenidas, pero la crema y nata de la nueva expansión son las nuevas alternativas al transporte urbano. Monorrieles, dirigibles, teleféricos y ferris se suman al menú de opciones ya disponibles en el juego, y cada uno de estos sistemas aporta sus propias ventajas particulares. Los monorrieles son realmente útiles, ya que sus vías elevadas pueden construirse por encima de calles ya existentes, y de esta manera conectar partes de la ciudad sin necesidad de modificar demasiado el entramado urbano. Los ferris y dirigibles, por otro lado, agregan bienvenidas opciones de transporte intra-urbano ya sea por aire o por agua. Finalmente, los teleféricos son algo más situacionales, pero especialmente útiles si construimos sectores de nuestra ciudad en zonas con elevación variada.

Estos nuevos medios de transporte se acoplan muy bien a sistemas ya existentes, por distintos caminos. Por un lado, existe toda una nueva serie de reglamentaciones urbanas que afectan a los nuevos medios de transporte. Por ejemplo, es posible usar a los dirigibles para presentar mensajes educacionales para la población, mientras que los ferris pueden ser designados como de uso prioritario en ciertas zonas (los ferris se llevan especialmente bien con el sistema de canales).

Por otro lado, los nuevos sistemas de transporte se acoplan entre sí y con los viejos sistemas gracias al nuevo mecanismo de centrales urbanas. Estos nuevos edificios funcionan como una suerte de terminales que nos permiten combinar distintos medios de transporte. Así, por ejemplo, existen edificios que combinan estaciones de tren, metro y monorriel, o bien, paradas de ferris conectadas al sistema de autobuses. De esta manera, los habitantes de nuestra ciudad podrían recorrer la misma de punta a punta casi sin pisar la calle, siempre y cuando diseñemos bien nuestro sistema de transporte público.

Las nuevas opciones, como ya mencionamos, se acoplan de manera fantástica al sistema general de juego y hacen de Cities: Skylines una experiencia aún más adictiva de lo que era en el pasado. El nuevo énfasis puesto en los sistemas de transporte y el diseño de rutas y caminos brinda a los jugadores mucho más control sobre lo que ocurre en cada ciudad, y de esta manera se eliminan muchas de las frustraciones que aquejaban al producto de Colossal Order en versiones anteriores.

Algunos problemas persisten, sin embargo. Ciertos bugs y fallos con el sistema de construcción de rutas y caminos no han sido solucionados. Por ejemplo, el muy molesto fallo por el cual las vías de tren no conectan, a pesar de que el indicador de construcción nos muestra una conexión válida, sigue presente. Además, se agregan algunos problemas nuevos. En lo particular el sistema para colocar estaciones de monorriel me ha parecido algo incómodo, y el nuevo edificio no suele llevarse bien con el trazado de calles existentes.

Pero estos pequeños problemas no empañan para nada el éxito de Mass Transit. Estamos sin dudas ante la expansión más importante para Cities: Skylines, y la más necesaria también. Colossal Order ha cumplido su objetivo con creces, y ha logrado mejorar de manera significativa uno de los subsistemas más problemáticos del juego. Seguramente el futuro augurará más mejoras para Cities: Skylines, y serán bienvenidas. Pero Mass Transit es realmente la coronación del juego. Cities: Skylines ya es un clásico atemporal.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Paradox Interactive

Cities Skylines: Mass Transit – Review
Gameplay100%
Gráficos70%
Música y Sonidos85%
Soporte para Mods100%
Lo bueno:
  • La mejore expansión para Cities: Skylines hasta el momento
  • Enormes mejoras al sistema de Transito
  • MONORRIEL!!! MONORRIEL!!!! MONORRIEL!!!!!!!!!!!
Lo malo:
  • Persisten algunos bugs menores en el sistema de trazado de rutas y caminos…
  • …y se agregan algunos nuevos.
95%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
100%

Dejar una respuesta