Casi como cumpliendo con una tradición de los grandes anuncios de los últimos años, Ubisoft se vuelve a llevar puesta una fecha de lanzamiento para retrasar uno de sus títulos triple-A. En este caso le toca a Rainbow Six: Siege, que pasa del 18 de Octubre a nada menos que el 1ro de Diciembre.

“Esta no fue una fácil decisión, pero basados en el feedback que hemos recibido, y basados en nuestras propias pruebas internas, sentimos que hay ajustes y mejoras que podemos hacer, incluyendo mejoras en la experiencia cooperativa a través de todos los modos, balanceo de armas y artilugios, y la navegación de menúes e interfaces,” escribió Ubisoft. “Nos tomaremos un poco más de tiempo para hacer estos cambios, y creemos que es una buena decisión.”

La prueba beta cerrada mantendrá su fecha original para el próximo 24 de Septiembre. Suponemos que este retraso de más de un mes servirá para el lanzamiento de un juego robusto y sin problemas, como espera Ubisoft también hacerlo con Assassin’s Creed: Syndicate.