El reconocido grupo de crackers CODEX anunció que han podido vencer, por segunda vez, a la última versión de la tecnología anti-manipulaciones de Denuvo, denominada internamente por los grupos como 6.0, e implementada en varios títulos recientes.

El primer juego en caer había sido Total War: Three Kingdoms, mientras que ayer, el mismo grupo pudieron crackear Wolfenstein: Youngblood. El nuevo spin-off desarrollado por Arkane, no por MachineGames como las dos previas iteraciones de la saga, lamentablemente no fue recibido como los fans. Aquellos interesados en leer nuestro análisis, lo pueden hacer en este enlace.

Otros juegos que han incorporado esta última versión de Denuvo son: Anno 1800, Mortal Kombat 11, Team Sonic Racing, Octopath Traveler, F1 2019, Heavy Rain, Sea of Solitude y Conan Unconquered. Ninguno de estos ha sido crackeado, como tampoco algunos como Anno 1800 y Mortal Kombat 11, que  se han lanzado hace ya varios meses.