Según informó el sitio Deadline, Netflix ha optado por no producir una segunda temporada de Resident Evil, su serie de acción y terror basada libremente en la popular franquicia de videojuegos del mismo nombre.

La noticia, que llega un mes y medio después del lanzamiento de la serie el pasado 14 de julio, no es del todo sorprendente, ya que la serie no permaneció demasiado en el Top 10 de Netflix y la relación de costo frente a la visualización es el principal criterio de renovación para la compañía.

El fracaso de la serie quizás se deba en parte a la inclusión forzada de Lance Reddick como Albert Wesker, lo cual hizo que los fans estuvieran sumamente decepcionados, más allá de la buena actuación de Reddick. El timing tampoco fue el mejor, ya que Stranger Things, que se lanzó en el mismo período de tiempo, fue récord de visualizaciones para la plataforma de streaming.

Resident Evil debutó en el n°2 con 72.7 millones de horas vistas, pero no dio el gran salto de la semana 2 que la compañía tenía esperado para una nueva serie de renombre tan popular, acumulando 73.3 millones de horas vistas en su segunda semana y pasando al tercer lugar del top 10. Para la tercera semana, la serie ya había desaparecido del Top 10.

La última adaptación de Resident Evil también registró un decepcionante 55% de los críticos en Rotten Tomatoes y una puntuación de audiencia del 27%, sumado a un 3.9 en IMDB, lo cual dejó en claro que los fans quieren contenido y personajes fieles a la historia y diseños de Capcom.

Para aquellos que no la hayan visto, la serie de Resident Evil tiene lugar en el año 2036. Catorce años después de que un virus mortal causara un apocalipsis global, Jade Wesker (Ella Balinska) lucha por sobrevivir en un mundo invadido por criaturas y monstruos infectados y sedientos de sangre. En esta serie de drama y acción, Jade está obsesionada por su pasado en New Raccoon City, por las escalofriantes conexiones de su padre con la Corporación Umbrella, y sobre todo por lo que le sucedió a su hermana, Billie.

«La historia se desarrolla en dos líneas de tiempo. El primero involucra a las hermanas de 14 años Jade y Billie Wesker que se mudan a New Raccoon City. Llegan a darse cuenta de que su padre puede estar ocultando oscuros secretos que podrían destruir el mundo. La segunda línea de tiempo tiene lugar más de una década en el futuro, donde solo quedan 15 millones de humanos, con más de 6 mil millones de animales y personas infectadas con el virus T. Sigue a Jade, ahora de treinta años, en sus esfuerzos por sobrevivir en este mundo.»