Fuck this War! Esa es la premisa en la cual se basa este war survival donde no somos los súper soldados al frente de la batalla como estamos acostumbrados en la mayoría de los FPS, sino más bien ciudadanos comunes y corrientes con una vida que ha quedado devastada: humildes cocineros, mecánicos e incluso niñeras, civiles atrapados en una ciudad de la cual no pudieron ser evacuados, sufriendo las consecuencias de una guerra que solo pareciera dar respiro por la noche, aunque solo para sufrir peligros mayores.

Con un estilo visual muy melancólico y nostálgico, nos situamos en una ciudad destrozada por la guerra que fácilmente podríamos localizar en Europa del Este – Polonia, si queremos ser precisos, país oriundo de 11 Bit Studios, los developers detrás de esta gran entrega.

Sin tutoriales ni objetivos específicos más allá que el de sobrevivir, tomamos el mando de un grupo de 3 ciudadanos de manera aleatoria, cada grupo e integrante con historias particulares que afectaran nuestra partida tratando de sobrevivir en un azotado refugio con mínimos recursos.

Un corredor profesional podrá salir a buscar recursos de noche de manera rápida, cuando no estamos sufriendo el peligro de los Snipers que dispararan apenas tengan posibilidad. Un cocinero podrá sacarle el máximo provecho a los ingredientes que tengamos para cocinar y un mecánico podrá construir herramientas y armas con mínimos recursos, por ejemplo.

Pero más allá de las habilidades de nuestros protagonistas, el juego hace un énfasis muy importante en la moral. Así, en la desesperación por intentar encontrar un poco de comida, el robar una pareja de ancianos en la noche para algunos puede significar sobrevivir un día más, pero para otros, en cambio, puede implicar sucumbir en la depresión y posterior suicidio, o sufrir depresiones severas que nos dejaran paralizados en posición fetal hasta morir de hambre.

Así de cruda es la vida que intenta reflejar el juego en épocas de guerra.

De día, atrapados en un refugio tendremos que ingeniárnosla para amurar paredes y ventanas para dificultarles la entrada a los ladrones de noche, construir camas y sillas para descansar, medios de calefacción para sobrevivir el invierno, radios para poder sintonizar canales con noticias sobre la guerra, grupos de ayuda o música clásica para levantar el ánimo.

El juego cuenta con una gran variedad de ítems: desde libros para pasar el rato hasta componentes eléctricos y mecánicos para construir barrotes y así forzar la entrada a lugares por la noche, armas para sobrevivir, vendas para curar a los heridos y hasta joyas para intercambiar por bienes necesarios.

Aleatoriamente recibiremos distintos tipos de visita: algunos, asustados, vendrán corriendo a pedir ayuda para amurar asegurar su refugio y poder sobrevivir un día más. El no aceptar o tener que pensarlo puede tener todo tipo de repercusiones: el enojo y posterior homicidio por parte de la desesperación de la persona solicitando ayuda, conflictos en el grupo por la baja moral que implica no ayudar a los necesitados o la depresión y posterior suicidio a causa del sentimiento de culpa. Aceptar ayudar también tiene sus consecuencias: es posible recibir ayuda en materia de alimentos o bienes básicos como recompensa, el secuestro y posterior homicidio con el único fin de asaltar nuestro refugio de manera más fácil por la noche, o la inclusión de un nuevo miembro al grupo.

https://www.youtube.com/watch?v=Qq6aBJ6eDDE&feature=youtu.be

También habrá comerciantes que intentan intercambiar bienes. Cada comerciante tendrá su preferencia, y mientras algunos prioricen vendas y medicina, otros preferirían comida o armas, dándole a prácticamente todos los ítems un estatus de recurso valioso, según la necesidad.

Al cabo de varias horas, cuando los recursos ya no alcanzan para actualizar nuestro refugio, asegurarlo o construir algo, cae la noche.

De noche, deberemos elegir una serie de actividades para nuestro grupo: algunos deberán hacer guardia, para minimizar los daños sufridos por ladrones que intenten asaltarnos. Otros, deberán descansar para recuperarse de las heridas, enfermedades o simplemente reponerse del cansancio. Y solo uno, podrá salir en búsqueda de recursos para sobrevivir un día más.

Es en este momento donde pasamos del war survival a un juego completamente sigiloso donde el más mínimo ruido hace una división ente la vida y la muerte. Acciones como correr, revolver escombros y forzar puertas o ventanas con barrotes harán ruido, asustando a personas indefensas que se esconderán en lugares oscuros, a la espera de un descuido para matarnos sigilosamente, o enfureciendo a bandidos armados que dispararan al azar en la desesperación.

Según el tipo de lugar que decidamos robar, sea una casa, hotel, hospital, iglesia o alguno de los varios lugares a nuestro alcance, habrá distintos tipos de personas. Algunos querrán ayudarnos o intercambiar recursos, otros simplemente intentaran matarnos para quedarse con todo lo nuestro, y otros intentaran engañarnos, llamándonos para intercambiar bienes con trampas ya preparadas.

El morir en la búsqueda de recursos por la noche implica muchas cosas. Por un lado, perdemos un miembro del grupo, y esto hace que sobrevivir en el día a día sea mucho más difícil al tener un rango mayor de tareas para personas, las cuales sufrirán enfermedades y cansancio con mayor frecuencia, llegando incluso a la depresión por la pérdida de un ser querido.

Por otro lado, salir victoriosos con un buen botín también puede ser perjudicial: esa misma noche quizás perdamos a miembros del grupo debido a ladrones que atacan nuestro refugio. O quizás no suceda nada, pero el sentimiento de culpa de haber robado a personas inocentes provoque conflictos aún mayores, tanto a nivel grupal, como peleas o distanciamiento, como a nivel individual, con depresión y falta de ganas de seguir adelante.

This War of Mine hace un trabajo excelente al provocar desesperación y tensión en un ambiente hostil que no da descanso ni de día ni de noche. Propone un nuevo enfoque a juegos de guerra donde el campo de batalla pasa a nivel secundario, donde los protagonistas son los civiles que no pudieron evacuar de una ciudad que está siendo devastada y las consecuencias de la guerra.

Cada partida es única y aporta algo nuevo debido a la historia individual y grupal de los protagonistas que encarnemos gracias al concepto de moral que aporta el juego.

This War of Mine - Review
Historia80%
Gameplay80%
Gráficos80%
Música y sonidos70%
Lo bueno:
  • Enfoque original a juegos de guerra.
  • Partidas únicas gracias al concepto de moral.
  • Posibilidad de jugar sigilosamente, si así lo deseamos.
Lo malo:
  • Comercio difícil debido a la cantidad de recursos.
  • Resultados muy aleatorios y por lo general, negativos.
  • Falta de tutorial
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
92%