No es novedad que AMD ha ganado una gran cuota de mercado en el mundo los CPUs desde el lanzamiento de la primera generación de la Serie Ryzen. Esto se fue intensificando con el lanzamiento de la Serie 2000 y sobre todo la Serie 3000, cuyos procesadores están casi a la par de los CPUs de Intel en algunos títulos específicos.

A pesar de las felicitaciones de Intel hacia su adversario, en la Gamescom 2019 el equipo azul dejó de lado los cumplidos para lanzar una campaña para demostrar que los procesadores de Intel siguen siendo la mejor opción cuando se trata de gaming -y de tareas single-threaded.

Con este propósito, Intel publicó dispositivos poniendo cara a cara a su Core i7-9700K contra el R9 3900X de AMD, afirmando que el primero vence a la bestia de 12 núcleos y 24 hilos en la mayoría de los títulos actuales -y no tan actuales- a pesar de que el de Intel es de 8 núcleos y 8 hilos.

Además, Troy Severson, uno de los representantes de Intel presentes en la Gamescom, afirmó que el Core i9-9900K, lanzado en octubre del 2018, sigue siendo el mejor CPU para gaming, y eso no ha cambiado en absoluto.