Probablemente desde hace dos décadas en nuestra plataforma venimos esperando -sin respuesta alguna- que aparezcan buenos juegos de boxeo, ya sea arcade o simulación, para saciar esa necesidad de golpear a un oponente con algo de estrategia y sin causarnos verdadero daño físico. Durante esas dos décadas nos vimos obligados a mirar de lejos cómo EA se lucía en cada entrega de Fight Night Round para Xbox 360 y Playstation 3, y a esperar algunos indies de los que ya es difícil recordar si alguna vez fueron lanzados.

En el último puñado de años tuvimos un acercamiento al género pero para un sector demasiado minoritario: al existir los controles por movimiento que acompañan a los headsets VR, algunos juegos de boxeo empezaron a salir para la plataforma, pero obviamente, nadie pudo jugarlos.

Uno de los más interesantes exponentes de estos experimentos fue Creed: Rise to Glory, un juego que justamente nos llevaba al universo de Adonis Creed para darle de trompadas a todos los personajes de la franquicia [Rocky] con algunas mecánicas arcade que hacían que el ejercicio de moverse sobre un ring virtual sea por demás satisfactoria. Pero el estudio Survios parece querer ir por más, aprovechando la posibilidad de tener esta licencia para seguir llegando a más usuarios y así mantener el envión el éxito de su entrega anterior.

Llega Big Rumble Boxing: Creed Champions, una traducción 2D (hecha con modelos 3D) de aquella linda propuesta VR, pero sin demasiadas pretensiones de simulación -sino más bien arcade- apuntando directamente al sector de los Tekken y Street Fighter modernos… y todo sale mal.

Aprovechando los excelentes modelos de personajes del título original VR, Creed Champions reconstruye el universo de las dos películas del hijo de Apolo Creed de inmediato, presentando un plantel de caras reconocibles de todos los actores, también algunos escenarios, y el “beef” tradicional de este circuito de deportistas que suelen hablar mucho, antes de comenzar con los tortazos.

Y cualquiera diría que, a esta altura, hacer un brawler 2D sería pan comido, considerando la innumerable cantidad de lanzamientos que hay por año, y toda una extensa escena de modders y entusiastas que han aprovechado las bondades de la plataforma MUGEN para construir sus propias propuestas. Pero Survios no la vió. La propuesta del estudio está simplificada de tal forma que cuesta creer el precio al que pretenden venderlo.

Ni bien entramos al modo arcade, nos damos cuenta que mitad del plantel está bloqueado para que podamos ir sacándolos mediante progresión, así que nos queda solo un puñado de personajes para elegir. Hacemos una pasada con uno, probamos con otro, y nos damos cuenta que -tal como se veía venir- casi no hay variación entre los boxeadores. Todos hacen prácticamente lo mismo y no hay chances de que siquiera presenten variantes de velocidad, stamina o daño.

Esto nos lleva a tener una luz de esperanza en la estrategia de pelea, algo que también está destinado a desilusionarnos, y es una lástima, porque por lo menos del lado de los controles hay un poco de interés en generar una complejidad. Podemos atacar con jabs cortos y certeros, o directamente pasar a los golpes pesados que también ofrecen variantes de acuerdo a cómo apuntemos el direccional. Gracias a este puñado de variables podemos sincronizar los pocos combos que ofrece cada personaje, solo para darnos cuenta que el button mashing es igual de efectivo que un tedioso momento de aprendizaje.

Se arrima un poco más a la lucha estratégica proponiendo un botón de bloqueo que a su vez funciona como parry, y un botón para esquivar que a veces viene bien para soltarse de un combo. Por último contamos con una barra de “super” que, al igual que cualquier otro juego de pelea moderno, permite ejecutar un movimiento fulminante con tan solo apretar un par de botones juntos. Y no hay nada más.

Ahí casi se termina toda la propuesta de Creed Champions, dando un último suspiro de genialidad al intentar meter mini games de entrenamiento entre peleas (parecidos a los de la versión VR) sin otorgar ningún beneficio real al resolverlos, y perdiendo un montón de puntos más porque tampoco ofrece un modo competitivo online, relegándonos a competir contra la IA en un arcade que nos hace leer varios minutos de diálogo antes de cada pelea, o a esperar que venga un amigo a casa para aprovechar unos momentos de competencias de sillón.

Y si todo eso ya no es lo suficientemente grave como para dudar del precio que Survios pide pagar por Big Rumble Boxing: Creed Champions, también tenemos que hablar de la pobreza del port que nos toca experimentar, empezando por la poca profundidad de opciones gráficas que hay en un juego que hasta podría tener trazado de rayos en tiempo real, por su simpleza, y terminando en que, a pesar de tener mecánicas simples y efectivas, no permite configurar el teclado de ninguna forma, obligándonos a adaptarnos a lo que hay, o agarrar un gamepad.

Lamentablemente, tendremos que seguir esperando por algún buen juego de boxeo para PC, depositando quizá nuestra esperanza en el anunciado eSports Boxing Club, que parece tomarse las cosas muy en serio. En su estado actual, este Creed Champions deja muchísimo que desear dados la promesa de muy buenos gráficos, sus personajes muy bien logrados, y el respaldo de una franquicia reconocida que no honra de ninguna manera. Es más bien un juego de celulares glorificado, y al precio casi de un triple A, que en algunos casos, hasta supera el valor de los mejores juegos del año.

Este review fue realizado con códigos de prensa proporcionados por Survios. Big Rumble Boxing: Creed Champions está disponible en Steam por u$s 39.99 o precio regional.

Big Rumble Boxing: Creed Champions - Review
Gameplay50%
Gráficos80%
Música y Sonidos60%
Multiplayer (Local)60%
Lo bueno:
  • Lindos gráficos y modelos de personaje
  • Su poca complejidad invita a jugar rápido con amigos
Lo malo:
  • Todos los personajes se controlan casi igual
  • No tiene modo online
  • Absoluta ausencia de configuración de controles
40%Nota Final
Puntuación de los lectores: (9 Votes)
46%