A través de su cuenta oficial de Twitter, el gigante del streaming publicó un breve teaser mostrando al actor Henry Cavill preparándose para asumir el rol de Geralt de Rivia en la serie de Netflix de The Witcher, que se estrenará en dicho servicio a fines del 2019.

Si bien le faltan un poco de bello facial (bigote, barba, etc) y sus cicatrices características, este se podría tratar de un joven Geralt, de modo que Aun así, no podemos prejuzgar prematuramente su apariencia inicial sin conocer la historia detrás de la serie. Además, la serie está basada en los libros de Andrzej Sapkowski, no la saga del videojuego.

Extrañamente, Cavill aquí se parece bastante a Christopher Lambert en su rol como Raiden en Mortal Kombat, u a Orlando Bloom como Legolas en el Señor de los Anillos.

The Witcher será “Un relato épico de destino y familia. Geralt de Rivia, un solitario cazador de monstruos, lucha por encontrar su lugar en el mundo donde la gente muchas veces resulta más malvada que las bestias mismas. Pero cuando el destino lo lanza hacia una poderosa hechicera, y una joven princesa con un peligroso secreto, los tres deberán aprender a explorar juntos un continente que cada vez que torna más inestable.”

Cavill se ha mostrado como un gran fan de la saga de la trilogía de videojuegos de The Witcher, como también de las novelas de Sapkowski, según le comentó a IGN es una oportunidad. Con la serie de The Witcher, Cavill hará su regreso a la pantalla chica desde su rol en Los Tudor (2007-2010).

Lauren SchmidtHissrich, quién ha trabajado como co-productora en series de Marvel como Daredevil y The Defenders, será la encargada de llevar la serie a las pantallas hogareñas en la primera temporada de ocho episodios. Alik Sakharo, director y cinematógrafo de Game of Thrones, dirigirá cuatro de esos episodios (incluyendo el piloto), mientras que Alex García Lopéz, director de Luke Cage, y Charlotte Brändström, directora de Outlander, también dirigirán dos episodios cada uno.

Indudablemente, la imagen realizada por un fan de la serie, lucía mucho mejor, o al menos más parecida al Geralt de Witcher.