Tal como se había rumoreado hace unos días, Electronic Arts confirmó mediante su último informe fiscal, que Anthem efectivamente se retrasará el primer trimestre fiscal del 2019. Por un lado es evidente que Bioware anunció el juego demasiado temprano (como se había señalado en el rumor de Kotaku), pero el publisher afirma que es para darle lugar a un nuevo Battlefield -que podría ser el tan esperado Battlefield: Bad Company 3.

Al hablar con el Wall Street Journal acerca del tercer trimestre fiscal de EA, el CFO de la compañía, Blake Jorgensen, comentó que esto no es necesariamente un retraso, más allá de que Anthem tenía una fecha anunciada para la primavera (hemisferio sur) del 2018.

Por otro lado, en los planes de EA se encuentra lanzar un nuevo juego de la serie Battlefield. El CEO de Electronic Arts comentó que seguirán entregando contenido a los fans de Battlefield 1, incluyendo el próximo gran juego de la franquicia en el 2018. Todo calza justo con mover el lanzamiento de Anthem al primer trimestre del 2019, otorgando así una ventana más grande de lanzamiento en vez de poner el IP de Bioware en el medio de una temporada de lanzamiento y así evitar ser opacado por otros juegos -como sucedió con el sensacional Titanfall 2.

Durante el Q3 FY18 (Quarter 3 Financial Year 2018) EA comentó que Battlefield 1 alcanzó los 25 millones de jugadores y la comunidad de FIFA 18 llegó a tener casi 42 millones de jugadores en consolas.

El 70% de los jugadores de Star Wars Battlefront 2 probaron la campaña single-player, mientras que la base de jugadores de The Sims 4 creció más de un 35% teniendo gracias a su último paquete de expansión, que contó con el mayor rendimiento de la franquicia durante dicho trimestre. Para el último trimestre del año fiscal 2017, que finaliza el 31 de diciembre del 2017, Electronic Arts reportó una subida, acumulando 1.16 mil millones de dólares en ventas digitales.

Las ventas retail cayeron un 18% obteniendo u$s 380 millones, mientras que las ventas digitales subieron un 14% alcanzando los u$s 780 millones. De este modo, las ventas digitales constituyen un 67% de los ingresos de EA para dicho periodo.

EA también informó de una pérdida neta de u$s 186 millones, reconociendo que u$s 176 de los mismos fueron debido a impuestos incrementales debido a la nueva ley de reformas. No obstante, las acciones de la empresa subieron un 4.3% luego de que se publicará el informe de las ganas del tercer trimestre del año fiscal 2017.