Durante este último año, se ha puesto en evidencia que la batalla de los grupos de cracks contra la tecnología anti-manipulaciones de Denuvo, se está debilitando a medida que esta continúa mejorando su protección.

Salvo contadas excepciones, como la de Need For Speed Heat o DOOM Eternal, en donde hubo negligencias por parte de los developers o publishers que facilitaron a los grupos la tarea de crackear la controvertida protección, muchos otros títulos lanzados inclusive durante esta misma fecha (como Mortal Kombat 11), aún no han sido crackeados. Pueden ver la lista de títulos aún no crackeados en este enlace.

Si bien la versión inicial de Assassin’s Creed Odyssey fue crackeada después un mes por el grupo CPY, sus dos expansiones, Legacy of the First Blade y The Fate of Atlantis, cuyos primeros capítulos fueron lanzados en diciembre del 2018 y abril del 2019, respectivamente, aun no contaban con sus respectivos cracks.

Ahora, luego de que el nuevo grupo EMPRESS crackeara SOULCALIBUR VI a la última versión el pasado 3 de marzo, el mismo grupo publicó ese mismo día -en el Reddit de Crackwatch- una encuesta sobre qué juego les gustaría que se crackeara, y el elegido fue Assassin’s Creed Odyssey: The Fate of Atlantis con 40%, seguido por Mortal Kombat 11 por 30%.

En pocas palabras, luego de casi un mes, el grupo EMPRESS publicó que la última versión de Assassin’s Creed Odyssey juntos con todas sus expansiones y DLCs, han sido crackeados, y probablemente Mortal Kombat 11 sea la próxima víctima del «nuevo» grupo (muchos creen que es VOKSI, el búlgaro que había sido arrestado y luego fue liberado, pero «sin acceso» a computadoras).

Pueden leer nuestro análisis de Assassin’s Creed Odyssey aquí y ver nuestra galería de imágenes en 4K y videos de gameplay en este otro link.