A pesar de que solos unos pocos podrán acceder a los costosos dispositivos de realidad virtual, Oculus Studios y High Voltage Software (un estudio no muy querido por estos lares) anuncian Dragon Front, el primer juego de cartas coleccionables para Oculus Rift, que combina lo mejor de la tradicional estética de fantasía con un toque dieselpunk para entregar una experiencia única en su tipo.

En Dragon Front, los jugadores se enfrentan entre sí en función de su nivel de habilidad, y observaran a sus unidades cobrar vida en el campo de batalla mientras realizan sus acciones de batalla. También hay un sistema de campeones, donde cada equipo invoca legendarias unidades capaces de cambiar el curso de la batalla.

Con leaderboards competitivos, las apuestas irán creciendo a medida que los jugadores intenten dominar a sus amigos y a otros usuarios alrededor del mundo en un cara a cara virtual.

Los jugadores puede elegir entre varias facciones que presentarán mecánicas de juego, estrategias y cartas con atributos únicos y distintivos. Con más de 280 personajes, 80 campamentos diferentes y más de 100 hechizos, Dragon Front es tan profundo como rejugable.

Dragon Front será lanzado para PC a mediados del 2016 y será exclusivo para Oculus Rift.