Según informó el sitio francés Jeuxvideo, el insider Articblue recibió una remera y un llavero con un casco espartano de Assassin’s Creed, que pone en evidencia que la próxima entrada de la saga se llamará Odyssey (no Dynasty como se rumoreó previamente) y estará ambientado en la Antigua Grecia.

Es llamativa la filtración (bueno, no tanto, ya que siempre se filtran los AC), pero más llamativa aún es la posibilidad de que un nuevo Assassin’s Creed Odyssey se lance este año tras haberse lanzado Origins el año pasado.