Según informó hoy Windows Central, Microsoft está trabajando en un rediseño para la tienda para Windows 10 que introducirá una interfaz de usuario moderna y fluida, además de introducir cambios en las políticas que rigen el tipo de aplicaciones que los desarrolladores pueden poner a la tienda. Según fuentes familiarizadas con el tema, esta nueva tienda allanará el camino hacia un storefront revitalizado que estará más abierto y será más fácil de utilizar tanto para los usuarios finales como para los desarrolladores.

No nos debería sorprender demasiado que la nueva app de la tenga un diseño similar al de Sun Valley, la nueva interfaz de Windows 10 que se espera que se lance a finales de este año. Muchas aplicaciones incluidas, incluida esta nueva aplicación de la tienda, se revitalizarán con nuevos diseños, diseños de WinUI, iconografía y animaciones fluidas.

La nueva Tienda seguirá siendo una aplicación para UWP y se actualizará mensualmente con nuevas funciones y mejoras a lo largo del tiempo. También debería proporcionar una experiencia de descarga e instalación más estable para aplicaciones y juegos de gran tamaño, algo que muchos usuarios de Xbox Game Pass están pidiendo hace rato. Además, además de la nueva tienda, Microsoft también planea relajar algunas de las políticas sobre qué tipo de aplicaciones pueden publicar los desarrolladores a la Tienda.

Según Windows Central, hay tres grandes cambios en la nueva Tienda que beneficiarán a los desarrolladores:

  • Permitir que los desarrolladores presentan aplicaciones Win32 sin empaquetar a la Tienda
  • Permitir a los desarrolladores alojar aplicaciones y actualizaciones en su propia red de distribución de contenido (CDN)
  • Permite que los desarrolladores utilicen plataformas de comercio de terceros en las aplicaciones.

Estos cambios permitirán a los desarrolladores llevar sus aplicaciones Win32 a la nueva Tienda sin ningún cambio en su código existente. En el pasado, los desarrolladores debían empaquetar sus aplicaciones Win32 como un MSIX y se vieron obligados a utilizar las propias plataformas de comercio y actualización impulsadas por la tienda de Microsoft. Esto ya no será necesario con la nueva Tienda.

Microsoft permitirá a los desarrolladores enviar paquetes .EXE o .MSI sin procesar a la Tienda, e incluso permitirá a esos desarrolladores alojar la aplicación y enviar actualizaciones a través de su propio CDN. Este cambio beneficiará a los desarrolladores con aplicaciones que tienen una función de actualización automática incorporada, como Firefox o Zoom, lo que les da control sobre cómo y cuándo se envían las actualizaciones de la aplicación u otros tipos de contenido a sus usuarios.

Finalmente, Microsoft permitirá a los desarrolladores usar sus propias fuentes de ingresos en la aplicación, evitando por completo la propia plataforma de comercio de Microsoft. Se rumorea que Microsoft no tomará una tajada de los desarrolladores de aplicaciones que aprovechan su propio canal de comercio en la aplicación, lo cual sería una primicia en la industria.

Microsoft quiere posicionar la Tienda como una plataforma abierta que permita que los usuarios descubran fácilmente las mejores aplicaciones en Windows. Ahora se permitirán las aplicaciones que fueron rechazadas en el pasado por usar su propia actualización o sistemas de compra dentro de la aplicación. Estos cambios deberían permitir que aplicaciones como Google Chrome o Adobe Creative Cloud sean detectables en la Tienda, aunque el tiempo dirá si estos desarrolladores realmente querrán poner sus programas en la app.

Curiosamente, personal de Windows Central escuchó que con la introducción de la nueva Tienda y las políticas que la rodean, Microsoft finalmente traerá muchas de sus aplicaciones propias a la Tienda, incluidos Teams, Office, Edge e incluso Visual Studio. Con suerte, este movimiento mostrará a los usuarios finales y desarrolladores que Microsoft se toma en serio su nueva plataforma Store y que es una parte importante de Windows.

Microsoft debería lanzar la nueva Tienda durante el tercer trimestre de este año, probablemente junto con la actualización Sun Valley de Windows 10  que está programada para lanzarse aproximadamente al mismo tiempo, aunque es posible que la nueva Tienda también esté disponible para versiones anteriores a Windows 10. Es probable que Microsoft anuncie sus planes para la nueva tienda en la conferencia de desarrolladores Build 2021 de Microsoft, con una preview público que le seguirá poco después.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.