Cuando un publisher empieza a usar un DRM y le resulta beneficioso (al margen de que DOOM se haya crackeado cuatro meses después de su lanzamiento), lo continúa usando en sus futuros títulos, como es ahora el caso de Dishonored 2. La confirmación llega a través de la tienda de Steam, en donde nos avisa que hay un límite de cinco activaciones por día en la misma PC, algo que no afectará a nadie a menos que pretendan correr benchmarks con más de cinco diferentes configuraciones de PC, en un mismos día.

Muchos creerán que esto solamente afecta a los piratas ya que, obviamente, el crack no estará disponible durante la salida del juego o inclusive a pocas semanas -o inclusive meses- del lanzamiento del mismo. La realidad es que si bien está comprobado que Denuvo no afecta en absoluto en rendimiento de los juegos ni daña los SSDs como se había rumoreado en múltiples ocasiones, hay otros aspectos a tener en cuenta. En primer lugar, los juegos con Denuvo no se pueden comprar en GOG, ya que estaría en contra de su política DRM-Free.

Un inconveniente que puede molestar a algunos usuarios, es que Denuvo cada cierta cantidad de días, precisa que estemos online para jugar, de modo que si nos quedamos sin internet por varios días, probablemente no podamos jugar nuevamente hasta que se solucione el problema. Lógicamente, Denuvo también dificulta la posibilidad de que usuarios hagan mods para el juego, a menos que el developer haga publico herramientas para modding. En pocas palabras, si tiene internet estable y no hacen mods, no van a tener ningún problema.

La última versión de Denuvo se encuentra integrada en juegos de muchos publishers importantes y hasta developers independientes, y muchos títulos aun no han sido crackeados. Entre ellos podemos encontrar juegos como Metal Gear Solid V, Mad Max, Deus Ex: Mankind Divided, HITMAN, Just Cause 3, Total War: Warhammer, Unravel, Homefront The Revolution, ABZU, Far Cry Primal y otros.