Arrow Heads es el resultado de un proyecto de seis estudiantes de la universidad de Ontario, presentado durante el evento Level Up Showcase de Toronto. La premisa apunta directamente al juego competitivo tanto local como online buscando ofrecer una alternativa atractiva para quienes ya no buscan en los géneros tradicionales de deportes o shooters en primera persona, presentándose con una visual muy atractiva, controles ajustados y partidas vertiginosas que apelan más al universo de lo casual que a las largas sesiones de juego.

Pero si bien se trata de mecánicas accesibles y un tono amigable, en Arrow Heads importa el aprendizaje y desarrollo de habilidades para protegerse estratégicamente y ser certero en los disparos. Arena y Arcade son los dos modos de juego que se pueden jugar tanto en modo local como online. El primero nos enfrentará a otros jugadores en diferentes escenarios, algunos de ellos con trampas, barriles explosivos, y otras funciones y peligros ambientales, propios de cada uno de ellos. Desde autos que pasan por la calle y bolas de nieve gigantes, hasta ascensores y láseres, la variedad ciertamente está presente en todo el repertorio de mapas.

Arcade es sinónimo de survival, y nuestra tarea será la de repeler oleadas de osos enemigos, cuya variedad y dificultad se irá incrementando con el pasar de las oleadas. Es sencillo, desafiante y entretenido, y definitivamente es un buen complemento cooperativo para aliviar tensiones luego de haber intercambiado flechazos en el modo competitivo.

La jugabilidad propiamente dicha puede parecer demasiado sencilla, pero a decir verdad, nos llevará un buen tiempo agarrarle la mano a disparar las flechas con exactitud, tanto con gamepad como con teclado y mouse. Calcular el arqueo de la flecha, la distancia y su velocidad, no será algo de una o dos partidas, más aún teniendo en cuenta que de mucho depende también los obstáculos y desniveles de cada arena.

Además de disparar flechas, también podremos hacer un dash para esquivarlas, o inclusive desviarlas (con el mismo botón, estando quietos) para eliminar a nuestro oponentes, dependiendo de la velocidad con la que la hayamos recibido. El dash también servirá para aturdir brevemente a los demás combatientes en caso de pasar sobre ellos, ideal para aprovechar ese breve momento para ensartar al enemigo con una saeta.

Pero además de las mecánicas básicas, también contamos con una serie de power-ups para arrinconar a nuestros contrincantes. Ya sean flechas múltiples, de fuego o electricidad, como también trampas y misiles, cada una de estas mejoras será útil para presionar al enemigo, y posiblemente llevarnos uno de los diez puntos necesarios para ganar. Por el lado defensivo, podremos recoger una armadura que nos protegerá de un flechazo, siempre y cuando no haya impactado en una zonas que no cubre dicha protección.

Más allá de su simpleza, Arrow Heads nos permitirá elegir varios modelos de personajes, como también cambiar el arco y la flecha, los cuales se podrán desbloquear con la moneda corriente del juego (alpiste). Algunos items como el arco invisible y las flechas de unicornio son algunos de mis preferidos.

El único problema de Arrow Heads, como sucede con muchos juegos indies, ya sean del estilo o no, es que la cantidad de usuarios online es poca, o nula, de modo que tendremos que depender de nuestros amigos para poder jugar, tanto en forma local como online. No sería un inconveniente inmediato si el juego tuviera bots para practicar en los escenarios del modo competitivo (que por cierto no hay posibilidad de elegirlos, si no que son aleatorios), como también aquellos del modo cooperativo y sus diferentes enemigos. Esperemos que el estudio pueda agregar IA y selección de escenarios pronto.

Lo único que resta decir sobre Arrow Heads y su jugabilidad, es que la experiencia del modo Arena alcanza su verdadero potencial cuando se juega de a tres o cuatro jugadores. De a dos no es necesariamente aburrido, pero se hace muy predecible al estar atento a las flechas de un solo adversario.

El apartado audiovisual resulta tan carismático como gracioso, presentando escenarios totalmente diferentes entre si, complementados con una sensacional banda sonora para acompañarlos en base a su temática. De todos modos, la música del menú principal con su melodía infantil y pegadiza y los coros gallináceos, se lleva todo los premios. Unity fue el engine utilizado y ha sido creado con modelos 3D, solo que el estilo de texturizado y las cámaras quizás hagan que se asemejen a una perspectiva en dos dimensiones.

A un precio de lanzamiento de u$s 11.99 (precio regular de u$s 14.99), Arrow Heads es una gran alternativa a títulos como Lethal League, Gangs Beats, Divekick o Nidhogg. Así que buscan algo para reírse -o insultarse sanamente- un rato, Arrow Heads puede resultar una buena medicina.

Este review fue realizado con copias de prensa proporcionadas por el estudio Oddbird.

Arrow Heads - Review
Gameplay80%
Gráficos80%
Música y Sonidos85%
Multiplayer90%
Lo bueno:
  • Muy entretenido para jugar entre varios amigos
  • La variedad de mapas y las opciones de personalización
  • Impecable presentación audiovisual
Lo malo:
  • Pocos jugadores onlines; La pausa entre cada round.
  • Ausencia de bots y opción para la selección de mapas
  • Faltaría más modos de juegos, o al menos uno 2vs2
80%Nota Final
Puntaje De Lectores: (10 Votos)
66%