Luego de haber crackeado Starcraft: Remastered y Warcraft III: Reforged, y poco después Diablo II: Resurrected, el grupo ruso BlizzLess lanzó un emulador de servidor para Diablo III, de modo que aquellos que quieran jugarlo offline, puedan hacerlo.

Lamentablemente, el emulador de servidor, a pesar de presentar una build actual del juego, solo permite jugar hasta el Acto V (incluido con la expansión Reaper of Souls), dejando de lado el contenido endgame (o el contenido de sus temporadas) del juego que es lo más importante. Aún así, es un buen primer paso y quizás sea el comienzo de servidores privados personalizados (como los había de Diablo II en su época).

Para aquellos que no estén al tanto o nunca hayan jugado Diablo III, el juego cuenta con una protección siempre online e inicio de sesión online obligatorio en PC, de manera que requiere de conexión constante a internet para jugarlo. Las versiones de consolas, por el contrario, sí cuentan con un modo offline y de hecho cuenta con soporte para jugar con hasta cuatro jugadores en forma local, lo cual dejó a los usuarios de PC un tanto enojados por la disparidad y posibilidad de conectividad entre una y otra.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.