A principio de año tuvimos el agrado de encontrarnos con la versión original del teclado compacto K63 de la marca Corsair. Es un periférico ideal para ahorrar espacio de escritorio pero que además cuenta con la robustez y las prestaciones de sus hermanos mayores, presentandose como un gran candidato para un sector muy específico de los consumidores.

Pero Corsair es de esas marcas con experiencia que no saben quedarse quietas, y viendo la posibilidad de llegar a nuevos rincones -apoyándose en un desarrollo de tecnología nueva y efectiva- llevaron a este modelo al mundo de los inalámbricos sin dudarlo, sumando además, algunas pequeñas novedades que extienden su versatilidad.

Habiendo podido liberar a este popular teclado de su cable USB fijo, la marca aprovechó la oportunidad por dar un paso más hacia la vanguardia, y desarrolló una lapboard dedicada exclusivamente a este periférico. Ahora el K63 no solo es wireless y efectivo en su trabajo, sino que además nos deja disfrutarlo en la comodidad del sillón, junto con algún mouse inalámbrico que lo acompañe.

Empezando por el teclado en si mismo, una vez más vuelve a portar los efectivos switches CherryMX Red, los más suaves y silenciosos de las variantes modernas. Este es el switch ideal para la noche o el tipeo constante, sin posibilidad alguna de irritar a terceros por su barullo. Para diferenciarlo de la versión cableada, el wireless cuenta con retroiluminación azul, pero ofrece dos variantes: Ice Blue y simplemente Blue, la que nos tocó probar.

La caja es muy similar a la del modelo original pero las imágenes cuentan con la correspondiente retroiluminación en azul, además de llevar claramente el subtitulo de “wireless” donde dice el modelo del cuál se trata. En el interior, contenido fuertemente, se encuentra el K63 junto a un cable de carga y conexión microUSB a USB, un adaptador microUSB a USB, el dongle de conexión WiFi, y finalmente, para tomar mayor distancia y solucionar uno de los reproches del anterior, un descanso para muñecas opcional.

Como todo lo que apunta al alto rendimiento inalámbrico, el K63 Wireless ostenta una conexión de 2.4GHz a través de Bluetooth, con la promesa de 1ms de latencia. Cuenta con un switch de encendido y apagado, pero también permite utilizarlo conectado directamente por cable, lo que brinda la posibilidad de seguir utilizandolo a medida que se recarga la batería.

Teclado K63 Wireless

  • Control de energía
    • Alimentación: Batería, USB
    • Tecnología de batería: Ión de litio
  • Teclado
    • Interfaz del dispositivo: USB + Bluetooth
    • Uso recomendado: Juego
    • Interruptor del teclado: Interruptor mecánico
    • Diseño de teclado: QWERTY
    • Idioma del teclado: Español
    • Tecnología de conectividad: Inalámbrico y alámbrico
    • Utilizar con: PC/servidor
    • Estilo de teclado: Derecho
    • Concentrador USB: No
    • Lector de huella digital: No
    • Descansa muñecas: No
    • Teclado numérico: No
    • Teclado, cantidad de teclas: 87
    • Teclas de Windows: Si
    • Altura de teclado ajustable: Si
    • Tipo de interruptor cereza MX: Rojo
  • Ergonomía
    • Alcance inalámbrico: 10 m
  • Diseño
    • Color del producto: Negro
    • Retroiluminación: Si
    • Color de luz de fondo: Azul
  • Contenido del embalaje
    • Software incluido: CUE 2.x
    • Guía de configuración rápida: Si

Justamente, gracias a su celda de energía es que este teclado recibe un poco más de peso con respecto a su antecesor, pero no es algo molesto, y al contrario, ofrece una sensación de firmeza y durabilidad que no siempre se encuentra en aparatos con estas intenciones compactas.

Existen algunos nuevos detalles a mencionar para esta nueva versión que a la larga no cambian demasiado la ecuación pero si son nuevas características que viene bien tener a mano. En primer lugar, haciéndose cargo de un posible uso para notebooks conectadas a grandes pantallas, se agregaron atajos para habilitar y deshabilitar la conectividad WiFi y Bluetooth de nuestros Windowns, como tienen todas las laptops del mercado.

Por otro lado, también entendiendo que este es un teclado ideal para controlar más comodamente tablets o directamente aprovechar con más comodidad los populares TV boxes con sistemas operativos Android, también cuenta con atajos de dicho software de Google, ofreciendo teclas para “back”, “home”, menú de aplicaciones y búsqueda. Cualquiera que sabe tener un sistema de estos conectado a la TV sabe que parte de la experiencia requiere atravesar el infierno de escribir textos con un control remoto de muy poca monta, y teniendo este teclado adoptado para nuestras computadoras permite también solucionar ese bendito problema.

Por lo demás, el teclado es prácticamente lo mismo que ya pudimos ver hace varios meses, con la salvedad de tener un precio más caro pero ampliando su utilidad, aunque todo cambia al poder contar con la Gaming Lapboard diseñada exclusivamente para este modelo, que gentilmente también nos acercó la gente de Corsair.

Esta tabla de teclado y mousepad se ajusta perfectamente al K63 Wireless mediante una mecánica de encastre. El teclado, sin el apoya muñecas que viene adjunto, se coloca en punta dentro del alojamiento y se traba suavemente en la parte posterior, mediante dos trabas gatillo. La conjunción de ambos periféricos es exacta y no da lugar a movimientos erráticos dentro de su lugar.

Este combinado ahora ofrece otro apoyo de muñeca que respeta el diseño del que viene originalmente con el teclado, y un mousepad engomado del lado derecho. Obviamente, al igual que muchos de los ratones de diseños extravagantes, esto no está pensado para zurdos, por lo que es un detalle muy importante a tener en cuenta antes de hacer el pedido del combo.

Queda claro que si bien la gaming lapboard no es más que un accesorio premium con algunas funcionalidades de escritorio para aquellos que buscan jugar de forma inalambrica, está bien pensada para que sea cómoda, fácil y rápida de usar. No se tarda nada en colocar el K63, el enorme plástico tiene muy poco peso pero no deja de ser extremadamente rígido, y por debajo cuenta con una extensa almohadilla apuntada a descansar sobre las piernas, evitando tener que sufrir la dureza del material o el ataque de incómodos ángulos en extensas horas de juego.

En apariencia, todo el armado es muy vistoso y conforma una armonía típica de los diseños de Corsair, sobre todo si además se los acompaña con algún ratón de la marca. Claro está, todo este concepto propone una experiencia muy específica y con algunas limitaciones.

En primer lugar, el teclado no ofrece cambios sustanciales para quienes ya tengan una versión anterior. Es básicamente la misma fórmula con la posibilidad de llevarlo a donde uno quiera. Por otro lado, la lapboard no sirve para absolutamente nada si se tiene otro modelo de teclado, o si luego de un tiempo se nos ocurre cambiar el K63. Llega para quedarse o se tiene que ir en combo, porque sola no tiene ningún otro propósito.

Quizá en algún momento nos encontremos con alguna de estas tablas que ofrezcan su propia carga de energía para poder conectar cualquier teclado o mouse sin necesidad de apuntar a modelos exclusivos, pero mientras tanto, hay que pensarlo muy bien a futuro. El precio del K63 se eleva unos 20 dólares por su característica de inalámbrico, y si le sumamos los 60 dólares que se piden por la tabla, ya nos encontramos en una franja de precio de un teclado de extensión completa y de mayor nivel, que si bien nos dejará aferrados a nuestros escritorios de computadora, la diferencia en la experiencia de teclear y jugar será realmente inobjetable.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Corsair.

Teclado Corsair K63 Wireless & K63 Gaming Lapboard - Review
Diseño75%
Construcción85%
Packaging75%
Prestaciones90%
Precio70%
Lo bueno:
  • La libertad de lo inalámbrico
  • El diseño sigue siendo muy práctico
  • Adaptabilidad a otras plataformas
Lo malo:
  • Encarece un producto sin muchas novedades
  • La lapboard pierde utilidad sin el K63
80%Nota Final
Puntaje De Lectores: (5 Votos)
96%