A pedido de sus fans, Square Enix y Dontnod Entertainment nos traen el cuarto título ambientado en el universo de “Life is Strange”, siendo estos el previamente mencionado, su precuela “Before the Storm” y el simpático “Captain Spirit” y ahora, el sucesor principal del primero: “Life is Strange 2”. Esta serie de estilo “toma de decisiones/aventura” que tuvo una inesperada reacción positiva por parte de sus jugadores, vuelve otra vez con una historia completamente nueva, ya que podría servir como un juego por si solo sin ser la secuela de nada. Posee su propia narrativa con nuevos personajes, conflictos, decisiones y visión de confrontar la realidad.

Life is Strange 2 nos introduce a los hermanos Diaz. El mayor de ellos, Sean, está yendo a los últimos años de la preparatoria (o secundaria), mientras que Daniel de 9 años, es un dulce y juguetón niño que solo piensa en divertirse y comer golosinas. Ambos viven una vida normal en los suburbios de Seattle hasta que un evento desafortunado pone sus vidas de cabeza y los obliga a emprender un viaje fraternal que poco tiene de jovial. El simple hecho de que tanto la localización como el personaje principal no esté centrado en uno solo (el viaje es por toda la costa oeste de los Estados Unidos, y si bien solo se controla a Sean en el episodio 1, todas las decisiones parecen tener impacto directo sobre ambos) lo hacen un título realmente diferente al de la primera entrega. Se siente más largo y ambicioso, descubriendo gradualmente nuevas locaciones y personajes para enriquecer más su relato.

El aspecto negativo de la historia va por dos aristas muy diferentes. La primera tiene que ver con el mensaje político en el que está imbuido el juego. El hecho de que sean norteamericanos, pero descendientes mexicanos, da a lugar para mostrar muchas escenas de discriminación, xenofobia, racismo y agenda anti-Trump que no está disimulada para nada. Inclusive dejan ver su interés para mostrar estos aspectos de realidad en el diálogo que tienen Sean y otro personaje:

  • Sean: Estas muy involucrado en la política
  • X: Todo es política.

Muchos de los que se consideran a ellos mismos “gamers”, les gusta poder desconectarse de una realidad para sumergirse en una ficción, no para enfrentarse con las mismas discusiones políticas que escuchan en los noticieros día a día.

Lo otro es con respecto al punto de quiebre en la historia. El hecho que hace a los hermanos irse de su casa que parece forzado, poco trabajado y hasta de escritura perezosa, como un “Porque si”. Su destino, su motivación parece incierta y hasta dan ganas de dejar de jugarlo al no ver una meta clara.

La jugabilidad no es muy diferente de la de Life is Strange. Se puede interactuar con varios objetos y personas para conocer más en detalle a los personajes, aunque abundan más estilos de opciones en las decisiones a lo largo del episodio, y la dinámica de estar permanentemente al tanto de ambos hermanos lo hacen más dinámico. Lo que se extraña es la mecánica de sacar fotos y encontrar diferentes momentos o lugares para captar con tu cámara (como en el primero), que fue reemplazado por objetos para colgar en la mochila, tales como llaveros, parches o stickers. Además, se añade otra variante que consiste en Sean dibujando en su libro lo que ve. Es algo molesta porque tarda bastante en hacerlo, pero satisfactorio para los que aman el arte del lápiz y papel.

La visual sigue fiel a las otras entregas de la saga pero se han mejorado algunos aspectos técnicos para mejorar el aliasing, brindando así puntas más redondeadas a lo largo de todo el aspecto gráfico. A esto se le suman expresiones faciales más creíbles, texturas mejor detalladas y reales, y hasta un filtro general que le da un tono cinematográfico. La cámara es algo dura y posee algo de momentum que lo hace bastante molesto, pero uno se acostumbra pasadas unas horas. Los paisajes indudablemente son un punto a favor, con diseños que conquistan los ojos con un deleite visual del que carecía su entrega previa, al punto de parecer un “Life is Strange” de próxima generación.

Siguiendo la pisada fuerte de su predecesor y habiendo sido desarrollado nuevamente por Dontnod, las melodías son sutilmente hipnóticas y transportan de manera brillante al jugador dentro del nuevo mundo del Life is Strange 2. A su vez, los actores de voces se llevan una distinción honorífica. Es imposible no ser amable o encariñarse con el pequeño Daniel, ya que sus diálogos y su caracterización son sublimes.

Life is Strange 2: Episodio 1 dejó una importante huella y despierta el gran aprecio que se tiene por esta -relativamente- nueva franquicia. Los errores narrativos y mensajes políticos pueden llegar a atenuarse conforme sigan saliendo los demás capítulos, lo que sería una jugada por demás de positiva de parte de los desarrolladores, de manera que solo queda esperar a los demás para ver como continua la historia.

Estando en auge el estilo de juegos de “toma de decisiones” y aventura y, con la caída del titán del género, Telltale Games, Life is Strange 2 dibuja un panorama favorable y aprovechable para el futuro.

Este review fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Square Enix/DONTNOD Entertainment.

Life is Strange 2 | Episodio 1: Roads - Review
Historia55%
Gameplay80%
Gráficos70%
Música y Sonidos80%
Más posibilidades y opciones que el anterior
  • Espectular banda sonora y actuación de voces
  • Mejor en casi todos los aspectos al Life is Strange 1
Lo malo:
  • Narrativa política y motivos poco claros
  • Nuevamente solo lanzado por capítulos
73%Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
1%