Al jugar la nueva campaña de Ancestors Legacy, Saladin’s Conquest, me fue inevitable retrotraerme a un viejo clásico de la estrategia: Age of Empires II. Es casi inevitable comparar esta nueva campaña de Ancestors con la ya clásica campaña de Saladino en Age of Kings. En ambos escenarios, somos puestos al mando de las tropas sarracenas y asistimos a la victoria de Saladino sobre los reinos cristianos de la Tierra Santa.

Pero de buenas a primeras, una diferencia clave en la campaña es el tono. Ancestors Legacy hace un esfuerzo bastante más interesante a la hora de representar a las fuerzas en guerra, y ubica tanto a los cristianos como a los sarracenos en una situación en la cual no se pueden establecer líneas claras entre conceptos tan binarios como el de “buenos” y “malos”. El mejor ejemplo de esto es el propio comienzo de la campaña. Primero, el juego nos pone al mando de una caravana de civiles musulmanes intentando alcanzar la seguridad de las murallas de la ciudad de Tiberíades.

Pero rápidamente estos mercaderes inocentes son brutalmente asesinados por una banda de caballeros cristianos. Acto seguido, y ya al mando de las tropas de Saladino, el contraataque no se hace esperar. Nuestro primer objetivo es el de asesinar a peregrinos indefensos de camino a Jerusalem. Los desarrolladores de Ancestors, de esta manera, dejan clara su posición con respecto a las guerras santas medievales: no se pueden encontrar “buenos” y “malos”, y como siempre, el que sufre es el indefenso.

La campaña de Saladino para Ancestors Legacy combina además todos los mejores elementos del título. Como señalamos en la reseña original, quedamos bastante impresionados con esta suerte de Company of Heroes medieval, y el buen uso que el juego hace de sistemas clásicos de RTS para poner en pantalla batallas de la historia medieval. En lo particular, un punto fuerte del juego son sus excelentes campañas. La campaña narrativa es algo que ya no suele verse con frecuencia en los RTS, con cada nuevo título intentando establecerse como una nueva estrella en la escena competitiva. Pero por suerte Ancestors nos devuelve a los verdaderos años de gloria del género.

Con seis misiones en total, la campaña de Saladino narra la historia de la victoria sarracena desde los Cuernos de Hattin hasta la conquista de Jerusalem. La estructura de la campaña es realmente muy buena, y las misiones cuentan con una gran cantidad de contenido. Además, el grado de dificultad es bastante elevado y la campaña de Saladino está claramente pensada para quienes ya tengan un grado de experiencia con el título.

La joya más reluciente de esta nueva campaña es la primera misión: Los Cuernos de Hattin. Se trata de una misión que combina varias fases de combate para recrear la brillante victoria de Saladino contra las fuerzas cruzadas de Guido de Lusignan. Al igual que la batalla histórica, la misión de los Cuernos de Hattin se siente menos como una batalla a campo abierto y más como una seguidilla de operaciones de guerrilla. Los variados objetivos de misión nos llevaran a realizar ataques contra las líneas cristianas, a cortar su suministro de agua y a acechar a sus tropas en marcha con arqueros a caballo. Se trata de una misión fantástica que culmina en la gloriosa carga de las tropas de Saladino contra fuerzas cristianas debilitadas y desmoralizadas tras la infernal marcha por el desierto.

Lamentablemente, la campaña ya no vuelve a alcanzar semejantes picos de creatividad y el resto de las misiones son algo más mundanas. Lo que es peor, algunas de estas misiones parecen estar diseñadas para funcionar como una suerte de tutoriales para las nuevas unidades que los sarracenos introducen al juego, como por ejemplo los letales Hashashin. Dada la naturaleza de campaña para jugadores avanzados y la necesidad de montar una narrativa interesante, realmente no había necesidad de perder tiempo en las misiones con este tipo de cosas, más aún cuando la estructura de las mismas termina sufriendo por la necesidad de introducir estas nuevas unidades.

En definitiva, Saladin’s Conquest es un agregado interesante para Ancestors Legacy. El paquete de expansión agrega una campaña narrativa interesante y competente y una nueva facción al juego que agrega algo de variedad bienvenida a la faceta multijugador. Lamentablemente, la escena multijugador de Ancestors Legacy no parece gozar de mucha salud y es muy difícil encontrar jugadores en línea. Pero, al menos, Ancestors Legacy es un paquete de expansión con muchas cosas interesantes para aquellos jugadores que extrañen la época de las grandes campañas narrativas en los juegos de estrategia en tiempo real.

Este review fue realizado con copias de prensa proporcionadas por 1C/Destructive Creations.

Ancestors: Legacy | DLC 'Saladin's Conquest' - Review
Historia79%
Gameplay75%
Gráficos74%
Música y Sonidos75%
Lo bueno:
  • Muy interesante campaña narrativa.
  • La misión “Cuernos de Hattin” es un ejemplo de buen diseño de RTS.
Lo malo:
  • El resto de las misiones no alcanzan el nivel de la primera.
  • La escena multijugador de Ancestors Legacy no goza de buena salud.
75%Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
80%