Cuando en el mes de junio, durante la Computex de este año, Gigabyte presentó el kit de estas nuevas memorias Aorus RGB Memory DDR4 3200, nos quedamos perplejos por dos razones: En primer lugar, su brillante diseño metalizado, resaltado por una retroiluminación RGB obligatoria para los tiempos que corren; por otro lado, este kit cuenta con cuatro módulos DIMM, a pesar de dejar bien en claro que se trata de un 2x8GB.

El truco está en que, para competir sacando ventaja por algún lado, la marca tuvo la gran idea de ocupar todos los slots de nuestras placas madre tradicionales (de nada sirve poner esto en algo extremo, para eso se necesitarían dos kits) para ofrecer un efecto más completo que el de la competencia. Son las primeras memorias DDR4 falsas que pretenden acompañar a las otras dos que si sirven para algo en un festival de color para nuestros sistemas.

Por el momento la marca solo ofrece este kit DDR4 en una capacidad de 16GBm, con una velocidad XMP de 3200, y si bien es la cantidad y la velocidad que se utiliza generalmente en la gran mayoría de los sistemas armados en los últimos años, cuenta con algunos contrapuntos y otras grandes virtudes.

En primer lugar hay que hablar de que estas placas están compuestas por chips Samsung B-Die, que a pesar de contar con una velocidad nominal de 2166Mhz a 1.2v, pueden llegar a niveles de overclock mucho más importantes que las de D/E/S-Die y las populares Hynix, o una estabilidad mayor cuando no se pretende ir demasiado lejos que lo dictado por el perfil XMP. Estos modelos también son muy importantes para lograr mejores overclocks a sistemas con procesadores Ryzen, ya que requieren del aporte de la memoria para alcanzar mejores resultados.

Como suele suceder con este tipo de productos, el diseño de la caja es la comunicación directa de todas las características de las memorias que vienen dentro, ya que no se suelen incorporar manuales técnicos, y es muy necesario poder identificar velocidades y latencias rápidamente. Como Aorus no ofrece nada diferente a las que pudimos analizar, no haría falta ser tan meticulosos, pero igualmente en su parte posterior cuenta con cada detalle técnico necesario. El diseño gráfico es vistoso y claro, resaltado con hot stamping, y lo más importante es que en todo momento aclara que se trata de un kit de 2, y no de 4, como se ve en la parte trasera, también especificando que dos de los módulos son de demostración.

  • Tamaño de la memoria: Kit de 16GB (2 x 8GB)
  • Latencia probada: 16-18-18-38
  • Voltaje probado: 1.35V
  • Velocidad probada: 3200MHz
  • Esparcidor de calor: aluminio anodizado
  • Formato de memoria del paquete: DIMM
  • Perfil de rendimiento: XMP 2.0
  • Pin de memoria del paquete: 288
  • Chips Integrados: Samsung B-Die

Al sacarlas de la caja nos encontramos con dos contenedores de acetato transparente que sostiene a ambos pares, pudiendo diferenciarlos rápidamente por la cantidad de contactos que se encuentran en la parte inferior de los módulos. También se pueden apreciar las excepcionales cubiertas disipadoras fabricadas en aluminio cepillado de biseles brillantes., con un diseño muy agresivo, y decoradas con el característico logo de la marca pintado en uno de sus extremos. El aspecto es despampanante, y su brillo metalizado realmente cuadra con cualquier temática de colores o estilos para todo tipo de gabinetes. Al estar apagadas, el acrílico translúcido también forma parte de una visual por demás interesante, ya que también cuentan con una especie de tallado angular y agresivo que le da formas mucho más interesantes que si fueran absolutamente lisas.

Pero como siempre solemos decir, las memorias no solo tienen que ser parte del espectáculo visual, sino que además deben cumplir con lo que prometen en cuanto a rendimiento en referencia a modelos value o los similares que vamos probando. Es por eso que las tenemos que poner a prueba en nuestro set de software tradicional para obtener resultados comparables con otras marcas y modelos, tanto en velocidad stock como al hacer uso del perfil XMP.

Como no pretendemos llegar a niveles de overclock desorbitantes, sino más bien apegarnos a lo que es considerado un estándar de fábrica, utilizamos nuevamente el Core i7 6700k con overclock a 4.5GHz sobre una motherboard Asus ROG Maximus VIII Formula, refrigerado por un all in one EVGA CLC280, con un sistema operativo Windows 10 Professional 64bit versión 1803. A continuación pueden ver todas las muestras de estas pruebas junto a las diferencias obtenidas por el perfil overclock de fábrica.

Hardware utilizado para las pruebas:

  • Intel Core i7 6700K @ 4.5 Ghz
  • Asus Maximus VIII Formula
  • Nvidia GeForce GTX 1080 Ti
  • GIGABYTE AORUS RGB MEMORY KIT DDR4 3200 PC4-25600 16GB 2x8GB CL16
  • Crucial MX300 275GB 2.5” SATA III – CT275MX300SSD1
  • EVGA 650 G3

Para lograr valores de referencia utilizamos un set de herramientas compuesto por CPU-Z, para obtener información del hardware de primera mano, sin tener que apoyarnos en tablas de información de la marca.

  • AIDA64 en su modalidad Cache & Memory Benchmark, para calcular la velocidad de lectura de la memoria.
  • MaxxMem2 para obtener un valor de la velocidad de copiado de la lectura.
  • SuperPi para estresar y obtener un valor comparativo de la velocidad en la que el sistema consigue calcular Pi con un total de 32 millones de decimales
  • 3DMark para obtener un cálculo de físicas en el cual participa particularmente la velocidad de intercambio de información entre procesador y memorias.

Para hacer las pruebas correspondientes utilizamos el set de software tradicional para obtener resultados comparables con otras marcas y modelos, tanto en velocidad stock como al hacer uso del perfil XMP.

Pruebas con configuración STOCK

3DMark Fire Strike Custom Physics Test @ 12592

AIDA64 Cache & Memory Benchmark @ Read Memory = 30626

MaxxMem2 @ Memory Copy = 22166 mb/s

SuperPI 32MB @ 498 segundos

A continuación pueden ver todas las muestras de estas pruebas junto a las diferencias obtenidas por el perfil overclock de fábrica.

3Dmark Fire Strike Custom Physics Test @ 12536 (reducción del rendimiento en un 0.44%)

AIDA64 Cache & Memory Benchmark @ Read Memory = 43649mb/s (aumento del
rendimiento en un 42.52%)

MaxxMem2 @ Memory Copy = 29007mb/s (aumento del rendimiento en un 30.86%)

SuperPI 32MB @ 480 segundos (aumento del rendimiento en un 3.6%)

El software unificado de la marca, el RGB Fusion, permite establecer los diferentes efectos de iluminación de estas memorias, pero nada más. No hay manera de observar los datos determinados por la BIOS ni hay manera de activar o desactivar los efectos de luz de forma individual. En total se ofrecen 11 diferentes animaciones para los LEDs RGB direccionables que se encuentran en la parte translúcida del lomo de estos módulos, y tan solo se puede especificar un color para los que utilizan uno solo de manera constante. Otro de los pormenores es que el tan popular efecto de ola que hace atravesar toda la gama de colores en una animación infinita tampoco puede ser direccionado de forma lateral, lo que pierde un poco de prestigio para quienes gustan ajustar hasta el más mínimo detalle de la iluminación de sus equipos. Todas las memorias deben hacer el mismo efecto y no participan de ninguna coreografía, lo cual no es demasiado motivador.

Por otro lado, el RGB Fusion sí ofrece la posibilidad de hacer sincronizaciones entre varios de los dispositivos retroiluminados de la marca, pero parece que la única manera de llegar a lograr algo de esto es empezando por colocar una placa madre de Aorus, rompiendo totalmente con la ilusión de quienes hayan adquirido este kit para otro tipo de ecosistema.

Lamentablemente, este traspié con respecto a las ofertas de la competencia ponen en duda su liderazgo, y si bien técnicamente son realmente impresionantes, lo que hace para aportar a la visual es intrascendente. Sobre todo considerando que el kit está a un valor un poco más elevado que las ofrecidas por Corsair.

Definitivamente, la decisión de incorporar este brillante pack de memorias y “dummies” pasará meramente por el lado de la subjetividad, ya que más allá de tener en cuenta que el rendimiento es por demás óptimo, y que el efecto que producen tiene ciertas limitaciones, a fin de cuentas es la necesidad y el gusto de cada uno lo que determina si vale la pena darles un lugar en nuestros equipos.

El kit AORUS RGB de 16GB (2x8GB) y 3200 Mhz se podrá adquirir pronto en Argentina a un costo aproximado de u$s 322.

Este review fue realizado con un sample de prensa proporcionado por Gigabyte Argentina. Ante cualquier consulta, pueden leer más detalles sobre los términos de garantía en www.garantiagigabyte.com.ar, o contactase a través de los medios mencionados en este enlace.

Memorias Gigabyte 'AORUS RGB' 2X8GB 3200 Mhz - Review
Diseño100%
Rendimiento100%
Precio80%
Lo bueno:
  • Diseño estético
  • Innovación por la incorporación de los dummies
  • Potencial de overclock
Lo malo:
  • Costo elevado
  • El software no permite hacer demasiado
95%Nota Final
Puntaje De Lectores: (9 Votos)
93%