La tecnología Cloud Computing es una de las herramientas que se esperan para un futuro donde no será necesario tener potencia de hardware local, sino que solo bastará con estar conectados a una buena banda de internet para procesar los requerimientos del software. Uno de los pocos juegos que aprovecha una versión primitiva de este tipo de sistemas es Titanfall, que gracias a la estructura de los servidores Azure de Microsoft, puede calcular la inteligencia artificial de los Grunts y Specters en los mapas cargados de enemigos.

En esta ocasión, AMD ha lanzado un nuevo video en donde Alex Nataros, CEO de Leap Computing, presenta un sistema de cloud computing de baja latencia y alta densidad, propiedad de AMD, que utiliza OpenCL (lenguaje de cómputo de código abierto) y la API RapidFire para estaciones de trabajo del fabricante. Esto permite que, con una simple conexión de banda ancha, se pueda jugar Crysis 3 y Battlefield 4 (mostrados en las demos del video) con una configuración alta, en sistemas donde el hardware no tiene tanta potencia, como en PCs de gama baja, laptops, y potencialmente, dispositivos móviles.

Seguramente haya mucho camino por recorrer -sobre todo, mejorar la performance de los servicios de internet- para que podamos disfrutar de algo similar, pero las bases están planteadas. Quizá, en un futuro no muy lejano, podramos equiparar, y hasta superar, la performance de las consolas actuales, con sistemas de no más de 200 dólares.