El estudio desarrollador independiente Scott Cawthon nos trae un survival horror que pretende sorprender con una nueva fórmula, haciendo uso del point-and-click que otros grandes títulos también supieron usar. Aunque en parte, gracias a su particular estructura, Five Nights at Freddy’s marca otras diferencias.

Mike Schmidt, personaje al cual personificamos, se encuentra sin empleo hasta que encontramos un aviso part-time para ser guardias de seguridad en una pizzería, durante el turno nocturno. Siendo una pizzería con muñecos para entretener a los niños, hay realmente poco para hacer. En nuestra primer jornada laboral nos encontraremos con un mensaje de voz a modo de bienvenida, donde se nos explicará nuestra labor: contamos con algunas cámaras de seguridad que nos posibilitarán vigilar la cocina, el comedor, el depósito de muñecos y poco más.

El mensaje -presuntamente dejado por otro guardia de seguridad- también nos comentará que en nuestra cabina de seguridad hay algunas zonas ciegas por lo cual, si algo –o alguien- viene a por nosotros, contamos con luces en cada una de las dos puertas eléctricas, que también podemos cerrar.

 

A modo de historia, también nos cuentan que los muñecos electrónicos son capaces de moverse libremente, ya que si los apagan, sus “cerebro motores” se trabarían y dejarían de funcionar.  Son 4 los muñecos que debemos vigilar: Freddy Fazbear, Bonnie the Bunny, Chica the Chickeny Fox y the Pirate Fox.

Es en este momento donde las cosas se vuelven un poco oscuras. No sabemos qué son los “cerebro motores”, pero el mensaje nos cuenta la historia del incidente llamado “bite of ‘87”, donde una persona perdió el lóbulo frontal y ahora debemos vigilarlos, ya que representan un peligro latente.

Como si esto fuera poco, también nos cuentan que si los muñecos ven a un humano de noche, pensarán que son “muñecos que aún no están en un disfraz”, forzándolo a vestir uno de los trajes de sobra, que se encuentran rellenos con clavos y cosas que nos matarían en el proceso. Una vez entrados en clima queda claro que nuestra labor no será tan sencilla como lo publicado en el diario.

Haciendo uso de las cámaras de seguridad, debemos controlar dónde están los muñecos, pero no podemos concentrar toda la atención en ellos por dos motivos: Nuestra energía es limitada, y si los miramos mucho, se pondrán muy “nerviosos”. Y esta pequeña característica es la que hace de Five Nights at Freddy’s un juego genial.

Son cinco las noches que deberemos cuidar a estos muñecos durante seis horas, de 12pm a 6 am. Cada noche que pasa, los personajes se pondrán más y más movedizos, e incluso podrán anular algunas cámaras de seguridad, teniendo que prestar atención a los ruidos para saber dónde se encuentran. Quizá es por esto que no hay ninguna melodía que acompañe a la ambientación. Ni recreativa, ni saliendo de ningún tipo de radio. Porque es de noche, y no debemos llamar la atención de ninguno de los personajes. Si no podemos encontrarlos, deberemos estar atentos a prender las luces de nuestra cabina. Y si llegamos a encontrar algo –o a alguien-, deberemos cerrar la puerta en pocos segundos o perderemos.

A modo de agregado tenemos una sexta noche, muchísimo más difícil, por si las cinco anteriores no fueron suficientes. Al terminar el juego tendremos un editor de niveles para poder armar nuestras propias partidas y compartirlas con amigos.

A fin de cuentas, Five Nights at Freddy’s es un excelente juego de horror que se vale de muy pocos recursos para asustarnos como pocos juegos pueden hacerlo. Si bien no tiene música ni movimiento o habilidades, las pocas cámaras con las que contamos hacen del gameplay una experiencia única.

Five Nights at Freddy’s - Review
Historia70%
Gameplay90%
Gráficos70%
Música y sonidos90%
Lo bueno:
  • Juego único en su estilo
  • Gameplay sencillo y partidas de corta duración.
  • Hace uso de muy pocos recursos para lograr un clima de miedo.
Lo malo:
  • La sencillez puede llegar a aburrir al ser siempre el mismo juego con pocas variantes
  • No tiene música
  • Cuando memorizamos el modo de actuar de los muñecos a lo largo de las seis noches, es difícil volver a asustarse
80%Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
89%