La marca EVGA siempre ha sabido sorprendernos con productos de muy buena calidad y diseño, con materiales de gran nivel y construcción duradera, posicionando a sus productos en prioridad, cada vez que nos toca elegir algo para agregar a nuestros sistemas. Y se siguen expandiendo.

Hoy nos toca ver el prometedor teclado mecánico Z10, el primero de la marca que llega con bombos y platillos a disputar directamente la cima de la cadena de mando, presentando pantalla LCD, macros y perfiles, sobre una fuerte estructura que -en este caso- alberga switches Kailh Brown.

El Z10 viene en dos variantes: los mencionados switches Brown, y los preferidos de la alta competencia Blue. Para nosotros, que sabemos compartir horas de ocio con momentos familiares y necesitamos también pasar a momentos de trabajo -como en este caso- no hay nada mejor que esta presentación en Brown, ya que ofrece una gran respuesta y feedback, pero con menor influencia sonora, lo que es ideal para todos los días.

Los switches Kailh han sabido ganarse su lugar en el mercado para reemplazar a los CherryMX. Son imitaciones chinas pero de altísimo nivel de calidad, y han alcanzado semejante popularidad por su gran rendimiento. La versión Brown es una especie de híbrido entre el trabajo de Blue y el feedback táctil del Red, ubicándose en el lugar de confort más popular del momento.

El Z10 viene contenido en una caja de cartón de alto gramaje, dentro de una caja de presentación más liviana, impresa en su totalidad en material satinado, con un diseño gráfico muy moderno y llamativo, destacando fácilmente en las góndolas de estos dispositivos. Se puede encontrar toda la información relevante de este teclado así como una banda aclaratoria del tipo de switches que nos vamos a encontrar en cada versión. Dentro del carton reforzado hay un contenedor de acetato que sostiene firmemente el teclado, con esponjas de PVC en los extremos para amortiguar posibles golpes. El conjunto también incluye un extractor de teclas y un set completo Q, W, E, A, S, D de reemplazo, reconociendo que esa es la zona más desgastada por los gamers.

Ni bien lo sacamos de la caja, podemos notar que EVGA no ha dudado en apuntar este periférico directamente al corazón del entusiasta, ofreciendo un diseño sobrio, moderno, pero bastante agresivo, con una simetría exacta y un esquema de funcionalidades muy práctico.

Dimensiones (al. × an. × gr.) 470 mm × 185 mm × 35 mm
Peso 1480 gr
Modelo 802-ZT-N101-KR
Precio de lanzamiento u$s 149.99
Fecha presentación 5 de abril de 2018
Teclado EVGA Z10
Tipo de mecanismo Kailh Brown
Muestreo 1000 Hz
Teclas para macros 5
Teclas multimedia dedicadas Si
Detectar teclas individualmente (n-key rollover) Si
Extras
Extras Pantalla LCD de información
USB 2.0 2
Reposamuñecas Si
Iluminación Rojo

Este teclado cuenta con 7 teclas macro específicas, de intenciones muy similares a los de la era dorada de LCD de Logitech (G15 y G19), sumadas a control de brillo para el display, control de volumen, teclas multimedia en la parte superior derecha, y cinco perfiles programables en las teclas del 1 al 5. En la parte superior izquierda nos encontramos con la tecla exclusiva ¨E-Key¨ que permite alternar entre la modalidad ¨Gaming¨ o ¨PC¨ del teclado, ambas programables para poder desactivar funcionalidades o teclas que no se usen, principalmente a la hora de trabajar, donde no queremos darle a ningún macro por accidente.

El layout de teclas es por demás placentero, ofreciendo horas de trabajo sin cansancio aparente, soportado por un apoyo para muñecas que no solo permite su remoción total, sino que gracias a su sujeción magnética, se puede decidir en cuál de los tres niveles de distancia con respecto al teclado se acomoda mejor al gusto de cada uno. Es un truco poco utilizado que realmente valoramos cuando finalmente lo tenemos a mano.

Las teclas han sido construidas en PVC de alta calidad, en el popular formato cóncavo, y han sido grabadas con la excelente tipografía estilizada de la marca, también en transparencia, para poder hacer su parte del trabajo a la hora de activar la retroiluminación.

Lamentablemente, considerando los tiempos que corren, este EVGA Z10 viene solo con retroiluminación en rojo, lo cual es un tanto decepcionante, pero considerando que puede llegar a tratarse de una decisión basada en la tonalidad que el panel LCD trae por default, para no romper con la experiencia visual, es algo que tenemos que respetar. En definitiva, el teclado en todo su esplendor sigue siendo un espectáculo digno de admirar, sobre todo cuando tenemos en cuenta que no hay derrame de luz ni fallas aparentes en la calidad de construcción de las teclas.

Quizá lo más destacable de esta parte física es que la barra espaciadora toma una forma y un diseño que se aleja del resto de las teclas, extendiéndose algunos milímetros hacia el límite inferior del dispositivo para ofrecer mayor superficie de apoyo, lo que a la larga definirá que no existan pulsaciones en falso, como sucede en teclados que no tienen soluciones al respecto, en los momentos más vertiginosos de partidas competitivas.

Sin lugar a dudas, una de las funcionalidades estrella de este paquete es la pantallita LCD de la parte superior, que llama la atención que se pueda elegir entre 4 presets de colores diferentes, rompiendo con la decision del rojo de la retroiluminación. Es una situación extraña, y en definitiva, el rojo es el único que le queda bien. Para esta pantalla tenemos varias funcionalidades que se pueden ajustar mediante el software dedicado EVGA Unleash, donde podemos decidir tener presentes diferentes elementos como la hora, timers asignados a distintos juegos, información recolectada por el software EVGA Precision X, y estados del n-key rollover o el perfil activo.

Todas las configuraciones disponibles mediante el software son almacenadas en la memoria interna del teclado, que también es soportada por un procesador interno que ayuda con todo el proceso general. De alguna manera, el punto flaco de todo este sistema operativo está en el software, que sabe tener cuelgues al momento de guardar perfiles, seguramente a causa de una pobre comunicación con el teclado. Al instalarlo por primera vez nos obligó a actualizar el firmware a su versión más reciente, pero aún así, ha tenido sus inconvenientes.

Volviendo al exterior del Z10, nos encontramos con puertos USB en ambos lados, para los cuales se adiciona un terminal USB extra en el cable mallado de altísima calidad, y la parte frontal, dos llamativos botones negros, que al presionarlos, eyectan impetuosamente las dos patas de elevación traseras, que aportan aún más a la personalización de la experiencia.

Definitivamente nos encontramos a una verdadera bestia para los escritorios, y si bien es de reconocer que su precio es bastante elevado -seguramente por la inclusión del LCD-, cualquiera que conozca un poco del mundo de los periféricos elite, sabrá reconocer que este es un ejemplar como pocos.

Además, dando fe de un presente brillante para la marca, es innegable que cuando uno está apostando a EVGA, está invirtiendo en la mejor calidad y respuesta de garantía del mercado, algo que realmente es invaluable a la otra de sopesar opciones en este superpoblado mercado.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por EVGA.

Teclado EVGA Z10 - Review
Diseño90%
Construcción100%
Prestaciones95%
Software75%
Precio75%
Lo bueno:
  • Paquete extremadamente completo
  • Calidad de elite
  • Diseño sobrio y moderno
Lo malo:
  • Retroiluminación solo en rojo
  • El software requiere de más retoques
95%Nota Final
Puntaje De Lectores: (7 Votos)
76%