Hacía tanto tiempo que las cosas no nos llegaban con tanto retraso que casi nos olvidamos de qué se trataba. Pero a diferencia de Halo 2, Gears of War, Mortal Kombat 9, Injustice, y una larga lista de etcéteras, este Zombi (de nombre original ZombiU) cruza lo que se conoce como “generación” y no se da dentro del mismo nivel técnico que asemejaría a la consola con nuestra plataforma.

Para ser certeros en el concepto, la WiiU -consola de donde proviene- aún sigue vigente como parte de la actual generación de consolas, pero cuenta con hardware que implica un paso intermedio entre la Playstation 3 y la Playstation 4, por decirlo de una manera, y como resultado, Zombi es un juego que se ve bien, pero se queda corto.

Este survival, que es una especie de homenaje al primer juego de la casa, con el mismo nombre, nos pone en la piel de sobrevivientes de un apocalipsis zombie en medio de Londres, pero no seremos los protagonistas.

El concepto es tan original que se convierte en algo difícil de explicar, y es una brillante idea que hace a gran parte de la experiencia. Los protagonistas de Zombi son los zombies, la ciudad, y unos avivados personajes que nos tendrán de cadetes utilizando los sistemas de cámaras de seguridad de todos los entornos. Es algo así como el Gran Hermano apocalíptico, en el que deberemos confiar para poder salir adelante y superar el mal trago de los muertos que han regresado a la vida.

No somos los protagonistas porque se nos ubicará en el cuerpo de un Don Nadie, que ha caído en el refugio justo, en el momento justo, con un pequeño trasfondo que se resumirá en la anterior profesión del personaje y un modelo genérico que le pone rostro, raza y vestimenta. Somos héroes descartables.

A medida que avanzamos en la historia, siguiendo paso a paso los objetivos que nos proponen estas voces omnipresentes, nuestros personajes se enfrentarán a crecientes peligros, y una vez que conseguimos hacernos matar, se pone en marcha la genial idea que sostiene a este -de otras formas- genérico título. Al morir, nuestro personaje será descartado y olvidado en el punto donde murió, junto a la mochila y los objetos que llevábamos, para terminar convertidos en un zombie más. El juego vuelve al punto de partida, con todo lo conseguido por el anterior sobreviviente, y es nuestra nueva misión retomar lo que hemos dejado pendiente, con la posibilidad de volver a encontrar a nuestro antiguo héroe no-muerto, para darle fin a su sufrimiento y recuperar lo que habíamos perdido.

Esto no significa que nos podamos abusar de un respawn eterno, sin consecuencias, ya que los niveles han sido diseñados de una forma extensa, con puntos de guardado alejados pero no imposibles, que nos dejan en claro que volver a empezar no es barato, ya que deberemos volver a recorrer grandes distancias, con todo el peligro que eso implica en un juego que nos exige sobrevivir.

Lamentablemente, esta construcción parece haber obligado al estudio a desarrollar una experiencia absolutamente lineal, con caminos demasiado pre-definidos, y prácticamente, nada de respawn de enemigos. Lo que matamos, desaparece, y en más de una ocasión, volver a hacer todo el recorrido con el nuevo personaje se limita a simplemente caminar, ya que no se suman más amenazas.

Apelando a la sinceridad brutal, este Zombi hubiera sido mucho más apreciado si hubiera salido hace un par de años atrás. La ausencia de los gimmicks de la WiiU, y por haber aparecido en nuestra plataforma luego de cosas mucho más interesantes como Alien: Isolation y hasta el excéntrico Dying Light, lo ponen en el estante de los objetos anticuados, que solo gente con tiempo de sobra o complecionistas podrían detenerse a observar.

De lo que hace bien se puede rescatar su excelente ambientación. Londres es perfectamente reconocible, y está llena de detalles contextuales que hablan de cómo ha reaccionado la humanidad a esta epidemia. Más información es agregada por las voces de quienes nos mandan, que al igual que el reality show pionero, no paran de observarnos y hacer acotaciones respecto a cada situación. El efecto está muy bien logrado, sobre todo porque parte fundamental de la base de gameplay está en el sistema de TV de circuito cerrado que observa a toda la ciudad, y en el cual deberemos apoyarnos para lograr avanzar.

El gameplay acompaña correctamente, con controles ajustados y una gran profundidad en el uso de ítems, pero se cae estrepitosamente al ponerse rápidamente repetitivo. Hasta el momento en que empezamos a empuñar armas de fuego, el juego nos aburre totalmente con la única animación de ataque cuerpo a cuerpo que se ocuparon en desarrollar. Cada enfrentamiento con uno de estos bichos resulta de la misma manera, solo variando con una ejecución final para los que caen al suelo. Es el gran problema de toda la formula: Llegó tan tarde, y abusa tanto de si misma, que resulta absolutamente genérica.

Para sorpresa de nadie, gráficamente deja mucho que desear. Los modelos -preparados para un hardware muy inferior- se presentan como una fiesta de polígonos tratando de conformar humanoides que -si no fuera por la mejorada resolución de texturas- no creeríamos que son zombies. Lo mismo pasa con nuestros héroes descartables, que han sido desarrollados muy livianamente, como para que no lleguemos a identificarnos de ninguna manera posible.

Para el momento de la consola de Nintendo, los efectos de iluminación y climáticos -como niebla volumétrica y la lluvia- han sido resueltos de manera inteligente, al punto en que se ven muy atractivos, pero no es a lo que estamos acostumbrados en nuestra plataforma. Definitivamente, se ven fuera de su tiempo, y gracias a estas soluciones pensadas para un buen rendimiento en hardware modesto, lo podemos jugar en cualquier cosa que levante un Windows. De interacción con el entorno, mejor ni hablar.

Más grave aún, es que no tendremos ningún tipo de configuración gráfica para ajustarle, más allá de la resolución, brillo, y un control de FOV que no sirve para mucho. Es entendible por sus modestos orígenes como exclusivo de WiiU, pero no es algo que nos satisfaga como jugadores de la Master Race.

Dejando de lado que el apartado sonoro hace lo que corresponde, y hasta resulta atractivo escuchar el acento y los modos de los británicos, acompañados de una correcta banda sonor, lo peor que le pasa a este Zombi -hasta parece que el juego lo fuera- es la enorme cantidad de bugs que nos encontramos a través de toda la experiencia. Lo bueno del excelente rendimiento termina abrumado por una constante falla en las físicas y procesos que pretenden conformar a la aventura.

No es raro encontrar zombies que han aparecido atravesados en una pared, o que queden trabados por una puerta, y hasta algunos levitando, que romperán todo lo que hasta ese momento se había logrado. Hasta en alguna ocasión, ese tipo de bugs se interponen con la resolución de las misiones, obligándonos a buscar en todos los rincones del área, hasta encontrar al no-muerto que evita que avancemos, o en el peor de los casos, a borrar la partida para volver a empezar.

Lamentablemente, Zombi es el claro ejemplo de un reciclado para tratar de obtener algo más de un juego que no cumplió con los objetivos de la empresa. Con un poco de paciencia, y sobre todo para los que no tienen máquinas de gran potencia, se puede disfrutar y apreciar sus aciertos, pero para el resto de los que juegan día a día, y estén actualizados en cuanto a cómo se hacen los juegos de superviviencia, se convertirá en una experiencia que no aporta nada. Si tan solo fuera robusto y no tuviera tantos problemas de funcionamiento, se lo podría considerar para tener a mano -apoyados en su reducido precio- pero puede resultar en más dolores de cabeza que buenos ratos.

Este review fue realizado por una copia comercial provista por Ubisoft.

ZOMBI - Review
Historia75%
Gameplay70%
Gráficos60%
Música y sonidos69%
Lo bueno:
  • Grandes ideas de gameplay, muy originales
  • Han logrado representar muy bien a una Londres devastada
  • Buena ambientación
Lo malo:
  • Se siente obsoleto en gran parte de su diseño
  • Demasiado lineal para ser un survival
  • Muchos bugs que rompen el avance de la historia
66%Nota Final
Puntuación de los lectores: (7 Votes)
36%