En abril del 2021, People can Fly y Square Enix lanzaron al mercado el Outriders, un shooter en tercera persona que fue recibido de manera positiva tanto por la crítica (nosotros le pusimos 8.5) como por los usuarios, alcanzando 112 mil usuarios simultáneos en Steam en el día de su lanzamiento y 3.5 millones de usuarios entre todas las plataformas en su primer mes. Sin embargo, la falta de contenido periódico hizo que la base de usuarios poco a poco fuera decayendo en todas las plataformas, lo cual obligó a Square Enix a ponerlo en Game Pass para PC y Xbox en octubre del 2021. En noviembre del mismo año, People can Fly lanzó la actualización gratuita New Horizon, que trajo varios cambios y mejoras, pero no tantas como los jugadores esperaban.

Ahora, a nueve meses del lanzamiento de New Horizon, Outriders finalmente recibe la expansión Worldslayer, que agrega una nueva campaña que continúa la narrativa del juego base, una abundante cantidad de armas y armaduras junto con nuevos modificadores, los objetos apocalípticos que traen una tercera modificación para seguir profundizando las builds, un modo endgame nuevo y, por último, pero no menos importante, los Puntos Pax y los Puntos de Ascensión que nos permiten personalizar aún más nuestro personaje. Todo lo mencionado anteriormente quizás parezca suficiente para ganarse el nombre de expansión, pero por 40 dólares Worldslayer difícilmente se puede catalogar como tal, y pasamos a explicar por qué.

Como mencionamos anteriormente, la historia de Worldslayer continua directamente donde la dejó el juego base luego de que lográramos que la Flores (la nave espacial en la que la gente de la tierra llegar a Enoch) inicie el lanzamiento de la cápsulas de escape con gente y suministros. Nuestro personaje estuvo ocupado recuperando dichas cápsulas hasta que Zahedi descubrió que se acercaba una tormenta como nunca habían visto y que iba a destruir todo a su paso. Con este pronóstico apocalíptico nos embarcamos en una travesía de ocho misiones para encontrar un lugar donde los humanos puedan vivir a salvo de la anomalía, pero la líder de los rebeldes y la principal antagonista de esta expansión, Ereshkigal, hará todo lo posible para que no lo logremos.

La duración de la campaña depende mucho en que “Apocaliptic Tier” (antes llamado World Tier) estemos jugando. Si jugamos Worldslayer en niveles bajos en 2 o 3 horas se puede completar tranquilamente, mientras que si buscamos un desafío mayor podremos tardar entre 5 a 6 horas. Lamentablemente, la campaña no agrega ninguna misión secundaria nueva, lo único novedoso que podremos encontrar son algunos enemigos adicionales (que no sobresalen de ninguna manera), aunque las peleas contra los jefes sí están bien elaboradas y son bastante entretenidas.

Como todos sabemos la progresión en un looter shooter se encuentra en los ítems que vayamos obteniendo y las clases o builds de nuestros personajes. Para mejorar este avance, People Can Fly integró las armas y armaduras apocalípticas que agregan un lugar nuevo para una tercera modificación que no puede ser alterada, además de los nuevos mods que nos permiten mejorar aún más nuestro personaje. Ahora, para que la progresión se sienta gratificante, se introducen los Puntos de Ascensión y los Puntos Pax. Los primeros funcionan de la misma manera que el Sistema de Paragón de Diablo III, en el que subiremos niveles (un máximo de 200) y por cada uno alcanzado obtendremos un punto que podremos utilizar para subir un atributo en particular de nuestro personaje como vida, defensa, daño, etc.

Mientras que los puntos Pax los iremos consiguiendo a medida que avancemos en la historia y estos, al igual que los de Ascensión, son pasivos que tienen la particularidad de aumentar de manera significativa la diversidad de nuestra build. Para que se comprenda mejor, un ejemplo sería la clase Devastador que tiene un pasivo que aplica sangrado a los enemigos con sus disparos, que es ideal para combinar con varias habilidades y mods que se activan cuando los enemigos están sangrando, o incluso mueren sangrando (como el mod Cargador Vampírico que devuelve un 40% de la munición de tu cargador).

Los aspectos más negativos y llamativos de Worldslayer es que el límite de nivel sigue siendo 30 y que no han agregado ninguna clase nueva. A esto se le suma el hecho de que las habilidades activas siguen siendo tres, y tampoco se han agregado otras adicionales. Estos agregados básicos que la mayoría de las expansiones tienen, pero que la de Outriders en particular no lo han hecho, y en última instancia es un tanto decepcionante considerando su costo.

La otra porción de contenido que se agregó en Worldslayer son los Trials of Tarya Gratar. Estas pruebas funcionan como contenido endgame en el que tendremos que avanzar a través de una serie de escenarios en el que seremos asediados por hordas de enemigos. Cada vez que terminemos una pantalla podremos elegir para dónde queremos ir. Acá podremos encontrar salas que tienen loot predeterminado como solo botas o solo armaduras, y cuando avancemos por el sendero principal también encontraremos salas con jefes. Hay un total de 11 escenarios (6 principales, los cuales cuentan con 3 jefes) mientras que las 5 restantes son opcionales. Debajo pueden ver una imagen general del diseño de estas pruebas.

Las peleas contra los jefes es lo único que podemos rescatar de este modo ya que en general están muy bien logradas, pero el resto del contenido al poco tiempo resulta por demás de genérico y monótono. Esto se podría haber remediado si People Can Fly hubiera desarrollado un sistema de generación procedural para brindar escenarios aleatorios en cada partida, en vez de presentar salas con diseño (y enemigos y/o jefes) que son mayormente invariables. Ni siquiera el tipo de loot cambia periódicamente o de lugar entre sala y sala, siempre es el mismo tipo, y la rotación de cualquiera de estos elementos se podría haber implementado para incentivar o ayudar al jugador a obtener el ítem deseado.

En pocas palabras, las Pruebas de Tarya Gratar son básicamente un reemplazo o sinónimo de las Expediciones de Outriders (que son más cortas), las cuales no han recibido contenido adicional en esta expansión ni el juego base desde hace ya bastante tiempo. Probablemente se agreguen más escenarios y diversidad de loot y enemigos a las Pruebas con el tiempo, pero por el momento su contenido es escueto, repetitivo y poco satisfactorio. Cada uno de los tres jefes va subiendo un nivel a medida que los enfrentamos, pero el loot que este arroja sigue siendo del mismo nivel que nuestro personaje, lo cual tampoco ayuda a querer terminar un run por completo.

Sin mucho más para agregar, con Worldslayer, People Can Fly intentó construir una continuación para la narrativa de Outriders con algunos agregados, pero falló en la cantidad y calidad de contenido de casi todo lo que la esta expansión tiene para ofrecer. Corta y con un endgame que aburre bastante rápido, lo único destacable son los puntos Pax junto con los nuevos ítems apocalípticos que permiten mejorar y personalizar nuestro personaje con diferentes builds. El resto de los elementos incorporados son mecánicas un tanto comunes que tendrían que haberse agregado al juego base, tales como los puntos de Ascensión, que es lo que hizo Blizzard con Diablo III y el Sistema de Paragón. Es un tanto aberrante que Square Enix cobre 40 dólares )o su equivalente regional) por este contendió que fácilmente podría pasar por DLC en vez de una expansión si consideramos su elevado precio. Así que sin importar cuánto hayan disfrutado del juego base, tengan amigos para jugar esta expansión, y dispongan del dinero para comprarla, sigue siendo una cuota de contenido que no supone un cambio radical como lo debería hacer una expansión de u$s 39.99, que en realidad no tendría que salir u$s 20 (como mucho). Puede darnos varias horas de entretenimiento si apuntamos a un build muy hardcore, pero aún así su relación costo-contenido simplemente no lo vale.

Este análisis fue realizado con una copia de prensa proporcionada por Square Enix.

OUTRIDERS: WORLDSLAYER - Review
Historia60%
Gameplay70%
Gráficos85%
Música y Sonidos70%
Multiplayer80%
Lo bueno:
  • Continúa la narrativa principal.
  • Las nuevas armas y piezas de armadura.
  • El sistema de habilidades pasivas "PAX".
Lo malo:
  • Corta duración.
  • Endgame monótono y aburrido.
  • Precio elevado con relación a su contenido.
65%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
67%

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.