Corsair es una de esas versátiles empresas que sabe tener una oferta para todo tipo de público, y sin dudas lo hace con una calidad por demás respetable. Pero muchas veces, lo mejor también lleva un alto precio, y es por eso que existen periféricos más balanceados entre costo y prestaciones, como esta revisión del K60 que expande sus cualidades al RGB de rango completo e incorpora switches de nueva generación.

El K60 RGB PRO SE viene contenido en uno de los excelentes nuevos packagings de la marca, con el frente completamente cubierto por la imagen del dispositivo, destacado en hot stamping, y los laterales de plenos amarillos, característicos de la marca. Se detallan el modelo del teclado, el idioma del layout al que corresponde (en este caso Inglés), pero no se especifica que incluye el nuevo sistema de switches Cherry Viola, del que hablaremos más adelante.

El paquete -al tratarse de un modelo medianamente económico- viene con solo lo necesario: manual y detalles de la garantía, y el descanso de muñecas extraíble. No acompaña nada extra como suele pasar con otros modelos de la marca, que traen la pinza extractora de keycaps o un set de teclas extra para darle un toque más gamer. Al menos todo viene contenido de manera prolija, con el cable escondido detrás de una sección de cartón que también refuerza el alojamiento del teclado para mayor protección.

Teclado Corsair K60 RGB PRO SE

  • Peso: 0.88 kg
  • Medidas: 441x137x35 mm
  • Retroiluminación del teclado: RGB de 16.8 millones de colores.
  • Diseño del teclado: EN
  • Tasa de muestreo 1000 Hz
  • Matriz: 105 teclas
  • Conectividad del teclado: USB-A 2.0 de 1.82 metros.
  • Cambio de teclado: N-Key Rollover con 100% anti-ghosting
  • Memoria incorporada: Si
  • Reposamuñecas: Incorporado
  • Software: Compatible con iCUE
  • Tipo de cable: Goma sin enredos
  • Cubierta superior: Aluminio anodizado cepillado.
  • Inclinación: Dos niveles.
  • Tecla FN para bloqueo de tecla Win, control de brillo, color, multimedia, etc.

Interruptores CHERRY VIOLA

    • Distancia de actuación: 2 mm.
    • Recorrido total: 4 mm.
    • Fuerza:
      • Primeros 2 mm: 45 cN.
      • De 2 a 4mm: 75 cN.

Siguiendo la línea estética que ya lleva un par de años en los productos de la marca, el K60 RGB Pro SE presenta un marco de aluminio cepillado en negro, formas minimalistas y tan solo el grupo de LEDs indicadores de “locks” en la parte superior derecha. En este modelo no hay márgenes vacíos ni formas curvadas, tampoco rueda de volumen ni macros, ya que se trata de un modelo que busca complacer las necesidades de tener un teclado de alto rendimiento y alta calidad, pero a un precio accesible.Por otro lado, como también lo está haciendo para sus demás modelos del catálogo actual, la marca ha reemplazado la flexible y ruidosa base de plástico que solía utilizar en el K60 original y ahora lleva una placa de aluminio anodizado cepillado de alta resistencia, que le da una sensación mucho más robusta.

Lo bueno es que, a pesar de buscar abaratar los costos para el producto final, esta versión “SE” (Special Edition) cumple con la incorporación de algo realmente fundamental para un teclado moderno: un descanso para las muñecas. Pero donde sí se nota el recorte es en la calidad del cable USB incorporado, que en vez de tratarse de un mallado en tela flexible, como trae la mayoría de los otros modelos de Corsair, este ha bajado su nivel a un cable engomado extremadamente rígido, que si bien es en favor de una protección extra del cableado interno, es muy incómodo para manipular el dispositivo.

La filosofía minimalista llega hasta las keycaps y los logos identificatorios de este modelo. En primer lugar, las keycaps son lisas, sin ningún tipo de textura, y presentan la tipografía más sobria que utiliza la marca. Como es de esperarse, son de alta calidad, de fabricación en PVC de doble estampado, y su translucencia es bien definida, como ya nos tiene acostumbrados la marca. Lo que quizá deja un poco que desear es que el logo de Corsair prácticamente es imperceptible en la esquina superior derecha, y la denominación K60 en la inferior izquierda apenas se ve. Esto hace que de alguna forma se lo pueda confundir con un teclado genérico, y es algo que a muchos usuarios no les gustaría después de desembolsar por un producto de marca.

Sin dudas, el alma de la fiesta está detrás de toda esa simpleza está a simple vista: los modernos switches Cherry Viola que cambian por completo la estructura externa de los MX, siendo algo más notables aún con las keycaps puestas, lo que le da un estilo adicional a la estética general del teclado. Estos nuevos interruptores, a su vez, ofrecen una experiencia lumínica mucho más interesante que los anteriores, brindando un brillo agresivo no solo en el fondo de la tipografía de cada tecla, sino también en su entorno. Si bien este modelo no cuenta con teclas multimedia dedicadas, como los modelos de mayor gama, todas las mismas funciones se pueden acceder mediante la tradicional tecla FN, que además permite explorar los 11 efectos RGB predeterminados a nivel hardware.

En cuanto a los switches Cherry Viola hay que mencionar que se han desarrollado buscando abaratar los costos de los tradicionales Cherry MX para encontrar un punto medio en donde la gente no tenga que decidirse por teclados de membrana para ahorrar unos pesos. La construcción de estos switches está basada en la idea de fabricar menos partes para armarlos, ya que son tan solo 4 en vez de las 8 que forman al MX, por lo que la experiencia puede llegar a variar (en teoría) pero es bastante difícil reconocer las diferencias al utilizarlos.

Más en detalle, este nuevo interruptor utiliza un sistema de contacto de bronce con resorte y en forma de V, y está contenido en una carcasa de precisión hecha de un polímero plástico con ocho pilares. La tolerancia de ingeniería del nuevo interruptor es inferior a 0.01 mm, lo que ayuda a garantizar pulsaciones sin tambaleo, una sensación de solidez y una mayor precisión de escritura. Como se puede observar en las imágenes, el interruptor utiliza un enchufe POM, por lo que está montado en un marco y no requiere soldadura.

Para que se den una idea los que ya han tenido switches Cherry MX, estos Viola son similares a los Red en cuanto a la sensación de presión lineal (ambos con una distancia total de recorrido de 4 mm y una fuerza de actuación de 45 cN), sin el característico salto de los Blue a mitad de camino, y por otro lado, prometen una velocidad de reinicio mayor que la de los MX. En la práctica, debido a su mecanismo simplificado, estos switches son un tanto más ruidosos que sus hermanos más caros, pero suman a la experiencia mecánica que muchos usuarios buscan al dejar el mundo de las membranas.

En cuanto al rendimiento en videojuegos, al no requerir de demasiada fuerza para ser activados, ofrecen una experiencia más liviana al tener apretadas las teclas en situaciones de movimiento, y gracias a el sistema de presión lineal y su rápido reseteo, proponen un tiempo de respuesta mucho mayor sin necesidad de apretar fuertemente cada tecla para obtener un registro. Demás está decir que el K60 RGB Pro SE cuenta con la tradicional tecnología de n-key rollover y anti-ghosting.

Y ya que estamos, aprovechamos este análisis para hablar de las bondades del nuevo software iCue 4 que Corsair ha preparado para todos sus dispositivos, presentando cambios fundamentales en sus paneles de configuración, y expandiendo algunas buenas ideas.

Quizá lo más importante es la posibilidad de reasignar cualquier tecla del dispositivo a una función diferente, que puede ser un tipeo en particular, el cambio de idioma del sistema operativo inmediato, acciones del mouse (si, en una tecla), shortcuts de combinación de teclas, bloques de textos para pegar, activación de software multimedia, lanzamiento de aplicaciones y macros. Es el sistema de asignaciones de teclas más profundo que hemos visto en toda la industria, y no solo funciona a través del software, sino que también a nivel hardware (excepto la posibilidad de iniciar aplicaciones), lo que permite llevar el teclado a cualquier otro sistema sin perder estas prestaciones.

Todo este profundo nivel de personalización “tecla por tecla” da lugar a una ventaja que antes teníamos solo con aplicaciones dedicadas que nos permitían reconfigurar en su totalidad a un teclado secundario para utilizar como panel de control para el trabajo de producción de quienes utilizan herramientas como After Effects, Corel Draw o cualquier otro software que requiera de una alta cantidad de combinaciones especiales para agilizar su trabajo. De esta forma podríamos tener un teclado solo para entrada de texto y el otro lleno de shortcuts y macros que nos simplificarán la vida laboral en gran medida.

El resto de las modificaciones de esta nueva iteración del software son, más que nada, visuales, con algunos agregados de calidad de vida para que podamos armar las configuraciones de manera más práctica, como se puede ver en los presets de selección de teclas para determinar colores por zonas tradicionales, como WASD, las teclas de cursor o el teclado numérico.

Para finalizar hay que decir que el K60 RGB Pro SE es, sin dudas, una gran revisión del K60 original, con trucos nuevos en favor de abaratar costos, y finalmente ofreciendo una experiencia RGB completa para quienes buscan algo simple (sin teclas macro ni multimedia) y a un precio accesible.

El K60 RGB Pro SE se vende por u$s 99.99 en Amazon al igual que su versión Low Profile pero sin reposamuñecas, mientras que su versión no SE (sin reposamuñecas) se vende por u$s 9.99 menos (u$s 89.99). En Argentina, la versión K60 RGB Pro se puede conseguir por $11.000 y probablemente la versión SE costaría unos $1.000 más en caso de llegar en algún momento al país. Este precio está por debajo del HyperX Alloy Origins RGB que se vende aquí por $13.260 y cuenta con prestaciones similares.

La construcción de gran calidad a la que nos tiene acostumbrados la marca alcanza nuevos niveles con la implementación de los modernos switches Viola y el reemplazo de la placa inferior, aunque también quedan algunas cosas por revisar como la rigidez del cable, que seguramente al reemplazarlo por algo mejor no se debería encarecer demasiado al producto final. Muy recomendado para quienes buscan eficiencia sin complicaciones.

Este review fue realizado con un sample proporcionado por Corsair Latinoamérica.

Teclado Corsair K60 RGB PRO SE - Review
Diseño80%
Construcción90%
Prestaciones85%
Precio80%
Lo bueno:
  • La efectividad del K60 llega a un nuevo nivel.
  • Los nuevos switches Cherry Viola.
  • Minimalismo de buen gusto.
Lo malo:
  • El cable de conexión extremadamente rígido.
  • Un tanto ruidoso.
85%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
92%