Previo al lanzamiento de clásicos modernos como Wolfenstein: The New Order, el reboot de Shadow Warrior y DOOM, el mercado de los FPS old-school se veía sometido por franquicias anuales con temática militar como los ya conocidos Call of Duty y Battlefield.

Habiendo los estudios desarrolladores acostumbrado a los jóvenes gamers a estos últimos, no es casualidad que títulos como Bulletstorm y RAGE (ambos lanzados en el 2011), hayan tenido que padecer un público inusual y reacio para la época y, como consecuencia, haber sido motivo de fracaso comercial tanto para EA y el developer polaco People Can Fly, como para la ex-compañia de John Carmack, id Software.

Irónicamente, las franquicias insignia de Activision y EA, hoy se encuentran en un declive tanto financiero o con una base de usuarios reducida, sobre todo en el caso de Battlefield 1 en PC, cuyo número de usuarios actual apenas alcanza un tercio de los jugadores de Playstation 4. Asimismo, en estos últimos años, hemos sido testigos de lanzamientos de numerosos arena shooters como Toxikk, Reflex, Unreal Tournament y el recién estrenado Quake Champions, como también otros shooters por equipo como Paladins, Lawbreakers y el nuevo favorito de Blizzard, Overwatch.

Con el rotundo éxito de algunos de los mencionados, esta versión remasterizada de Bulletstorm titulada ‘Full Clip Edition’ (publicada ahora no por EA sino por Gearbox Software), pretende volver a tantear el terreno de ese público sediento de FPS de acción, buscando a su vez el debido reconocimiento que se merecía la nueva IP de los creadores de Painkiller cuando fue lanzada en febrero del 2011.

Aquellos que ya hayan jugado a Bulletstorm en el 2011 y no pudieron volver a hacerlo a causa del infame Games For Windows Live, querrán saber qué esta incluye esta versión remasterizada, para decidir si vale la pena invertir nuevamente u$s 50 en un juego que salió hace tan solo seis años. Por el lado visual, la edición Full Clip presenta texturas de alta resolución, soporte para resolución 4K en PC y Playstation 4 Pro, un mayor número de polígonos en los modelos, y algunos cambios de ambientación en los escenarios.

En nuestras imágenes comparativas, más allá de la resolución, también se puede observar una mejor solución de anti-aliasing, mejor color grading y oclusión ambiental. Las diferencias quizás no sean tan llamativas en todas las áreas por igual, pero en movimiento se hacen notar. El hecho de que Bulletstorm: Full Clip Edition ahora presenta soporte para monitores de hasta 240hz, definitivamente es un plus para los usuarios de monitores de más de 60hz.

No obstante, el escaso número de opciones gráficas es un tanto decepcionante, más aún al tratarse de una remasterización. Solamente podremos alterar la calidad del post-procesamiento y las texturas. Nada más. Al menos me hubiera gustado desactivar el Motion Blur para capturar mejores imágenes.

Por el lado del audio, la música y sonidos también han sido remasterizados, y ahora los diferentes disparos y empalamientos de enemigos suenan mucho más viscerales. Si aún no jugaron Bulletstorm, la sensacional soundtrack agresiva con baterías y riffs metaleros definitivamente les hará acordar a las de Wolfenstein: The New Order y el nuevo DOOM.

En cuanto a contenido, Bulletstorm: Full Clip Edition contiene todos los DLCs lanzados posterior a su lanzamiento en el 2011, cuyo contenido lamentablemente, no había sido lanzado en PC a raíz de problemas con la plataforma Games for Windows Live. Ademas de los DLCs, este nuevo Bulletstorm presenta el modo de campaña ‘Overkill’, que es ni más ni menos que una especie de New Game+ que nos permite usar todo el arsenal a la vez -en vez de estar restringido solo a tres armas- junto con la lista de skillshots desbloqueada.

También se han agregado seis nuevos mapas para el modo Echoes y Legendary Echoes, que básicamente son segmentos de las misiones usados para competir por puntos en leaderboards globales. Al modo survival del multiplayer cooperativo no se le han adicionado más mapas, dado que esta edición ya trae los mapas del juego base y los DLCs posteriormente lanzados, lo cual hace un total de 12.

Dado que Gearbox adquirió los derechos de Duke Nukem, no tuvieron mejor idea que la de poder reemplazar al protagonista Grayson Hunt con el modelo del legendario ícono de los FPS, junto con un script completo de voz, realizado por supuesto por Jon St. John. En un principio pensé que era una buena idea, hasta que comencé a escuchar frases poco auténticas y fuera de lugar para el Rey, inclusive hasta con un tono débil y desgastado. En pocas palabras, ‘Duke Nukem’s Bulletstorm Tour’ definitivamente no es el rasgo más sobresaliente de este paquete, menos aún teniendo en cuenta que tenemos que realizar la pre-compra para obtenerlo gratuitamente, o adquirirlo luego por u$s 5.

Para aquellos que nunca escucharon de Bulletstorm, se trata de un FPS con una jugabilidad arcade cuyo eslogan es matar con habilidad (Kill with Skill suena mejor). Combinando nuestra correa de energía para atraer a los enemigos, nuestra patada y, usando nuestro arsenal de siete armas (todas con disparos secundarios), podremos liquidar a nuestros enemigos mediante ingeniosas -o accidentales- muertes a través del sistema de Skillshots, divididos en diferentes categorías. Cada una de las armas cuenta con diez skillshots (algunos de ellos para el disparo alternativo), mientras que la solapa de Secretos contiene 19, y las de General y General II unos 22 cada uno.

Si bien es cierto que realizar estas hazañas pueden resultar cansador o frustrante, e inclusive interrumpe mucho el ritmo de juego al tener que ir al menú en caso de no recordarlas, con el tiempo uno llegar aceptar que son una parte inherente del juego, hasta el punto de querer hacerlos a todos sin importar cuantas veces tengamos que reiniciar un checkpoint. Cuando empecé a jugar esta nueva versión, me prometí a mi mismo hacer la cantidad mínima de skillshots posibles para terminar el juego lo más rápido posible, pero sucedió todo lo contrario. De hecho me encapriché y desbloqueé la completa lista de los 131 skillshots, solo por una cuestión de orgullo.

Dado que algunos de ellos son secretos y otros tantos no están del todo bien explicado, es posible que tengan que recurrir a Youtube para descubrir como hacerlo, o revisar las listas de skillshots para saber cual o cuales les faltan en el caso de los secretos.

Me hubiera gustado que People Can Fly hubiese agregado la posibilidad de dejarnos colocar algún tipo de recordatorio en pantalla para no tener que apretar la N cada tanto (tecla con la que se accede al menú de skillshots), pero supongo que no querían comprometer la inmersión del juego, al margen de las palabras y puntos voladores que aparecen al eliminar enemigos.

En cuanto a la historia, la aventura se inicia cuando nuestro anti-heroe, Grayson Hunt, y su gruñón compañero Ishi Sato, hacen una maniobra arriesgada en un combate espacial con una espectacular abordaje incluido, y terminan cayendo en el planeta Stygia, donde toda la desolación y los gigantes elementos naturales hacen que sea el ideal campo de batalla para enfrentarnos a los diferentes tipos de villanos y llenarlos de combos.

Esta especie de road movie que se da inicio con la caída en el planeta, y que acompaña a Grayson e Ishi a través de un viaje brutal, lleno de momentos inesperados, también sirve de soporte para construir una clásica pero interesante dinámica de dúo, en donde uno lidera pero aprende a sincerar sus errores, y el otro no para de protestar pero sirve al bien mayor, en busca de una salida del hostil planeta. Pero en ambos existe una causa común, y es la venganza.

Grayson e Ishi fueron parte del escuadrón Dead Echo comandado por el General Victor Sarrano, quien los utilizó para hacer estragos en varios puntos de la galaxia matando a inocentes, y el dúo no ve la hora de cobrarle todo el engaño con sangre. A la larga, esta idea de road movie se termina convirtiendo en un juego de gato y ratón que nos presenta momentos que rayan lo bizarro, pero sin duda son inolvidables.

Por un lado, gracias a su jugabilidad sencilla y visceral, es fácil recomendar Bulletstorm a cualquier amante de los shooters en primera persona, si es que aún no lo han jugado. Si ya lo han hecho, los u$s 49.99 es definitivamente sean un deal breaker, más aún teniendo en cuenta que los agregado gráficos no son tan grandes como se esperaban, dado que esta versión remasterizada sigue utilizando Unreal Engine 3. Por 50 dólares podrían haberlo hecho en Unreal Engine 4 sinceramente, o al menos cobrarlo u$s 30 en vez de u$s 50.

Al margen de lo mencionado, revisitar este entretenido y sangriento shooter de People Can Fly fue más que grato, pero definitivamente, habiendo jugado la versión del 2011, no pagaría u$s 50 si tuviese que hacerlo. Solo espero que esta nueva edición sea una puerta a Bulletstorm 2, la secuela que fue cancelada en su momento por falta de fondos, pero que ahora, según el CEO de Gearbox, Randy Pitchford, es más factible dependiendo del desempeño de ventas de Bulletstorm: Full Clip Edition.

En pocas palabras, mi recomendación es que compren Bulletstorm: Full Clip Edition solamente si no han jugado el anterior. Si ya lo han hecho, es mejor seguir esperando su continuación.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Gearbox Software/People Can Fly. Pueden ver imágenes comparativas entre las versiones del 2011 y 2017, sumado a una galería de imágenes en 4k (de toda la campaña) en este link.

Bulletstorm: Full Clip Edition - Review
Historia65%
Gameplay80%
Gráficos80%
Música y Sonidos85%
Multiplayer75%
Lo bueno:
  • Gameplay entretenido gracias a la variedad de Skillshots
  • Variedad de escenarios y enemigos
  • La música y los sonidos remasterizados
Lo malo:
  • Algunas texturas que podrían haberse mejorado; Pocas opciones gráficas
  • Precio alto al tratarse de un remaster con el mismo motor gráfico
  • Duke Nukem está de más
80%Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
65%