La marca Adata, en su relativamente reciente incursión en los periféricos de computadora bajo la firma XPG, ha sabido mostrar un nivel de trabajo realmente interesante a la hora de desarrollar y presentar ofertas apuntadas al público gamer y entusiasta que no llega a escalar al nivel de las marcas de alta gama pero busca algo respetable en el marco de las gamas medias y bajas.

En esta ocasión, el mouse XPG Primer RGB es el mayor representante de la búsqueda de la marca por complacer las necesidades de un balance entre un bajo precio y unas buenas prestaciones, ofreciendo un completo set de funcionalidades, retroiluminación RGB, y un sensor que está a la altura de las circunstancias.

Este raton viene contenido en una excelente caja de tapa tipo libro con abrojo, de color rojo mate brillante, que al levantar su “portada” deja ver una ventana de acetato donde se puede apreciar propiamente el modelo de ratón que estaríamos adquiriendo.

En la parte interna de la tapa nos encontramos con una descripción general de las funciones básicas del ratón, y en la parte trasera de la caja se encuentran algunos detalles más interesantes como la posibilidad de utilizar el sensor en una sensibilidad de 12,000 DPI, la mencionada retroiluminación RGB, la utilización de los efectivos switches Omron, y la fabricación de su carcasa mediante la inyección de doble impacto.

Al salir de la caja, en la que también se encuentra una cuna de acetato en negro para evitar el movimiento del periférico en su interior, también nos encontramos con el correspondiente manual, el certificado de garantía, y un set de stickers bastante generoso. El ratón es un modelo tradicional, de forma ovalada con apenas alguna curvatura ergonómica en el lateral izquierdo, de tonos oscuros en el lomo y rojo brillante en la base.

Ratón

  • Material: Superficie duradera de doble capa con PBT
  • Interfaz del dispositivo: USB tipo A
  • Tecnología de detección de movimientos: Óptico
  • Sensor: PMW3360
  • Tipo de botones: Botones presionados
  • Tipo de desplazamiento: Rueda
  • Cantidad de botones: 10
  • Resolución de movimiento: 12 000 PPP
  • Velocidad de seguimiento del ratón: 250 ips
  • Personalizable resolución movimiento: Si
  • Número de ruedas de desplazamiento: 1
  • Direcciones de desplazamiento: Vertical
  • Aceleración (máx.): 50 G
  • Frecuencia de sondeo: 250/500/1000 Hz
  • Resistencia de los botones (millones de clics): 20. Interruptores mecánicos Omron.
  • Certificación: CE/FCC/BSMI/KC/VCCI/RCM/EAC

Diseño

  • Factor de forma: mano derecha
  • Diseño vertical: No
  • Color del producto: Negro, Rojo
  • Coloración de superficie: Monótono
  • Iluminación de color: Multi

Ergonomía

  • Longitud de cable: 1.8m
  • Características del cable: Trenzado

Control de energía

  • Fuente de energía: Cable
  • Consumo de energía: 220 mA

Peso y dimensiones

  • Ancho: 65.6 mm
  • Profundidad: 126 mm
  • Altura: 37.9 mm
  • Peso: 98 g

Si bien el diseño es bastante digno, lamentablemente es en las texturas de la carcasa inyectada donde no se puede encontrar esa aspiración de “modelo gamer” que suelen encontrar las marcas consideradas alternativas, aunque si es mejorado por la presencia de las líneas laterales de retroiluminación y la incorporación de zonas de mayor grip en los costados, que también proponen una visual un tanto más elegante.

Lamentablemente. la base roja del modelo (construida con la misma calidad de material que la carcasa) no fue una buena decisión a la hora de acompañar la estética del aparato, ya que en vez de verse como un detalle destacado, en realidad juega en contra por exacerbar las rebarbas imperfectas de la inyección PBT y el uso de enormes tornillos phillips de cabeza negra, que son aparentes a simple vista.

Como era de esperarse, este ratón es extremadamente ligero, pesando alrededor de los 100 gramos, que si lo sumamos a la utilización de un cable mallado de poca flexibilidad, la experiencia no es demasiado placentera a la hora de hacer movimientos bruscos en las más vertiginosas partidas competitivas. Cumple con el estandar de 1.80 metros de largo y a la vista demuestra una gran calidad, pero su rigidez no es la adecuada para un ratón tan liviano.

Por suerte, el sensor óptico cumple con lo mínimo indispensable para poder lograr la eficiencia que alguien busca en este tipo de dispositivos. Se trata del PixArt PMW3360 que hemos encontrado en tantos otros modelos alternativos, y del cual siempre obtuvimos muy buenos resultados, alcanzando -como en este caso- los 12,000 DPI con un poll rate de hasta 1000Hz, que si bien ya no se empareja con los modelos actuales de media y alta gama, que oscilan entre los 4000 y 8000Hz, hace lo suficiente para tener buen rendimiento en escritorios en 1080p y la gran mayoría de los juegos que no requieren de semejante precisión.

Cabe destacar que, a pesar de ofrecerse como un dispositivo RBG, en realidad el XPG Primer RGB no cuenta con un software que permita la personalización de la retroiluminación, sino que solo se pueden ajustar sus características mediante el botón dedicado en el ratón, por detrás de los botones centrales de DPI. El menú de efectos de luces nos permite cambiar entre Color Wave (que circula entre los diferentes colores automáticamente), breathing (el que prende y apaga como si el mouse respirara), los 7 colores estáticos o apagado.

Lo mismo sucede con el abanico de perfiles de resolución, que mediante el botón dedicado permite seleccionar entre 6 presets diferentes, indicando cuál estamos utilizando mediante la retroiluminación de la rueda de scroll. Lamentablemente, al contar con un solo botón para variar la resolución, si nos pasamos de largo cuando estamos buscando una específica, tendremos que repetir el ciclo desde el principio hasta llegar a la deseada, lo cual es muy poco práctico si solemos cambiar entre varios perfiles para distintos tipos de armas o vehículos en los juegos competitivos.

Como se puede notar, este es un ratón definitivamente económico, que ronda los 4000 pesos en Argentina para competir con las marcas alternativas que proponen lo mínimo indispensable pero con la intención de incorporar al menos sensores y switches de calidad para entrar en el mundo de los periféricos gamer. Este XPG Primer RGB es exactamente lo que esa filosofía dicta: un ratón de poco costo de fabricación en lo externo, pero llevando por dentro el infalible sensor PMW 3360 y los innegables switches Omron.

La ausencia de software, el cable medio rígido y las no tan brillantes líneas de diseño pueden ser factores en contra a la hora de tomar la decisión, pero sin dudas hace lo que promete, sin engañar al comprador con promesas que por ese precio jamás podría cumplir.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Adata Argentina.

Mouse XPG Primer - Review
Diseño70%
Construcción70%
Prestaciones75%
Precio85%
Lo bueno:
  • Sensor y switches de buena calidad
  • Buen precio para entrada de gama
  • El packaging
Lo malo:
  • Se notan detalles de fabricación
  • La base roja no fue una buena decisión
  • Poca personalización
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
76%