Además de demostrar las capacidades de Windows 10 en Desktop y Mobile y de anunciar que se tratará de una actualización gratuita para los usuarios de Windows 7 y Windows 8. Microsoft le dedico un segmento entero del evento de presentación al gaming de PC.  En líneas generales se anunció la llegada de la comunidad Xbox Live a las plataformas Windows.

Por un lado se hizo presentación de la aplicación de Xbox One para Windows 10, en la cual los jugadores podrán compartir sus experiencias de juego y sus logros con otros jugadores a lo largo de las plataformas Xbox Live y Windows PC. Esta nueva aplicación además se integrará con otros juegos y plataformas existentes y nos permitirá obtener screenshots y videos de gameplay en forma cómoda y automática. En la presentación esto fue demostrado utilizando Steam y una partida de Civilization: Beyond Earth, un juego exclusivo de PC. Estas funciones no son algo totalmente novedoso para el usuario de PC, desde hace años que tenemos programas como Fraps o Shadowplay, pero sin embargo es bienvenido el hecho de que vengan integradas con el sistema operativo.

También se demostraron las características del inminente DirectX12, que promete un importante aumento del rendimiento incluso con el hardware y los motores ya existentes, como Unity.  DirectX 12 beneficiará además a los usuarios de dispositivos móviles ya que desde Microsoft aseguran que han logrado reducir el uso de batería en un 50% con respecto a aplicaciones que usaban DirectX 11.

Finalmente, la gente de Microsoft anunció una nueva funcionalidad para Xbox One y Windows 10 que permitirá realizar In-Home Streaming entre la consola y cualquier otro dispositivo hogareño con Windows 10. De forma que alguien que posea la consola podrá acceder a su catálogo desde cualquier lugar de su casa. Queda el gran interrogante de si la consola de Microsoft podrá ofrecer una fidelidad de Streaming adecuada, ya que estamos hablando de un aparato que a duras penas logra 1080p a 60FPS en la mayoría de los casos. El usuario de PC espera una fidelidad superior a lo que puede ofrecer la consola de Microsoft. Por otra parte, imaginamos que debe ser bastante incomodo tener que bajar al living a cambiar de disco cuando queramos cambiar de juego.

Desde Microsoft aseguran que están comprometidos para con el gaming de PC en igual medida que lo están para con Xbox One. Es muy pronto para saber si hacemos bien en creerles o no. Microsoft ya fracasó rotundamente una vez con una aventura similar a esta en la forma de Games for Windows Live. Esperemos que esta vez tengan mejor suerte. Por lo pronto Microsoft no debería olvidar que al usuario de PC tal vez no le interese demasiado integrarse con la plataforma Xbox Live, ni siquiera tener acceso al (hasta ahora bastante pobre) catálogo de exclusivos de la consola en forma de streaming. Lo que esperamos en realidad es que nos ofrezcan productos de calidad y un buen funcionamiento del sistema operativo. Y por sobre todas las cosas que nos brinden la libertad para hacer de la experiencia de juego algo propio y personal.