2K y Firaxis Games anunciaron hoy la primera expansión para Civilization: Beyond Earth que añadirá nuevas regiones, opciones diplomáticas, facciones, y más. Como su nombre indica, Rising Tide posibilitará colonizar el océano, mientras que además se introducen nuevas experiencias de juego acuáticas y bestias a enfrentar.

Una de las nuevas facciones es el Al Falah, que Firaxis describe como un “grupo de exploradores nómadas descendiente de los prósperos y resistentes estados de Oriente Medio”. Otro nuevo sistema permitirá a los jugadores invertir en múltiples campos, como parte de su esfuerzo para desbloquear unidades híbridas, por primera vez vistas en la serie

En cuanto a los mundos a explorar, “Primordial” es descrito como un “bioma hostil plagado de actividad volcánica y paisajes caóticos, aún formándose en el nuevo mundo.”

“No se trata solo de trasladar todo al agua, no es solo un terreno azul,” aclaró David McDonough. “Realmente hemos cambiado algunas de las maneras en las que usted construirá ciudades, capturará territorios, desarrollará y progresará, por lo que si usted juega en el mar, tendrá todo un panorama estratégico diferente.”

Rising Tide está prevista para otoño, a un precio de $30 dólares. También estará llegando a Mac y Linux, a través de los ports de Aspyr.