Lo termina de salir la aclamada tercera generación de los procesadores Ryzen (o la segunda de la arquitectura Zen) que ya volvemos a hablar de Intel con una filtración que augura que el equipo azul está preparando un fuerte contraataque, finalmente sumándose a la nueva era de decenas de núcleos que hace tiempo vienen surfeando los modelos de AMD.

Si la imagen filtrada llega ser cierta -ya que presenta todas las características de una publicación oficial- el equipo azul presentaría 12 nuevos modelos para la décima generación de procesadores Core i, alcanzando hasta la decena de núcleos en sus tope de gama, y con el regreso triunfal del Hyperthreading para todo el espectro de esta generación (anteriormente solo presente en la franja i9 9900).

Estos procesadores conocidos como Comet Lake requerirán de el nuevo socket LGA1159 y serán fabricados mediante el proceso de ¨14+++ nm¨. Gracias a la tecnología Turbo Boost 3.0 (presente desde la novena generación para productos de escritorio) estos modelos tendrán un boost de clock individual superior a la del boost en conjunto, ampliando la potencia para el uso de aplicaciones simples.

Quizá lo más interesante de esta tabla se encuentra en las zonas de los modelos más bajos y los medios, ya que al correrse la franja de cantidad de núcleos por CPU, hoy podríamos tener un procesador de 4 núcleos, 8 threads, con clocks de 4.5GHz, (Core i3 10320) en un valor de tan solo 160 dólares, lo que sería más que suficiente para jugar bien a juegos medianamente modernos, ya que más allá de las tecnologías modernas que pueda incluir, estaría en el rango de un Core i7 8700.

Será interesante ver cómo esta nueva propuesta de Intel se posiciona frente al creciente éxito de los Ryzen 3, sobre todo en los modelos de mayor gama, que definitivamente tendrán su lugar no solo en el mundo de los videojuegos (en donde Intel aún triunfa), sino también en el de la productividad y el del streaming.