Poco después de que personal de Tom’s Hardware entrevistara al vicepresidente sénior de AMD, Sam Naffziger, el sitio publicó una nota que confirma lo que muchos gamers y entusiastas de hardware venían especulando, un mayor consumo para su próxima serie de gráficas dedicadas con arquitectura RDNA3, las Radeon RX 7000.

Según Naffziger, la eficiencia energética y el consumo de la Serie RX 7000 desempeñará un papel importante en la arquitectura de próxima generación. Parece que AMD confía en las afirmaciones de que RDNA3 brindará una eficiencia energética 50% superior a la de RDNA2. Sin embargo, a medida que los competidores (es decir, Nvidia) aumentan el consumo de energía de sus diseños, el equipo rojo no tiene más remedio que seguir la tendencia para no quedarse atras en cuanto a rendimiento.

“La demanda en juegos y en rendimiento informático se está acelerando y al mismo tiempo, la tecnología de proceso subyacente se está desacelerando de manera bastante drástica, junto con su tasa de mejora (de consumo). Si esto sigue así, es inevitable que los niveles de consumo sigan subiendo. Ahora, tenemos una hoja de ruta de varios años de mejoras de eficiencia muy significativas para compensar esa curva, pero la tendencia radica allí.

El rendimiento es lo primordial, pero incluso si nuestros diseños son más eficientes desde el punto de vista energético, eso no significa que no aumenten los niveles de consumo si la competencia está haciendo lo mismo, lo cual los empujará a tener niveles de consumo más altos que los nuestros.»

En pocas palabras, Naffziger señala que AMD tendrá que aumentar el consumo de energía como resultado de que su competidor principal seguirá haciendo lo mismo, aunque AMD sí tiene planeado un nivel menor de consumo. Durante mucho tiempo, se ha rumoreado que Nvidia está aumentando significativamente los objetivos de consumo para su próxima serie con arquitectura Ada Lovelace (RTX 40), por lo cual las tarjetas gráficas AMD RDNA3 (RX 7000) también deberían ver un aumento de consumo. 

Lo que AMD aún no ha confirmado es si planea utilizar el nuevo conector de alimentación PCIe Gen5 de 16 pines (que ofrece hasta 600 W), el cual estará sí presente en la Serie RTX 40 de Nvidia. En el caso de GPUs de escritorio con conectores de alimentación tradicionales de 8 pines, cualquier tarjeta con 400W TDP/TBP necesitaría tres conectores de este tipo. Los diseños de referencia RDNA2 actuales de AMD están limitados a conectores PCIe duales de 8 pines, mientras que la mayoría de las soluciones personalizadas de gama alta ya requieren tres cables.

La serie AMD Radeon 7000 ahora está lista para lanzarse «a finales de este año». Entre octubre y noviembre de este año según se rumorea. La arquitectura RDNA3 de 5 nm será la primera de la compañía en introducir diseños de chiplet en el mercado de GPU de consumo. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.