No es novedad que hasta entre sus fans más incondicionales, la serie Battlefield ha estado perdiendo prestigio durante estos últimos años, a causa del relativo desacierto de sus últimas (o mejor dicho, su última) entrega. Si bien Battlefield 1 se diferenció del resto con una temática y un gunplay singular con respecto a sus previas iteraciones, y de hecho resultó ser mucho mejor Battlefield de lo que muchos esperaban, al querer DICE regresar a sus raíces de Segunda Guerra Mundial con Battlefield V, las cosas fueron de mal en peor al punto de quedar prácticamente en el olvido. No ayudó mucho que el modo «Firestorm» llegó casi cinco meses después de su lanzamiento, considerando que a fines del 2018 y principios del 2019, los battle royale eran la novedad y los mismos jugadores de Battlefield querían uno y bien hecho, pero lamentablemente llegó tarde y no cumplió con las expectativas. Independientemente de esto último, fue la poco pulida experiencia del juego base lo que hizo que algunos fieles seguidores desviarán su atención hacia otros shooters o battle royales del momento, al menos hasta que Electronic Arts y DICE decidieran volver a una era contemporánea similar a Battlefield 4, y así pasar el trago amargo de Battlefield V.

Es evidente que muchos factores entraron en juego a la hora de desarrollar un nuevo Battlefield siendo el más desafiante la originalidad, ya que después de casi 20 años, la serie comenzaba a mostrar sus arrugas con su repetitiva fórmula. Al margen de que Battlefield siempre será en esencia sinónimo de modo Conquista y muchos lo disfrutan tal como es, no se puede dejar de lado la arrasante popularidad de los battle royale que, a pesar de haberse copiado mecánicas entre ellos mismos, han logrado encontrar una identidad diferente para cada tipo de público, y los mayores exponentes del género han llegado a lo más alto del mundo del gaming online gracias a un solo factor: el modelo de mercado Free-to-Play acompañado de Pases de Batalla, generalmente trimestrales. Ya sea Apex Legends (que salió algunos meses antes que Firestorm de Battlefield V), PUBG: Battlegrounds, Fortnite o Call of Duty: Warzone, todos ellos han ido mejorando con los años y han encontrado su propia base de usuarios, al mismo tiempo que sus respectivos publishers se han estado llenando los bolsillos de dinero. Primero con los MOBAs, luego con los hero shooters por equipo y ahora con los battle royale, evidentemente los juegos gratuitos atraen mucho, sobre todo cuando están bien hechos y más importante aún, cuando los desarrolladores escuchan a la comunidad. 

Dicho modelo free-to-play también ha servido de enseñanza para los desarrolladores y publishers para no fragmentar las comunidades con los packs de mapas de pago (ya sea en forma de DLC individual o incluidos en el Pase del Año), como lo han hecho los Call of Duty (desde Call of Duty 4: Modern Warfare con su Variety Pack), pero más todavía para los Battlefield con sus Pase de Batalla desde el lanzamiento de Battlefield 3, dejando de lado a muchos jugadores del juego base según la rotación de mapas de los servidores que por lo general favorecían a los packs de mapas recién lanzados (que por lo general se hacían disponibles cada tres o cuatro meses). Lógicamente, el que le dedicaba muchas horas a un Call of Duty o Battlefield, solía invertir en los packs de mapas, pero ahora nos damos cuenta que el modelo no solo era desfavorable para aquellos usuarios que se veían obligados a buscar servidores con los mapas base (en caso de no tener el dinero para dichos packs) como también para los publishers, por no generar más ganancias con este modelo free-to-play que a larga resulta más rentable, y de paso todos los jugadores pueden disfrutar del mismo contenido sin separar a la comunidad.

Independientemente del éxito de los battle royale, la cuarentena parcial o total en muchos estudios a raíz del COVID-19, hizo estragos en el desarrollo de muchos títulos, y Battlefield 2042 con el historial de -deplorables- lanzamientos que ha tenido el estudio sueco y otros developers colaboradores, claramente no iba a ser la excepción. Pero ya vamos a llegar ahí. Por otro lado, el surgimiento de los shooters con héroes o tácticos, como Overwatch o Rainbow Six Siege por poner dos ejemplos más inmediatos, «obligaron» de alguna manera a DICE a cambiar sus clases tradicionales de soldado, ingeniero, soporte y francotirador (las cuales han variado con las diferentes entregas) por operadores similares a los de Call of Duty: Black Ops IIII (que contaban con habilidades pasivas y activas distintivas), llamados Especialistas en Battlefield 2042.

El resultado de estos supersoldados se compone en principio por habilidades o gadgets activos o habilidades pasivas para cada uno, pudiendo al mismo tiempo equipar cualquier arma, dispositivo o suplemento de los roles clásicos de la serie Battlefield, incluyendo la herramienta para reparar vehículos, la caja de municiones, el medkit y los varios lanzamisiles. Aún así, estos diez especialistas se dividen en cuatro clases con sus principales tareas: Asalto (atacar, flanquear, destruir), Ingeniero (defender, fortalecer, improvisar), Recon (Observar, infiltrar, eliminar) y Apoyo (suministrar, mantener, revivir). Dejando de lado que solo dos especialistas pueden revivir (uno resucitando con mitad de vida y armadura, y el otro con la salud completa), entre los gadgets más destacable tenemos: un gancho para colgarse de donde sea (generalmente para tener un punto de ventaja vertical); una fortificación para usar por sí solo o para complementar con un francotirador; un breve wallhack; una herramienta de hackeo para desactivar vehículos temporalmente; y cambiar el paracaídas por un wingsuit, entre otras particularidades.

En principio pensé que esto introducía más puntos en contra que a favor, pero luego de jugar muchas horas con varios de los especialistas, me di cuenta que DICE hizo bien en cambiar las clases tradicionales eliminando la restricción de armas y los gadgets clásicos. En los Battlefield muchas veces sucedía que no recibíamos curación o municiones (ya sea para armas o el lanzamisil), o estar indefenso ante los vehículos porque en las partidas casuales muchos jugadores hacen la suya. No todos, pero un gran porcentaje si. Ahora, puedo elegir uno de los especialistas que revive y cura con su pistola de curación (hay otro que revive con salud al 50% y da 20 de armadura), al mismo tiempo que puedo elegir entre llevar un lanzamisil, una caja de munición o la herramienta para reparar vehículos, entre otros gadgets. Esto me hizo sentir como que no soy un jugador inútil ante cierto tipo de situaciones y eso es lo que hace bien Battlefield 2042 con sus batallas de 128 jugadores (en PC y consola next-gen, 64 en consolas old-gen).

Por supuesto, no van a faltar los puristas de la serie que querían clases fijas con gadgets desbloqueables correspondientes a cada una conforme se obtiene experiencia con una clase específica. Los tiempos cambian y lamentablemente hay que adaptarse a fórmulas modernas para no caer en la monotonía. Sí debo reconocer que el hecho de no poder diferenciar un especialista de mi equipo o uno del bando contrario (al jugar sin HUD ya sea por elección propia o con algún modo de juego personalizado), fue un gran desacierto, ya que no costaba mucho agregar -de alguna manera- un rango distintivo a cada equipo al margen de los variados skins de los especialistas que en caso de los épicos o legendarios cambian por completo su apariencia. Nos va a llevar unos cuantos días en conocer todos los especialistas y sus skins, pero al final del día, la mecánica de pedir munición, que nos curen o nos revivan, sigue siendo lo mismo.

El arsenal de Battlefield 2042 es otro de los puntos controvertidos por parte de la comunidad, ya que el juego nos ofrece un total de 22 armas (incluyendo solo cuatro rifles de asalto y cuatro subfusiles) y un solo lanzamisil para los vehículos terrestres. Si bien la queja es totalmente válida, al margen de que más adelante se agregaran más armas, creo que el foco del juego no estaba puesto en la variedad de armas al haberse eliminado la restricción de clases en las mismas. DICE probablemente apostaba a que un jugador querría explorar este arsenal inicial con su especialista preferido, pero evidentemente los fans de Battlefield quieren más variedad como siempre la ha habido, y están en su derecho al reclamar un contenido que refleje los tres años de desarrollo y un costo de u$s 60 para su edición estándar.

De todos modos, hay que tener en cuenta que los modos principales Conquista y Avance (que es básicamente como Rush pero con puntos de control), con sus 22 armas y 18 vehículos, son solo una porción de lo que ofrece el paquete de Battlefield 2042 (que en esta oportunidad no incluye una campaña single-player). Battlefield Portal, la modalidad que ofrece remakes de algunos de los mapas más emblemáticos de Battlefield 1942 (El Alamein y La Batalla de las Ardenas), Battlefield Bad Company 2 (Puerto de Arica y Valparaíso) y Battlefield 3 (Canales de Noshahr y Frontera del Caspio), también cuenta con el respectivo contenido de cada juego, que en total son más de 40 vehículos, 40 armas y 30 gadgets. Todo esto sin contar que también podemos crear partidas personalizadas en cualquier escenario con un amplio set de reglas, y eso es un gran esfuerzo que seguramente dará sus frutos a futuro a medida que se agreguen más mapas, armas y opciones de personalización.

Está claro que la nostalgia no compensa necesariamente la falta de contenido o mecánicas que sí estaban presentes en previos Battlefield y no en los dos modos principales de Battlefield 2042, pero ningún jugador de Battlefield 3 puede negar que no se emocionó al escuchar rumores de un remaster del juego (que obviamente terminó siendo Portal). Con el tiempo, seguramente harán remakes de Grand Bazzar, Operation Metro, Kharg Island, Alborz Mountain y otros mapas clásicos. El prospecto para Portal es inmenso, y no tengo dudas de que remakes de mapas de Battlefield 1 y Battlefield 4, con sus respectivas armas y vehículos también se agregarán en algún momento.

La tercera experiencia (o segunda en el menú) que ofrece Battlefield 2042 es Hazard Zone, un modo que viene a competir con Champion Hill de Call of Duty: Vanguard, en el que tendremos que recoger discos de datos de unas cápsulas satelitales que caen en lugares aleatorios. El modo se juega de a 32 jugadores (8 equipos de 4) en los siete mapas principales, y la tensión es una parte inherente de esta modalidad en el que no solo tendremos que cuidarnos de los demás equipos, sino también de la IA que también está presente al estilo Titanfall, pero con un grado de dificultad mucho mayor. Así es cómo en este modo PvPvE tendremos que estar codo a codo y coordinar el avance con nuestro equipo si queremos emerger victoriosos. En caso de que nos maten y no haya un médico para revivirnos, solo podremos resucitar si tenemos los créditos del Mercado Negro que iremos obteniendo de los Discos de Datos.

Si bien en Hazard Zone no puede haber especialistas repetidos, es esencial elegir personajes que se complementen, incluyendo al menos un médico para revivir y un francotirador, aquel para hackear vehículos (porque no es todo infantería), algún otro para avistar enemigos a lo lejos y/o de cerca y por supuesto. Esta fase de preparación es tan importante como los héroes de un MOBA, ya que elegir cualquier especialista por capricho puede costarnos la partida en las instancias iniciales del juego. También hay que tener en cuenta que  el arsenal específico de Hazard Zone que podemos comprar depende de los créditos del Mercado Negro que tenemos, los cuales cuentan hacia futuras partidas del modo. Hay algunas armas y gadgets del juego base que son gratuitos, pero otros se deben comprar. Cabe destacar que todo lo que compramos en una partida no nos quedará para otra, pero al menos se nos hará más fácil ganar.

La tensión del modo se incrementa a medida que vamos recolectando discos de datos (que se pueden avistar con un escáner), lo cual alerta inmediatamente a los demás equipos y nos convierte en un blanco. Durante el transcurso de la partida, tendremos dos oportunidades de extracción, en las que generalmente se desatan las batallas más feroces. Dependiendo de las circustancias (nuestro arsenal o cantidad de compañeros vivos), podremos salir del mapa con los discos de datos que tengamos encima en la primera extracción, o apostar a quedarnos para la segunda para obtener más discos de datos y por ende más créditos en el Mercado Negro. A veces es mejor esperar a que los demás se peleen mientras que nosotros llegamos con nuestro equipo para rematar a los equipos más debilitados.

Las partidas no suelen durar más de veinte minutos y está claro que Hazard Zone apunta a un público que disfruta de una jugabilidad más pausada y estratégica al estilo battle royale (aunque en realidad comparte más similitudes con Escape from Tarkov o Hunt: Showdown), sin caer en la vorágine de los 128 jugadores del All-Out-Warfare con sus tanques, helicópteros y aviones. El modo sin duda es tan entretenido como tensionante, pero necesita un poco de balance, sobre todo en cuanto a los vehículos que pueden dominar una partida sin mucho esfuerzo, más todavía cuando no tenemos muchos compañeros con lanzamisiles o el especialista para desactivar temporalmente los vehículos.

En resumen en cuanto a su contenido, Battlefield 2042 ofrece bastante, porque tenemos los siete gigantescos mapas para Avance/Conquista y Hazard Zone (Battlefield 3 se lanzó con nueve en comparación), sumado a los seis de Battlefield Portal con sus respectivas armas y vehículos. Pero el problema no son los tres modos en sí, sino muchas de las características básicas faltantes de los Battlefield (de lo cual hay gran lista compilada en Reddit), además de los problemas, glitches y bugs recurrentes que venimos viendo hace mucho, y los jugadores los han sufrido, sobre todo en Battlefield 4 y Battlefield V.

Muchos jugadores de Battlefield 4 saben que DICE LA (ahora llamado Ripple Effect Studios) fue quien tomó las riendas del juego luego del deplorable lanzamiento por el estudio principal de DICE en Estocolmo, y lo convirtió en uno de los mejores Battlefield hasta la fecha. Si bien DICE tuvo su momento de gloria con Battlefield 1, los mismos errores de Battlefield 4 se repitieron en Battlefield V, y ahora nuevamente en Battlefield 2042. Es por eso que los jugadores de Battlefield ya están cansados de tener que esperar tres años por un Battlefield que generalmente se lanza en estado beta y se arregla debidamente por lo menos seis meses o un año después. Y todo esto considerando que Battlefield 2042 no fue solo desarrollado por DICE, sino también por Ripple Effect Studios, EA Gothenburg (Ghost Games) y Criterion Games, quienes pusieron en pausa el próximo Need For Speed para ayudar con el desarrollo de este nuevo Battlefield.

Al parecer, nada de eso sirvió, porque el juego se lanzó en Acceso Anticipado el pasado 12 de noviembre con graves problemas de lag, rubber banding y hit registration por parte de los servidores, además de otros bugs varios como no poder revivir, ver materiales o pedazos de estructuras flotando, modelos de personajes que vuelan ridículamente, entre otros contratiempos que son realmente inaceptables para un juego de 60 dólares.

Y ni hablar del HUD cuyo nivel de personalización es básicamente inexistente (solo está la opción de Off y On) y su diseño parece realmente hecho en Paint de Windows, presentando una paleta de colores chillona y básica como si se tratara de una alfa. Por otro lado, la interfaz de usuario al personalizar los loadouts y armas tampoco es muy intuitiva a la hora de realizar cambios, sobre todo en comparación a los últimos tres Call of Duty. Si bien el nuevo Sistema Plus de armas nos permite elegir hasta tres attachments para cada uno de sus cuatro ramas de modificaciones (mira, munición, barril y agarre) para llevar en el campo de batalla e intercambiarlos instantáneamente (similar a cómo funcionan los agregados en Crysis), el menú es un tanto incómodo a la hora de comparar o equipar los diferentes agregados.

Si tan solo fuera eso, uno podría llegar a ser paciente y esperar arreglos pronto por parte de DICE, pero los problemas van más allá del HUD, la IU y los bugs. La mezcla de sonidos es muy pobre y la música brilla por su ausencia en todo momento. Cuando EA anunció que Hildur Guðnadóttir (la grandiosa compositora de Joker) sería quien estaría a carga de la banda sonora de Battlefield 2042, hubo mucha expectativa, pero lamentablemente, no sé en dónde están las 14 tracks porque lo único que he escuchado es el sonido de interferencia pseudo futurista al estar por acabar una partida (que corresponde a la track Orbital), que se escucha realmente vacío y desalmado en comparación a la gloriosa track Hunted de Battlefield 1. Evidentemente Guðnadóttir no supo capturar la esencia de este Battlefield, ya que inclusive al tema principal le falta un poco de entusiasmo. Al margen de la OST, tampoco se escuchan muchos sonidos ambientales y es realmente una pena porque cuando se desatan las tormentas y vemos la vegetación moverse al compás con las ráfagas de viento, es donde el juego realmente se luce.

Los gráficos de Battlefield 2042 no son tan malos como uno cree si se los juzga únicamente por Kaleidoscope y Orbital (los dos que estuvieron en la beta). El mayor desacierto en cuanto a lo visual fue la temática futurista, ya que nos encontramos con grandes tramos metálicos o de concreto que hacen que el juego, dependiendo del mapa, se vea insípido y monótono de mirar. Es como si el departamento de arte de DICE hubiera estado ausente. Cuando más se destaca Battlefield, una vez más, son en los momentos en que comienzan a adornarse los escenarios con los eventos climáticos, pudiendo complementarse con las rafagas de viento, las luces volúmetricas las gotas de agua, y los reflejos de los charcos de agua en el piso es algo que DICE sabe hacer -al margen de que esta vez solo hay ray tracing para la oclusión ambiental.

Por eso es que mapas gélidos como Breakaway, el de buques abandonados con tormentas de tierra (Discarded) o inclusive Manifest con sus grandes contenedores pero al mismo tiempo con su porción verde (como también presenta Orbital), son los que más hacen relucir lo mejor del motor gráfico Frostbite. Los mapas restantes (Hourglass, Renewal) tienen algunas áreas naturales con tierra, montaña o vegetación, pero lo más aburrido de ver son los grandes espacios vacíos complementados por gigantes estructuras metálicas (ya sean redondas o sumamente altas) en vez de haber puesto espacios urbanos más chicos y detallados, como eran algunos mapas de Battlefield 3 o 4 con su atención a los objetos de los mapas según el país, o paredes con graffitis, entre otros detalles.

Es por esta misma razón que el nivel de destrucción y el Levolution no están a la altura de lo prometido. Las estructuras son pocas y el detalle de las explosiones al destruirse alguna estructura es un tanto soso. Con tan solo comparar la destrucción en Arica Harbor en Battlefield Portal, en comparación al original de Battlefield Bad Company 2, da pena ver como un trozo de pared hace un impacto sutil y sin mucha emoción de por media, mientras que en el otro se sentía satisfactorio al ver como los escombros volaban por los aires -más aún cuando algún soldado se escondía dentro de la pared y nos marcaba el kill.

Otro punto en contra es la optimización que realmente deja mucho que desear. En previas entregas, uno podía jugar en 1080p a 60 FPS con detalles al máximo con procesadores y placas de video de gama media, pero en Battlefield 2042 podemos alcanzar los 60 FPS si configuramos todo en el Medio con una GTX 1060 o RX 580. Por supuesto, depende mucho del mapa y la cantidad de jugadores que estamos viendo en pantalla, por eso es que los 60 FPS estables nunca están asegurados. Dado que el juego también se lanzó en PlayStation 4 y Xbox One, el problema en PC aparece a partir de 1440p, o peor aún, en 4K. En esta última, ni siquiera un Core i9 y una RTX 3080 Ti (ambos overclockeados) pueden mantener 60 FPS (inclusive con DLSS en Modo Calidad) en la mayoría de los mapas para 128 jugadores. Suelen haber caídas abruptas de FPS en ciertas partes (como cuando morimos y el mapa hace un zoom hacia afuera) o cuando se amontonan muchos jugadores y los efectos de lluvia y viento entran en acción.

Para los usuarios de GeForce RTX, el DLSS como siempre ayuda bastante, inclusive en la RTX 2060. Para los usuarios de GeForce GTX, el recién lanzado Nvidia Image Scaling (NIS) es sin dudas algo que se estaba esperando, ya que funciona de manera similar al Super Resolution FidelityFX de AMD. Este último, a pesar de estar anunciado por AMD, está ausente en el juego ya que al haberse regalado Battlefield 2042 con PCs o laptops con tarjetas GeForce RTX 3060 o superiores, está claro que hubo un contrato entre EA y Nvidia de por medio, lo cual perjudica en definitiva a los usuarios de tarjetas Radeon. Estas prácticas tienen que terminar de una vez por todas porque lo único que hacen es perjudicar al usuario de PC. Si bien Far Cry 6 y Resident Evil VILLAGE fueron regalados con tarjetas/procesadores de AMD y solo cuentan con FSR, dicha tecnología también la podían aprovechar los usuarios de Nvidia -y ahora lo podrían hacer de todos modos con NIS y que funciona de manera global para cualquier juego sin necesidad de que los desarrolladores lancen parches para cada uno de ellos.

DICE con su engine Frostbite solía ser sinónimo de avances en material visual y optimización, pero en esta oportunidad no ha logrado destacarse en ninguna. Pero más allá de que no es una locura gráficamente, sigue siendo el shooter con los mapas más grandes (algo de lo cual de hecho algunos se quejan), la mayor cantidad de jugadores (si no contamos los modos limitados de Warzone de 150 o 200 jugadores) y con la mejor calidad visual. Aún Kaleidoscope, el mapa más insípido gráficamente hablando, se ve mejor que los mapas de cualquier battle royale en términos generales. Pero claro, todos estos son free-to-play, así que es un tanto difícil ponerlos en una balanza.

Como podrán haber leído a lo largo del análisis, Battlefield 2042 cuenta con una base sólida y robusta, pero que en definitiva se ve malograda por los mismos problemas de siempre que, por motivos desconocidos, hacen que nosotros los jugadores o fans de la serie no podamos tener un lanzamiento decente. Luego de haber desarrollado DOCE entregas de la franquicia, uno supondría que DICE ya le habría agarrado la mano a SU motor gráfico, pero claramente ni ellos mismos le han encontrado la vuelta a los recurrentes problemas de servidores o físicas que honestamente ya no se pueden perdonar. Si a todo eso le sumamos falta de optimización, una UI y un HUD en pañales, pocas armas y/o variedad de vehículos, claramente DICE se tendría que haber tomado otro año en vez de seguir manchando la franquicia. O si no directamente delegar la IP a otro estudio más serio, porque a esta altura la palabra de DICE ya no es sinónimo de confianza ni de franqueza para su comunidad. Eso no significa que Battlefield 2042 no pueda ser rescatable como lo fue Battlefield 4 en su momento, pero uno no gasta 60 dólares en un juego esperando que se arregle seis meses o un año después.

EA y DICE tienen que entender que un título de este calibre se tiene que lanzar cuando se llega a un estándar de calidad aceptable (por la comunidad) y con una infraestructura de servidores que esté a la altura de las exigencias. La próxima vez, deberían hacer disponible la beta por lo menos seis meses antes del lanzamiento oficial, porque es la única manera de que podamos tener un Battlefield en un estado lo suficientemente decente como para disfrutarlo sin tener que estar quejándonos en grupos de Facebook, foros o Reddit. Esta fue la última gota que rebalsó el vaso, y esperemos que para la próxima DICE pueda finalmente aprender de sus errores. ¿Es recomendable comprar Battlefield 2042 en su estado actual? Probablemente sí, si son fans incondicionales de la serie y tienen una PC de gama alta, de lo contrario es preferible esperar a que se solucionen algunos de sus problemas (incluyendo los problemas de los servidores), se mejore el HUD y la UI, y se optimice un poco más el juego.

Este análisis fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Electronic Arts/DICE.

Battlefield 2042 - Review
Gameplay75%
Gráficos85%
Música y Sonidos65%
Optimización70%
Lo bueno:
  • Poder jugar partidas de 128 jugadores en PC y consolas next-gen con crossplay.
  • El Modo Portal, su opción de crear partidas personalizadas y su prometedor futuro.
  • La personalización de armas on-the-fly al estilo Crysis y posibilidad de llamar vehículos en cualquier momento.
Lo malo:
  • Problemas de optimización y los bugs/glitches recurrentes de casi todos los Battlefield.
  • No sorprende en cuanto a su visual, al mismo tiempo que sus sonidos y música están por debajo del estándar en la serie.
  • Gunplay poco satisfactorio.
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (12 Votes)
68%

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.