En una entrevista con CVG, el ejecutivo de EA, Frank Gibeau, dio algunos detalles de como se siente la empresa en el rubro de los shooters. Entre otras cosas comenta que, cuando empezaron con el primer Battlefield: Bad Company, el objetivo era emparejar la supremacía de Call of Duty. Este año, como siempre, la idea es superar a la franquicia de Activision con una de las apuestas más fuertes del género, Battlefield 4.

Además detalló la situación de los otros shooters que desarrolla EA:

“La rotación de los shooters que tenemos en cuenta actualmente es Battlefield, Titanfall y Battlefront, y así esperamos que las tres marcas avancen.”

“Estamos ideando cómo vamos a alinearlos porque esos son los juegos que verán de nuestra parte. En relación a Medal of Honor – probás cosas en el entretenimiento y si no funcionan, probás otra cosa. Desde nuestra perspectiva, Battlefield 3 y Battlefield Premium siguen creciendo.”