Luego de numerosos rumores, seguidos por filtraciones que confirmaban su existencia, Nvidia anunció hoy el lanzamiento de la GTX 1660 Ti, su nueva GPU con arquitectura Turing que brinda un rendimiento similar a la GTX 1070 aunque, como indican sus siglas GTX (en contraste a la línea RTX), no cuenta con soporte para ray-tracing en tiempo real ni Deep Learning Super Sampling (DLSS) -u otras características de IA potenciada por los Tensor Cores.

Con un proceso de fabricación de 12nm al igual que las RTX, la GTX 1660 Ti presenta 1536 CUDA Cores y 6 GB de memoria DDR6 con una interface de memoria de 192 bits. Tiene un consumo de 120w requiriendo un conector PCI-e de 8 pines, de modo que la fuente recomendada por Nvidia es de 400 watts reales.

El precio base de la GTX 1660 Ti, basado en el GPU TU116, será de u$s 279 (es decir, aquellos modelos con un solo ventilador o similares) y, contrario a las RTX, no habrá un modelo Founders Edition de Nvidia.

Según Nvidia, la GTX 1660 Ti, al igual que su predecesora, la GTX 1060, es la placa ideal para jugar a más de 100 FPS a los e-sports y battle royales más populares, incluyendo al recién lanzado Apex Legeds.

La GTX 1660 también promete un rendimiento adicional de entre 40% y 50% en títulos como Wolfenstein II, Shadow of the Tomb Raiders y Call of Duty: Black Ops 4 gracias a nuevas tecnologías como Unified Cache Architecture, Concurrent Float & Int y Adapting Shading -esta última presentada con la serie RTX.

Por supuesto, no en todos los juegos hay un 40-50% de rendimiento adicional con respecto a la GTX 1060, pero en promedio hay una diferencia de un 30% según Nvidia.

Además, el códec NVEnc de la GTX 1660 Ti se ha mejorado para streamers y broadcasters, comparándolo inclusive con el Core i9-9900K usando el códec x264 Fast.

A continuación podrán ver benchmarks de Metro Exodus, Shadow of the Tomb Raider y Far Cry New Dawn tomados de Guru3D, donde se evidencia un rendimiento similar o superior (ya que son modelos con overlock) a la GTX 1070.