El más reciente video de gameplay del esperado Metal Gear Solid V: The Phantom Pain no ha quedado a salvo de las clásicas acusaciones de downgrade que ya son parte de la tradición en esta nueva generación de videojuegos que parecen estar pensados para un hardware de consolas mucho más potente del que realmente existe. Lo malo es que, gracias a esta triste realidad, las consolas detienen -una vez más- el progreso gráfico en nuestra plataforma.

Pero a diferencia de la gente de CD Projekt RED, que negó los retoques hasta muy cerca del lanzamiento del espectacular The Witcher 3, y del histórico recorte que Ubisoft le dio a Watch_dogs, el equipo de Hideo Kojima salió a responder rápidamente sobre la situación [que tampoco significa que no estén ocultando un verdadero recorte de calidad].

Fue el propio productor del juego, Ken-ichiro Imaizumi, quien se encargó de salir a Twitter a responder directamente sobre el tema:

 En respuesta a un reclamo por la ausencia de sombras en el menú de selección de equipamiento y compañeros:

No cambiamos el sistema de calidad en la última fase, eso tuvo que haberse hecho hace mucho tiempo. Debe ser solo un ajuste de iluminación.

Respondiendo a un usuario que asegura que el nuevo gameplay es imposible que haya sido capturado de una Playstation 4:

Estás seguro que lo estás viendo en modo de alta resolución y 60fps?

Finalmente, le pidieron que no sean como Ubisoft:

Si conocés el proceso de hacer juegos, Normalmente no cambiamos o hacemos downgrade en esta fase. Siempre tiene que hacerse primero.

Tengamos la esperanza que esta vez no nos estén volviendo a mentir en la cara. El equipo de Hideo Kojima siempre se ha destacado por trabajar minuciosamente para tener el mejor producto que esté a su alcance, y si existe un downgrade en consolas, solo esperemos que recuerden que a nuestra plataforma le sobra potencia como para que no haga falta tener que rebajarla al mismo nivel.