El pasado 12 de agosto, tuvimos el agrado de presenciar un pre-brief de Activision en donde se dieron los primeros detalles sobre Call of Duty: Vanguard, la próxima entrega de la serie del popular shooter de los estudios del publisher, que en esta oportunidad está siendo desarrollado una vez más por Sledgehammer Games, los creadores de Call of Duty: Advanced Warfare y Call of Duty: WWII.

Si bien teníamos nuestras dudas sobre Vanguard considerando que WWII no fue exactamente un Call of Duty muy popular, sumado a que lo hará el mismo estudio, la presentación de Vanguard que mostró gameplay tanto de la porción single-player como del multiplayer, nos dejó realmente boquiabiertos y con un hype por las nubes en todo sentido.

En primer lugar, fuimos testigos de una de las misiones de la campaña para un jugador, protagonizada por el sargento Arthur Kingsley, uno de los cuatro operadores que forman la Fuerza Operativa 1, que es asimismo la que dio el puntapié inicial para la creación de las Fuerzas Especiales (p Comandos) de la Segunda Guerra Mundial. Dicha misión toma lugar la noche anterior al Día D durante la Operación Tonga, pudiendo observar cientos de aviones atacando, estrellándose entre sí y cayendo de los cielos en llamas mientras intentan destruir las defensas antiaéreas enemigas de los diferentes sectores de la playa de Normandía.

Más allá de todo el espectáculo cinemático previo al comienzo del gameplay propiamente dicho, nos llamó la atención que esta misión en particular, se mostraba con una fórmula completamente diferente a todo lo que hemos visto en un Call of Duty previamente. El gameplay se exhibía con un nivel de realismo e inmersión nunca antes visto en la serie, requiriendo un enfoque más sigiloso y con mucha tensión de por medio. Por momentos, parecía más como survival de terror que otra cosa, complementadas con escenas scriptadas con un nivel de producción digno de las más aclamadas películas de este emblemático conflicto bélico. Imaginense la misión All Ghillied Up de Call of Duty 4 (protagonizada por el teniente Price y el capitán MacMillan), pero con un nivel de autenticidad y suspenso que, en pocas palabras, está básicamente a otro nivel tanto en gameplay como en gráficos.

Todo estuvo potenciado por el motor gráfico de Modern Warfare desarrollado por Infinity Ward (el cual seguramente ha recibido mejoras), brindando un apartado audiovisual sin precedentes para los shooters en primera persona. Si bien la dispersión subsuperficial de la luz (subsurface scattering) en los árboles y la iluminación mediante ray tracing (en linternas y disparos de defensas antiaéreas) fueron los aspectos que más nos llamaron la atención en primera instancia, las animaciones de recarga y los gestos de las manos del personaje, como también las animaciones de los disparos, los movimientos de los enemigos y sus violentas muertes, sentando un nuevo precedente en el género de los FPS.

El nivel de fotorrealismo en los interiores y la sensación de película gracias al gran detalle de partículas volumétricas de humo, tierra y otros efectos, que se complementan de manera majestuosa con la iluminación, hicieron que esta misión se sintiera indudablemente como algo de próxima generación, elevando la vara como nunca lo había hecho antes un estudio de Activision en la serie Call of Duty.

Pero más allá de esa misión en particular, Vanguard, al igual que los previos Call of Duty, contará con cuatro personajes divididos en los cuatro principales teatros frentes de la sangrienta guerra. Todas estas famosas individualidades inspiradas en historias de soldados reales, fueron lo que dio nacimiento a una clase de narrativa que, según Sledgehammer, será la más conectada de toda la franquicia.

Estos cuatro personajes que detallaremos a continuación, también serán los protagonistas del multiplayer con sus propias ventajas y desventajas que por el momento desconocemos, pero probablemente tengan habilidades activas/pasivas similares a las de Call of Duty: Black Ops IIII. Ellos son:

  • Inspirado en el veterano de guerra Sidney Cornell, en el Frente Occidental tenemos al Sargento Arthur Kingsley de la 9va División del Regimiento De Paracaídas Británico, quién a su vez es el líder Fuerza Operativa 1.
  • En el Frente Oriental se encuentra la Teniente Polina Petrova de la 138° División de Fusileros del Ejército Rojo. Petrova está inspirada en la francotiradora Lyudmila Pavlichenko, quién fue conocida como Lady Death en la Segunda Guerra Mundial tras haber eliminado 309 soldados alemanes con el famoso Mosin-Nagant, convirtiéndose en la francotiradora mujer con más muertes de la historia.
  • El Capitán Wade Jackson del Escuadrón de Reconocimiento Seis, es un piloto norteamericano reconocido por sus inusuales hazañas en la batalla de Midway en la Guerra del Pacífico. Jackon está inspirado en Vernon “Mike” Micheel, conocido como el héroe de Midway por haber hundido dos portaaviones japoneses.
  • En la campaña del Norte de África se encuentra el subteniente Lucas Riggs del 20° Batallón australiano. Riggs está inspirado en la historia de Charles Upham, un miembro de las Ratas de Tobruk, un grupo especializado en cortar las líneas de suministro y en definitiva vencer al Zorro del Desierto en la Batalla de El Alamein.

Estos cuatro héroes de guerra luego son enviados a Berlín en la campaña single-player como la Fuerza Operativa 1, pero también tienen un rol importante en el multiplayer, el cual contará en su lanzamiento con un total de 20 mapas, incluyendo 16 principales que serán para los modos clásicos 6v6 y cuatro para el modo 2v2. Además, habrá un nuevo modo rápido llamado Champion Hill con un mapa único, pero por el momento no podemos dar detalles.

Por supuesto, el multiplayer, como es costumbre, no tendrá el mismo nivel gráficos que el single-player, pero si contará con un sistema de destrucción de entornos reactivo al estilo Rainbow Six Siege (o inclusive superior), en el que se romperán objetos, paredes y puertas, entre otras cosas, lo cual afectará el gameplay drásticamente al tener que reevaluar el campo de batalla al respawnear, sobre todo en los modos más tácticos o por rondas.

Además de todo lo mencionado, el multijugador verá el regreso de la Armería (Gunsmith), como también nueva balística personalizada, diferentes tipo de munición, y nuevos ritmos de combate que escalarán hasta enfrentamientos más tácticos, ya sea al principio o al final de las partidas según el modo de juego que estemos jugando. En las opciones del menú de quickplay podremos configurar el ritmo de juego que queremos jugar con tres diferentes filtros (táctico, estándar y blitz), en los cuales los enfrentamientos serán más, o menos pausados, y la cantidad de jugadores variará según el tamaño máximo de jugadores permitido por el mapa. Podremos crear playlists con diferentes mapas y ritmos de juego.

 Por otro lado, podremos apoyar el arma en ciertos lugares como en Modern Warfare (contrario a Black Ops Cold War) y deslizarnos en diferentes superficies tanto verticales como horizontales. Además, habrá un nuevo sistema de cobertura que nos permitirá disparar estando escondidos y transicionar de manera fluida al bajar la mira mientras el arma está montada.

Para complementar el paquete de Call of Duty de este año aún más, el modo Zombies regresará una vez más y Treyarch está a cargo del desarrollo, lo cual tiene sentido considerando que el estudio es más reconocido por este modo que el multiplayer propiamente dicho. Este será el primer crossover de Call of Duty Zombies para la franquicia ya que Vanguard se conecta con la historia de Call of Duty: Black Ops Cold War Zombies, brindando una nueva conexión para los jugadores de Call of Duty. Los fans podrán sobrevivir al implacable ataque de los muertos vivientes en una nueva y escalofriante experiencia de Zombies que proporciona continuidad desde el punto de vista del lore mientras innova en el bucle principal de su jugabilidad.

Al igual que Modern Warfare y Black Ops Cold War, Vanguard se integrará en Warzone no solo nuevas armas y operadores, sino también con un nuevo mapa que está siendo desarrollado por Raven Studios. Otro punto a destacar será la adición del nuevo sistema anti-trampas multifacético, que se estrenará en ambos juegos. Después del lanzamiento, Vanguard, junto con Warzone, ofrecerá un calendario masivo de contenido gratuito con nuevos mapas, modos, listas de partidas, eventos por tiempo limitado y eventos de temporada, así como celebraciones para comunidad y más.

La banda sonora está a cargo de Julian “Bear” McCreary, el reconocido compositor responsable de la OST de God of War (2018) y varias series incluyendo The Walking Dead, Outlander, Battlestar Galactica, The Walking Dead, Agents of S.H.I.E.L.D., Da Vinci’s Demons, Black Sails y Outlander, entre otras. McCreary comentó que la banda sonora de Vanguard cuenta con melodías que comienzan con pequeños grupos de cuerdas (con instrumentos como violines y chelos) para expresar una sensación de pavor y urgencia, en vez de contar con la típica música de Segunda Guerra Mundial con trompetas y plantillas. Dado que todos los personajes son diferentes y están ubicados en diferentes frentes de la guerra, cada uno contará con música acorde a los escenarios y su personalidad, con melodías crudas que exponen la vulnerabilidad y la humanidad de estos héroes. El compositor agrega que el tema principal del juego (del cual escuchamos un fragmento y es espectacular), cuenta con un nivel de ambigüedad que oscila entre el heroísmo, pero no sin olvidarse del peligro y el pánico que este conlleva.

En pocas palabras, Call of Duty: Vanguard, contrario a Battlefield V, parece que marcará un antes y un después en cuanto a fidelidad visual y realismo en cuanto a su porción single-player y multiplayer, que incluirá como siempre una tonelada de contenido ya sea con los modos clásicos de siempre y algunos nuevo como Champion of the Hill, el nuevo crossover de zombies con Black Ops Cold War desarrollado por Treyarch, y un nuevo mapa para Warzone creado por Raven. Todo esto, con las mejoras realizadas gráficas al motor, además del nuevo sistema de destrucción reactivo, harán que el multiplayer de Call of Duty se sienta revitalizado como nunca antes en la franquicia.

Call of Duty: Vanguard está programado para su lanzamiento en PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox Series X | S, Xbox One y PC a través de Battle.net a partir del 5 de noviembre. El port para esta última está siendo desarrollado por Beenox, quienes previamente hicieron o colaboraron con varios ports de títulos de Activision para PC.