El talentoso estudio desarrollador de los aclamados Crash Bandicoot N.Sane Trilogy y Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2, Vicarious Visions, se ha mudado del lado de Activision de Activision Blizzard al lado de Blizzard, y ahora está “completamente dedicado a los juegos e iniciativas existentes de Blizzard”, dijo la compañía ayer a al sitio GamesIndustry.biz.

“Después de colaborar con Vicarious Visions durante algún tiempo y desarrollar una gran relación, Blizzard se dio cuenta de que [Vicarious Visions] tenía la oportunidad de brindar apoyo a largo plazo”, dijo un representante de Activision Blizzard.

La directora del estudio Vicarious Visions, Jena Oneal, también fue ascendida a vicepresidenta ejecutiva de desarrollo de Blizzard como parte de la iniciativa. Simon Ebejer, anteriormente director de operaciones de Vicarious Visions, asumirá el cargo anterior de Oneal.

Pero dejando de lado lo corporativo, las grandes novedades vienen de parte de Jason Schreier, el ex editor de Kotaku que ya hace varios meses trabaja para Bloomberg, quién informó que Vicarious Visions se encuentra trabajando con Blizzard desde el 2020, específicamente en el rumoreado remake de Diablo II.

Un portavoz de Blizzard se negó a comentar sobre los proyectos actuales de Vicarious Visions. Sólo confirmó que el desarrollador “ha estado trabajando con Blizzard durante algún tiempo”.

Según Bloomberg, el remake de Diablo II iba a ser desarrollado por el Team I de Blizzard hasta algún momento de 2020, pero después del lanzamiento mal recibido de Warcraft III: Reforged por parte de este equipo, los miembros se reunieron para discutir qué salió mal, atribuyendo sus fallas a una mala planificación , falta de comunicación y una liberación apresurada debido a la presión financiera de la administración, entre otros factores.

Para evitar repetir esos errores en el remake de Diablo II, Blizzard retiró a Team I del proyecto y puso al equipo detrás de Diablo IV a cargo, además de Vicarious Visions.

El 15 de octubre de 2020, el Team I se reorganizó y los miembros del equipo tuvieron la oportunidad de entrevistarse para otros puestos dentro de la empresa. Aquellos que no encontraron puestos fueron gradualmente eliminados o abandonados para unirse a estudios independientes establecidos por ex empleados de Blizzard.

El mismo día que Blizzard reorganizó el Equipo I, también puso fin a todo el desarrollo continuo de StarCraft II del Team I. Si bien la compañía prometió continuar actualizando Warcraft III: Reforged, no confirmó quién está manejando su desarrollo continuo. Pero un portavoz dijo que la compañía “todavía está comprometida con las actualizaciones en apoyo de la comunidad”.